Base material de la edad de oro de Bohemia

Base material de la edad de oro de Bohemia

En una visita reciente a Praga, me impresionó mucho la belleza de la ciudad y la cantidad y esplendor de sus lugares históricos, como el Castillo de Praga, el Puente de Carlos (un poco más lejos, el Castillo de Karlštejn), sus numerosas torres de piedra y detalles encantadores como como las omnipresentes calles adoquinadas.

La extraordinaria riqueza en exhibición me recordó mucho a Sevilla, España, que también posee, por ejemplo, poderosos palacios de la nobleza y una enorme catedral. Para Sevilla la principal fuente de su extraordinaria riqueza histórica parece clara: su ubicación es donde se descargaban los cargueros transoceánicos de las colonias sudamericanas en el río Guadalquivir y donde, por tanto, se ganaba y se gastaba mucho dinero durante el Siglo de Oro de Sevilla. .

Muchos sitios históricos destacados en Praga se remontan de manera similar a la Edad de Oro de Bohemia que comenzó con el reinado de Carlos IV (1316-1378), emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y rey ​​de Bohemia. Me pregunto qué provocó la Edad de Oro en general en este caso. Los checos son un pueblo emprendedor y en Carlos IV tenían un gobernante ilustrado, pero supongo que todavía debe haber algunos fundamentos económicos, tal vez en forma de materias primas o nuevas artesanías específicas de la región, que permitieron al rey y al pueblo para catalizar su propia Edad de Oro, que todavía brilla hoy.

Entonces, ¿cuál fue la base material de la Edad de Oro de Bohemia?


Mi respuesta solo se insinúa en la siguiente pieza. http://en.wikipedia.org/wiki/Charles_I_of_Bohemia

Pero hay una línea clave que dice que Bohemia escapó de la Peste Negra que afectó a gran parte del resto de Europa. Eso sería suficiente para atraer "capitales de fuga" del resto de Europa en busca de un "refugio seguro" de las zonas afectadas. Bohemia parece ser la beneficiaria de tal fenómeno. Además del hecho de que sus reyes de la época fueron considerados en general como excepcionalmente sabios (a la manera del rey Salomón). Ese es otro atractor de capital de inversión, incluso hasta el día de hoy.


Mientras Kutná Hora producía plata, no creo que este producto o cualquier otro producto (y seguramente ninguno robado de una colonia, las colonias en realidad no existían) fuera el principal impulsor de la gloria de la Era Dorada, aunque el Obviamente, la plata era necesaria para nuestra moneda fuerte, el Groschen de Praga (imagen de abajo). Las verdaderas razones fueron organizativas y políticas, creo, y el carácter del desarrollo económico fue moderno y diverso.

Carlos IV (1316-1378) es considerado por los checos como el gobernante más estelar de nuestra historia feudal, debido al poder que trajo al reino checo y que nunca se repitió del todo, aunque Rodolfo II, quien también gobernó desde Praga (pero no fue ' t bastante checo ...) estuvo cerca (especialmente cuando se trata de su apoyo a las artes y las ciencias, algo en lo que Praga seguramente ha perdido todo su prestigio después de Rodolfo II).

Hay que entender que no era solo un rey checo. Desde 1355, también fue un único emperador indiscutible del Sacro Imperio Romano Germánico (fue un emperador en disputa, un emperador de facto, durante muchos años antes de eso) y durante su reinado, creo que todo el reinado, Praga fue la capital de todo el Sacro Imperio Romano Germánico. Imperio.

Esto marca la diferencia porque el Imperio Romano ha sido la marca tradicional para el tipo moderno de riqueza. Puede apreciar cuánto se ha beneficiado Viena de ser la capital de la monarquía austriaca durante muchos siglos. Del mismo modo, Bruselas puede tener una ventaja adicional al ser la capital de la confederación conocida como la UE: muchos negocios giran en torno a los políticos y administradores. Sin embargo, ser una capital del Sacro Imperio Romano Germánico podría haber sido un asunto aún mayor. Supongo que algunos "impuestos" llegaban a Praga desde todo el imperio.

Varias fueron las causas accidentales que hicieron posible esta posición privilegiada de Bohemia. Sin embargo, Carlos IV mejoró la influencia política de Bohemia mediante varios actos en su mayoría pacíficos, especialmente actos como matrimonios inteligentes. Para su Bohemia, donde era rey y que, por tanto, era el "núcleo" del Sacro Imperio Romano, adquirió muchos territorios inusuales en Alemania del Este, grandes porciones de la actual Polonia y otros lugares. En un momento, Bohemia casi tuvo acceso al Mar Báltico (vea el mapa a continuación), y así sucesivamente. Asegúrese de que a lo largo de la mayor parte de nuestra historia, no pudimos considerarnos maestros coloniales expansionistas de ningún tipo, por lo que esta era excepcional nos llena de cierto orgullo (bueno, al igual que las guerras husitas un siglo después: los husitas son admirados incluso por muchos checos conservadores aunque eran esencialmente comunistas, terroristas y herejes combinados en uno).

Tenga en cuenta que Berlín era una de las ciudades del reino checo y todas las ciudades principales han tenido nombres checos agradables y suaves.

Internamente, Carlos IV fue un gran administrador. Especialmente en Praga, sabía cómo apoyar la construcción de nuevos edificios e infraestructura que fuera significativa y rentable para el reino en su conjunto. Fundó la Universidad Charles [él mismo] en 1348, construyó el barrio de la Ciudad Nueva, el Puente de Carlos, las etapas iniciales de la Catedral de San Vito, el Castillo Karlštejn y otras cosas. Praga pasaría de ser una diócesis a un arzobispado. A menudo declaraba concursos, me refiero a licitaciones, quién es capaz de construir algo rápidamente. Los mercados se gestionaban de forma activa y el momento oportuno era importante.

Es plausible que el clima fuera más amigable, es decir, más cálido, también en ese momento (el llamado Período Cálido Medieval). Puede haber ayudado, aunque es difícil decidirlo o cuantificarlo. Carlos IV cambió Bohemia a "bebedores de vino" y el vino debe haberse cultivado de forma rutinaria incluso en lugares de Bohemia como la propia Praga (tenga en cuenta que hay un barrio "Vinohrady" = "viñedos" fundado por Carlos IV allí) donde parece inverosímil hoy . Por supuesto, uno no puede estar seguro de si sabía realmente bien y si era lo suficientemente dulce. También hubo algunas políticas proteccionistas contra los importadores de vino. El 10% del vino vendido fue para el propietario y cada bodega tuvo que enviar 30 litros también al rey. ;-)

Praga era la segunda ciudad europea más grande en ese momento y, en términos relativos, al reino le estaba yendo muy bien. No estoy seguro de si la Era Dorada fue tan sobrenaturalmente dorada en el sentido absoluto como para que uno tuviera que buscar alguna causa material particular de ella.


La mejor respuesta a la pregunta que he podido plantear hasta ahora apunta a la minería de plata, p. en Kutná Hora, otro bien declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en la República Checa, de los siglos XIII y XIV ("Por lo tanto, Kutná Hora se considera con razón el tesoro de la tierra cuya riqueza dio fuerza a la expansión del Reino de Bohemia ").

Recuerdo haber leído a David Graeber sobre que "hubo un repentino estallido de la minería de plata en Sajonia y el Tirol" en la década de 1460 (la mayor parte de la cual finalmente se enviaría a China). Esas dos regiones no experimentaron la propia Edad de Oro que yo sepa, por lo que podría sugerir que la minería de plata es, en el mejor de los casos, una condición necesaria pero no suficiente para la Edad de Oro de Bohemia. (Por otro lado, creo que ambas regiones también eran parte del Sacro Imperio Romano Germánico en el momento en que Praga se convirtió en su capital con la elección imperial de Carlos IV).


10 rumores sórdidos de la edad de oro de Hollywood

Puede ser conocida como la Ciudad de los Ángeles, pero los rumores sucios aún corren desenfrenados en Los Ángeles. Las historias sórdidas y los escándalos susurrados alcanzaron su punto álgido en la edad de oro de Hollywood, cuando la moral pública puritana enmascaraba los asuntos ocultos y la sexualidad desenfrenada de las estrellas. Desde un actor principal amante de las heces hasta una estrella de la pantalla grande que murió en circunstancias misteriosas, tenemos 10 de los rumores más sucios para adornar los libros de historia de Hollywood y rsquos.


La economía holandesa en la Edad de Oro (siglos XVI al XVII)

En poco más de cien años, las provincias del norte de los Países Bajos pasaron de la relativa oscuridad como primos pobres de las industriosas y muy urbanizadas provincias del sur de los Países Bajos de Flandes y Brabante al pináculo del éxito comercial europeo. Aprovechando una base agrícola favorable, los holandeses lograron el éxito en la industria pesquera y el comercio de transporte en el Báltico y el Mar del Norte durante los siglos XV y XVI antes de establecer un imperio marítimo lejano en el siglo XVII.

La economía de los Países Bajos hasta el siglo XVI

En muchos aspectos, la República Holandesa del siglo XVII heredó los éxitos económicos de los Países Bajos de Borgoña y Habsburgo. Durante siglos, Flandes y, en menor medida, Brabante habían estado a la vanguardia de la economía europea medieval. Una industria textil autóctona estuvo presente en todas las áreas de Europa en el período medieval temprano, pero Flandes fue el primero en desarrollar la industria con gran intensidad. Una tradición de fabricación de telas en los Países Bajos existió desde la antigüedad cuando los celtas y luego los francos continuaron una industria textil activa aprendida de los romanos.

A medida que crecía la demanda, la producción textil temprana se trasladó de sus orígenes rurales a las ciudades y se había convertido, en el siglo XII, en una industria esencialmente urbana. La lana nativa no podía satisfacer la demanda y los flamencos importaban lana inglesa en grandes cantidades. El producto de alta calidad resultante tuvo una gran demanda en toda Europa, desde Novgorod hasta el Mediterráneo. Brabant también alcanzó una posición importante en la industria textil, pero solo alrededor de un siglo después de Flandes. En el siglo XIII, el número de personas que se dedicaban a algún aspecto de la industria textil en el sur de los Países Bajos era superior al total que se dedicaba a todas las demás artesanías. Es posible que este énfasis en la fabricación de telas fuera la razón por la que las ciudades flamencas ignoraron la emergente industria del transporte marítimo que finalmente fue dominada por otras, primero la Liga Hanseática Alemana y luego Holanda y Zelanda.

A fines del siglo XV, Amberes en Brabante se había convertido en la capital comercial de los Países Bajos, ya que los comerciantes extranjeros acudían a la ciudad en gran número en busca de los productos de alto valor ofrecidos en las ferias de la ciudad. Pero las telas tradicionales fabricadas en Flandes habían perdido su atractivo para la mayoría de los mercados europeos, especialmente cuando los ingleses comenzaron a exportar telas de alta calidad en lugar de las materias primas de las que dependía la industria textil flamenca. Muchos productores textiles recurrieron a las & # 8220 nuevas cortinas & # 8221 más ligeras y baratas. A pesar de las medidas proteccionistas instituidas a mediados del siglo XV, la tela inglesa encontró una salida en los florecientes mercados de Amberes. A principios del siglo XVI, los portugueses empezaron a utilizar Amberes como salida para sus importaciones de pimienta y especias asiáticas, y los alemanes continuaron trayendo allí sus productos metálicos (cobre y plata). Durante casi cien años, Amberes siguió siendo la capital comercial del norte de Europa, hasta que intervinieron los acontecimientos religiosos y políticos de las décadas de 1560 y 1570 y la revuelta holandesa contra el dominio español derrocó el dominio comercial de Amberes y las provincias del sur. A los pocos años de la caída de Amberes (1585), decenas de comerciantes y, en su mayoría, artesanos calvinistas huyeron del sur en busca de la relativa seguridad del norte de los Países Bajos.

El éxodo del sur sin duda se sumó a la ya creciente población del norte. Sin embargo, al igual que Flandes y Brabante, las provincias del norte de Holanda y Zelanda ya estaban pobladas y muy urbanizadas. La población de estas provincias marítimas había ido creciendo constantemente a lo largo del siglo XVI, quizás triplicándose entre los primeros años del siglo XVI y alrededor de 1650. Las provincias del interior crecieron mucho más lentamente durante el mismo período. No fue sino hasta el siglo XVIII, cuando los Países Bajos en su conjunto enfrentaron fortunas en declive, que las provincias del interior comenzaron a igualar el crecimiento del núcleo costero del país.

Agricultura holandesa

Durante el siglo XV, y la mayor parte del siglo XVI, las provincias del norte de los Países Bajos eran predominantemente rurales en comparación con las provincias del sur urbanizadas. La agricultura y la pesca formaron la base de la economía holandesa en los siglos XV y XVI. Una de las características de la agricultura holandesa durante este período fue su énfasis en la cría intensiva de animales. El ganado holandés estaba excepcionalmente bien cuidado y los productos lácteos formaban un segmento importante del sector agrícola. Durante el siglo XVII, cuando la población urbana holandesa experimentó un crecimiento espectacular, muchos agricultores también recurrieron a horticultura abastecer de hortalizas a las ciudades.

Parte del impulso para la producción animal provino del comercio de ganado para sacrificio de Dinamarca y el norte de Alemania. Holanda era un área ideal para la alimentación y el engorde de ganado antes de su eventual sacrificio y exportación a las ciudades de las provincias del sur. El comercio de ganado de matadero se expandió aproximadamente de 1500 a 1660, pero las medidas proteccionistas de las autoridades holandesas que querían fomentar el engorde de ganado criado en casa aseguraron una contracción del comercio internacional de ganado entre 1660 y 1750.

Aunque la agricultura constituía el segmento más grande de la economía holandesa, la producción de cereales en los Países Bajos no pudo satisfacer la demanda, especialmente en el siglo XVII, ya que la migración desde las provincias del sur contribuyó al aumento de la población. Las provincias de los Países Bajos habían dependido tradicionalmente de los cereales importados del sur (Francia y las provincias de Valonia) y cuando las malas cosechas interrumpieron el flujo de cereales del sur, los holandeses empezaron a importar cereales del Báltico. Las importaciones de cereales del Báltico experimentaron un crecimiento sostenido desde mediados del siglo XVI hasta aproximadamente 1650, cuando la depresión y el estancamiento caracterizaron el comercio de cereales hasta el siglo XVIII.

De hecho, el comercio de cereales del Báltico (ver más abajo), una importante fuente de empleo para los holandeses, no solo en el transporte marítimo sino también en la manipulación y el almacenamiento, se caracterizó como el & # 8220 comercio de la madre & # 8221. En su reciente libro sobre el comercio de cereales del Báltico, Mijla van Tielhof definió el & # 8220mother trade & # 8221 como el comercio más antiguo y sustancial con respecto a barcos, marineros y productos básicos para las provincias del norte. A largo plazo, el comercio de cereales del Báltico dio lugar al transporte marítimo y al comercio en otras rutas, así como a las industrias manufactureras.

Pesca holandesa

Junto con la agricultura, la industria pesquera holandesa formó parte de la base económica del norte de los Países Bajos. Al igual que el comercio de cereales del Báltico, también contribuyó al surgimiento de la industria naviera holandesa.

La columna vertebral de la industria pesquera era la pesquería de arenque del Mar del Norte, que estaba bastante avanzada e incluía una forma de barco & # 8220factory & # 8221 llamado bus de arenque. El autobús del arenque se desarrolló en el siglo XV para permitir que la captura de arenque se procesara con sal en el mar. Esto permitió que el barco arenque permaneciera en el mar más tiempo y aumentó el alcance de la pesca del arenque. El arenque era un producto de exportación importante para los Países Bajos, en particular a las zonas del interior, pero también al Báltico, que compensaba las importaciones de cereales del Báltico.

La pesca del arenque alcanzó su cenit en la primera mitad del siglo XVII. Las estimaciones sitúan el tamaño de la flota de arenques en aproximadamente 500 autobuses y la captura en aproximadamente 20.000 a 25.000 duras (aproximadamente 33.000 toneladas métricas) en promedio cada año durante las primeras décadas del siglo XVII. La captura de arenque, así como el número de autobuses, comenzaron a disminuir en la segunda mitad del siglo XVII, colapsando aproximadamente a mediados del siglo XVIII, cuando la captura ascendía a sólo unas 6000 hormas. Es probable que este descenso se deba a la competencia resultante de la revitalización de la industria pesquera del Báltico que logró reducir los precios, así como a la competencia dentro del Mar del Norte por parte de la industria pesquera escocesa.

La industria textil holandesa

El corazón de la fabricación textil había sido Flandes y Brabante hasta el inicio de la revuelta holandesa alrededor de 1568. Años de guerra continuaron devastando la ya derrotada industria textil flamenca. Incluso las ciudades productoras de telas del norte de los Países Bajos que se habían centrado en la producción de & # 8220 nuevas cortinas & # 8221 vieron disminuir su producción como resultado de las interrupciones de la guerra. Pero los textiles siguieron siendo la industria más importante para la economía holandesa.

A pesar del golpe que sufrió durante la revuelta holandesa, la industria textil de Leiden, por ejemplo, se recuperó a principios del siglo XVII, gracias a la afluencia de trabajadores textiles del sur de los Países Bajos que emigraron allí ante la persecución religiosa. Pero en la década de 1630, Leiden había abandonado las pesadas telas de lana tradicionales en favor de una lana tradicional más ligera (laken) así como una variedad de otros textiles como dice, fustianos, y camlets. La producción textil total aumentó de 50.000 o 60.000 piezas por año en los primeros años del siglo XVII a hasta 130.000 piezas por año durante la década de 1660. La industria de telas de lana de Leiden probablemente alcanzó su pico de producción en 1670. La industria textil de la ciudad tuvo éxito porque encontró mercados de exportación para sus telas baratas en el Mediterráneo, en detrimento de los productores italianos de telas.

Junto a Lyon, Leiden puede haber sido la ciudad industrial más grande de Europa a finales del siglo XVII. La producción se llevó a cabo mediante el sistema & # 8220put out & # 8221, mediante el cual los tejedores con sus propios telares y, a menudo, con otros tejedores dependientes que trabajaban para ellos, obtenían materias primas importadas de los comerciantes que pagaban a los tejedores por pieza por su trabajo (el comerciante retenía propiedad de las materias primas durante todo el proceso). A finales del siglo XVII, la competencia extranjera amenazaba a la industria textil holandesa. Producción en muchas de las nuevas cortinas (dice, por ejemplo) disminuyeron considerablemente a lo largo del siglo XVIII, las ganancias sufrieron cuando los precios bajaron en todos los textiles menos en los más caros. Esto dejó que la producción de lanas tradicionales impulsara lo que quedaba de la industria textil de Leiden en el siglo XVIII.

Aunque Leiden ciertamente lideró a los Países Bajos en la producción de telas de lana, no fue la única ciudad productora de textiles en las Provincias Unidas. Amsterdam, Utrecht, Delft y Haarlem, entre otros, tenían industrias textiles vibrantes. Haarlem, por ejemplo, fue el hogar de una importante industria del lino durante la primera mitad del siglo XVII.Al igual que la industria textil de Leiden, la industria del lino de Haarlem se benefició de los tejedores de lino experimentados que emigraron del sur de los Países Bajos durante la revuelta holandesa. Sin embargo, el control de Haarlem & # 8217 en la producción de lino se debió más a su éxito en el blanqueo y acabado del lino. No solo se acababa el lino de producción local en Haarlem, sino que los comerciantes de lino de otras zonas de Europa enviaban sus productos a Haarlem para su blanqueo y acabado. A medida que la producción de lino se trasladó a zonas más rurales a medida que los productores buscaban reducir los costos en la segunda mitad del siglo XVII, la industria de Haarlem entró en declive.

Otras industrias holandesas

Las industrias también se desarrollaron como resultado del comercio colonial en el extranjero, en particular la industria de refinación de azúcar de Ámsterdam. Durante el siglo XVI, Amberes había sido la ciudad de refinación de azúcar más importante de Europa, título que heredó de Venecia una vez que las islas azucareras del Atlántico comenzaron a superar la producción de azúcar del Mediterráneo. Sin embargo, una vez que Amberes cayó ante las tropas españolas durante la Revuelta, Amsterdam la reemplazó como la refinería de azúcar dominante en Europa. El número de refinerías de azúcar en Amsterdam aumentó de alrededor de 3 alrededor de 1605 a alrededor de 50 en 1662, gracias en gran parte a la inversión portuguesa. Los comerciantes holandeses compraban grandes cantidades de azúcar de las islas francesas e inglesas de las Indias Occidentales, junto con una gran cantidad de tabaco. El procesamiento del tabaco se convirtió en una importante industria de Ámsterdam en el siglo XVII, que empleó a un gran número de trabajadores y dio lugar a intentos de desarrollar el cultivo nacional de tabaco.

Con la excepción de algunas de las industrias & # 8220coloniales & # 8221 (azúcar, por ejemplo), la industria holandesa experimentó un período de estancamiento después de la década de 1660 y un eventual declive que comenzó a principios del siglo XVIII. Parecería que en lo que respecta a la producción industrial, la Edad de Oro holandesa duró desde la década de 1580 hasta aproximadamente 1670. A este período le siguieron aproximadamente cien años de disminución de la producción industrial. De Vries y van der Woude concluyeron que la industria holandesa experimentó un crecimiento explosivo después de la década de 1580 debido a la migración de mano de obra calificada y capital comercial del sur de los Países Bajos aproximadamente en el momento en que Amberes cayó ante los españoles y debido a la ventaja relativa que la guerra continua en el sur dio. a las Provincias del Norte. Después de la década de 1660, la mayoría de las industrias holandesas experimentaron un declive constante o pronunciado a medida que muchas industrias holandesas se mudaron de las ciudades al campo, mientras que algunas (particularmente las industrias coloniales) siguieron teniendo éxito hasta bien entrado el siglo XVIII.

Transporte marítimo holandés y comercio exterior

El transporte marítimo holandés comenzó a surgir como un sector importante durante el siglo XV. Probablemente debido a la inacción por parte de los comerciantes del sur de los Países Bajos para participar en el transporte marítimo, las ciudades de Zelanda y Holanda comenzaron a atender las necesidades de transporte de las ciudades comerciales de Flandes y Brabante (particularmente Amberes). Los holandeses, que ya estaban activos en el Mar del Norte como resultado de la pesca del arenque, comenzaron a competir con la Liga Hanseática Alemana por los mercados del Báltico exportando sus capturas de arenque, sal, vino y telas a cambio de grano del Báltico.

El comercio de cereales

El grano del Báltico desempeñó un papel esencial para los mercados en rápida expansión en Europa occidental y meridional. A principios del siglo XVI, la población urbana había aumentado en los Países Bajos, lo que alimentaba el mercado de cereales importados. El grano y otros productos bálticos como el alquitrán, el cáñamo, el lino y la madera no solo tenían como destino los Países Bajos, sino también Inglaterra y España y Portugal a través de Ámsterdam, el puerto que había logrado superar a Lübeck y otras ciudades hanseáticas como principal punto de transbordo de mercancías bálticas. El comercio de cereales provocó el desarrollo de una variedad de industrias. Además de la industria de la construcción naval, que fue una consecuencia obvia de las relaciones comerciales con el extranjero, los holandeses fabricaban baldosas, tejas y ladrillos para exportar al Báltico que los barcos de grano los transportaban como lastre en los viajes de regreso al Báltico.

La importancia de los mercados bálticos para Amsterdam y para el comercio holandés en general se puede ilustrar recordando que cuando los daneses cerraron el estrecho a los barcos holandeses en 1542, los holandeses se enfrentaron a la ruina financiera. Pero a mediados del siglo XVI, los holandeses habían desarrollado una presencia tan fuerte en el Báltico que pudieron exigir derechos de tránsito desde Dinamarca (Paz de Espira, 1544), lo que les permitió un acceso más libre al Báltico a través de las aguas danesas. A pesar de la conmoción provocada por los holandeses y la crisis comercial que afectó a Amberes en el último cuarto del siglo XVI, el comercio de cereales del Báltico se mantuvo robusto hasta los últimos años del siglo XVII. Que los holandeses se refirieran al comercio báltico como su & # 8220 comercio madre & # 8221 no es sorprendente dada la importancia que los mercados bálticos continuaron teniendo para el comercio holandés durante la Edad de Oro. Desafortunadamente para el comercio holandés, la población de Europa comenzó a declinar un poco a fines del siglo XVII y permaneció deprimida durante varias décadas. El aumento de la producción de cereales en Europa occidental y la disponibilidad de sustitutos no bálticos (arroz americano e italiano, por ejemplo) redujeron aún más la demanda de cereales del Báltico, lo que provocó una recesión en el mercado de cereales de Ámsterdam.

Expansión a los mercados de África, América y Asia - & # 8220 Primacía mundial & # 8221

Sobre la base de los primeros éxitos de su comercio báltico, los cargadores holandeses expandieron su esfera de influencia al este en Rusia y al sur en el Mediterráneo y los mercados levantinos. A principios del siglo XVII, los comerciantes holandeses tenían sus ojos puestos en los mercados americano y asiático que estaban dominados por comerciantes ibéricos. La capacidad de los transportistas holandeses para competir eficazmente con comerciantes arraigados, como la Liga Hanseática en el Báltico, o los portugueses en Asia, surgió de sus estrategias de reducción de costos (lo que de Vries y van der Woude llaman & # 8220 ventajas de costos y eficiencias institucionales, & # 8221 pág.374). Al no verse gravados por los costos y las restricciones protectoras de la mayoría de los grupos de comerciantes del siglo XVI, los holandeses recortaron sus costos lo suficiente como para socavar la competencia y, finalmente, establecer lo que Jonathan Israel ha llamado & # 8220 primacía mundial & # 8221.

Antes de que los cargadores holandeses pudieran siquiera intentar irrumpir en los mercados asiáticos, primero necesitaban expandir su presencia en el Atlántico. Esto se dejó principalmente a los comerciantes emigrados de Amberes, que se habían trasladado a Zelanda tras la Revuelta. Estos comerciantes establecieron el llamado comercio de Guinea con África Occidental e iniciaron la participación holandesa en el hemisferio occidental. Los comerciantes holandeses involucrados en el comercio de Guinea ignoraron el comercio de esclavos que estaba firmemente en manos de los portugueses en favor del rico comercio de oro, marfil y azúcar de Santo Tomé. El comercio con África Occidental creció lentamente, pero la competencia fue dura. En 1599, las diversas empresas de Guinea habían acordado la formación de un cartel para regular el comercio. Sin embargo, la competencia continua de una gran cantidad de nuevas compañías aseguró que el cartel sería solo parcialmente efectivo hasta la organización de la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales en 1621, que también tenía derechos de monopolio en el comercio de África Occidental.

Al principio, los holandeses centraron su comercio con las Américas en el Caribe. A mediados de la década de 1590, solo unos pocos barcos holandeses cada año realizaban el viaje a través del Atlántico. Cuando los españoles instituyeron un embargo contra los holandeses en 1598, la escasez de productos tradicionalmente obtenidos en Iberia (como la sal) se hizo común. Los cargadores holandeses aprovecharon la oportunidad para encontrar nuevas fuentes de productos que habían sido suministrados por los españoles y pronto las flotas de barcos holandeses zarparon hacia las Américas. Los españoles y portugueses tenían una presencia mucho mayor en América de la que podían montar los holandeses, a pesar de la gran cantidad de barcos que enviaron a la zona. La estrategia holandesa consistía en evitar los baluartes ibéricos y al mismo tiempo penetrar en los mercados donde se podían encontrar los productos que deseaban. En su mayor parte, esta estrategia significó centrarse en Venezuela, Guyana y Brasil. De hecho, a principios del siglo XVII, los holandeses habían establecido fuertes en las costas de Guyana y Brasil.

Si bien la competencia entre compañías rivales de las ciudades de Zelanda marcó el comercio holandés con las Américas en los primeros años del siglo XVII, cuando la Compañía de las Indias Occidentales finalmente recibió su carta en 1621, los problemas con España una vez más amenazaron con interrumpir el comercio. La financiación de la nueva sociedad anónima llegó lentamente y, curiosamente, provino principalmente de ciudades del interior como Leiden en lugar de ciudades costeras. La Compañía de las Indias Occidentales sufrió reveses en las Américas desde el principio. Los portugueses comenzaron a expulsar a los holandeses de Brasil en 1624 y en 1625 los holandeses también estaban perdiendo su posición en el Caribe. Los cargadores holandeses en las Américas pronto descubrieron que las incursiones (dirigidas a los españoles y portugueses) eran su actividad más rentable hasta que la Compañía pudo establecer fortalezas en Brasil nuevamente en la década de 1630 y comenzar el cultivo de azúcar. El azúcar siguió siendo la actividad más lucrativa para los holandeses en Brasil, y una vez que estalló la revuelta de los plantadores católicos portugueses contra los propietarios de las plantaciones holandesas a fines de la década de 1640, la fortuna de los holandeses decayó constantemente.

Los holandeses se enfrentaron también a la perspectiva de una dura competencia portuguesa en Asia. Pero, irrumpir en los lucrativos mercados asiáticos no fue solo una cuestión de socavar a los cargadores portugueses menos eficientes. Los portugueses vigilaron de cerca la ruta alrededor de África. Hasta aproximadamente cien años después del primer viaje portugués a Asia, los holandeses no estuvieron en condiciones de montar su propia expedición. Gracias al diario de viaje de Jan Huyghen van Linschoten, que se publicó en 1596, los holandeses obtuvieron la información que necesitaban para realizar el viaje. Linschoten había estado al servicio del obispo de Goa y mantuvo excelentes registros del viaje y sus observaciones en Asia.

Compañía de las Indias Orientales Unidas (VOC)

Los primeros viajes holandeses a Asia no fueron particularmente exitosos. Estas primeras empresas lograron ganar solo lo suficiente para cubrir los costos del viaje, pero hacia 1600 docenas de barcos mercantes holandeses hicieron el viaje. Esta intensa competencia entre varios comerciantes holandeses tuvo un efecto desestabilizador sobre los precios, lo que llevó al gobierno a insistir en la consolidación para evitar la ruina comercial. La United East India Company (usualmente referida por sus iniciales holandesas, VOC) recibió un estatuto de los Estados Generales en 1602 que le confiere derechos de monopolio comercial en Asia. Esta sociedad anónima atrajo aproximadamente 6,5 millones de florines en capitalización inicial de más de 1.800 inversores, la mayoría de los cuales eran comerciantes. La administración de la empresa estaba en manos de 17 directores (Heren XVII) elegido entre los mayores accionistas.

En la práctica, la VOC se convirtió virtualmente en un & # 8220país & # 8221 en sí mismo fuera de Europa, particularmente después de aproximadamente 1620 cuando el gobernador general de la empresa en Asia, Jan Pieterszoon Coen, fundó Batavia (la fábrica de la empresa) en Java. Mientras Coen y los gobernadores generales posteriores se propusieron expandir el alcance territorial y político de la VOC en Asia, el Heren XVII estaban más preocupados por las ganancias, que reinvirtieron repetidamente en la empresa para disgusto de los inversores. En Asia, la estrategia de la VOC fue insertarse en el comercio intraasiático (al igual que lo habían hecho los portugueses en el siglo XVI) con el fin de acumular suficiente capital para pagar las especias enviadas de regreso a los Países Bajos. Esto a menudo significaba desplazar a los portugueses librando la guerra en Asia, mientras trataba de mantener relaciones pacíficas dentro de Europa.

A largo plazo, el VOC fue muy rentable durante el siglo XVII a pesar de la renuencia de la empresa a pagar dividendos en efectivo en las primeras décadas (la empresa pagó dividendos en especie hasta aproximadamente 1644). Cuando los ingleses y franceses comenzaron a instituir estrategias mercantilistas (por ejemplo, las Leyes de Navegación de 1551 y 1660 en Inglaterra, y las restricciones a la importación y los aranceles elevados en el caso de Francia), el dominio holandés en el comercio exterior fue atacado. En lugar de experimentar un declive como lo hizo la industria nacional a fines del siglo XVII, el comercio holandés de Asia continuó enviando mercancías en volúmenes constantes hasta bien entrado el siglo XVIII. El dominio holandés, sin embargo, se enfrentó a una dura competencia por parte de las empresas rivales de la India a medida que crecía el comercio de Asia. A medida que avanzaba el siglo XVIII, la participación de VOC en el comercio de Asia disminuyó significativamente en comparación con sus rivales, el más importante de los cuales fue la Compañía Inglesa de las Indias Orientales.

Finanzas holandesas

El último sector que debemos destacar es el de las finanzas, quizás el sector más importante para el desarrollo de la economía holandesa moderna temprana. La manifestación más visible del capitalismo holandés fue el banco de cambio fundado en Ámsterdam en 1609 solo dos años después de que el ayuntamiento aprobara la construcción de una bolsa (se fundaron bancos de cambio adicionales en otras ciudades comerciales holandesas). Las actividades del banco se limitaban a la banca cambiaria y de depósito. Un banco de préstamos, fundado en Amsterdam en 1614, completó los servicios financieros en la capital comercial de los Países Bajos.

La capacidad de gestionar la riqueza generada por el comercio y la industria (capital acumulado) de nuevas formas fue uno de los sellos distintivos de la economía durante la Edad de Oro. Ya en el siglo XIV, los comerciantes italianos habían estado experimentando formas de disminuir el uso de efectivo en el comercio de larga distancia. El instrumento resultante fue la letra de cambio desarrollada como una forma de que un vendedor otorgue crédito a un comprador. La letra de cambio requería que el deudor pagara la deuda en un lugar y momento específicos. Pero el acreedor rara vez retuvo la letra de cambio hasta el vencimiento y prefirió venderla o utilizarla para saldar deudas. Estas letras de cambio no se utilizaron habitualmente en el comercio de los Países Bajos hasta el siglo XVI, cuando Amberes seguía siendo la ciudad comercial dominante en la región. En Amberes, la letra de cambio podía asignarse a otro y, finalmente, se convertía en un instrumento negociable con la práctica de descontar la letra.

La idea de la flexibilidad de las letras de cambio se trasladó al norte de los Países Bajos con el gran número de comerciantes de Amberes que trajeron consigo sus prácticas comerciales. En un esfuerzo por estandarizar las prácticas relacionadas con las letras de cambio, el gobierno de Amsterdam restringió el pago de las letras de cambio al nuevo banco de cambio. El banco fue tremendamente popular entre los depósitos de los comerciantes que aumentaron de poco menos de un millón de florines en 1611 a más de dieciséis millones en 1700. El banco de cambio de Ámsterdam floreció debido a su capacidad para manejar depósitos y transferencias y liquidar deudas internacionales.

En la segunda mitad del siglo XVII, muchas familias adineradas de comerciantes se habían apartado del comercio exterior y comenzaron a participar en actividades especulativas a una escala mucho mayor. Negociaron con valores de materias primas (futuros), acciones en sociedades anónimas y se interesaron por los seguros y el cambio de divisas, por nombrar sólo algunas de las empresas más importantes.

Conclusión

Sobre la base de sus éxitos de los siglos XV y XVI en la productividad agrícola y en el transporte marítimo del Mar del Norte y el Báltico, los Países Bajos del Norte heredó el legado económico de las provincias del sur cuando la Revuelta separó a los Países Bajos. La Edad de Oro holandesa duró aproximadamente desde 1580, cuando los holandeses demostraron su éxito en su lucha con los españoles, hasta aproximadamente 1670, cuando la economía de la República experimentó un retroceso. El crecimiento económico fue muy rápido hasta aproximadamente 1620 cuando se desaceleró, pero continuó creciendo de manera constante hasta el final de la Edad de Oro. Las últimas décadas del siglo XVII estuvieron marcadas por la disminución de la producción y la pérdida del dominio del mercado en el extranjero.

Bibliografía

Attman, Artur. La lucha por los mercados bálticos: potencias en conflicto, 1558-1618. Göborg: Vetenskaps- o. vitterhets-samhäet, 1979.

Barbour, violeta. Capitalismo en Amsterdam en el siglo XVII. Ann Arbor: Prensa de la Universidad de Michigan, 1963.

Bulut, M. & # 8220 Repensar la economía y el comercio holandeses en el período moderno temprano, 1570-1680. & # 8221 Revista de Historia Económica Europea 32 (2003): 391-424.

Christensen, Aksel. Comercio holandés al Báltico alrededor de 1600. Copenhague: Einar Munksgaard, 1941.

De Vries, Jan y Ad van der Woude, La primera economía moderna: éxito, fracaso y perseverancia de la economía holandesa, 1500-1815. Cambridge: Cambridge University Press, 1997.

De Vries, Jan, La economía de Europa en una era de crisis, 1600-1750. Cambridge: Cambridge University Press, 1976.

Gelderblom, Oscar. Zuid-Nederlandse kooplieden en de opkomst van de Amsterdamse stapalmarkt (1578-1630). Hilversum: Uitgeverij Verloren, 2000.

Gijsbers, W. Kapitale Ossen: De internationale handel en slachtvee en Noordwest-Europa (1300-1750). Hilversum: Uitgeverij Verloren, 1999.

Haley, K.H.D. Los holandeses en el siglo XVII. Nueva York: Harcourt, Brace y Jovanovich, 1972.

Harreld, Donald J. & # 8220Atlantic Sugar y Amberes & # 8217s Comercio con Alemania en el siglo XVI. & # 8221 Revista de Historia Moderna Temprana 7 (2003): 148-163.

Heers, W. G., et al, editores. De Dunkerque a Danzig: envío y comercio en el Mar del Norte y el Báltico, 1350-1850. Hiversum: Verloren, 1988.

Israel, Jonathan I. & # 8220 Exportaciones españolas de lana y economía europea, 1610-1640. & # 8221 Revisión de la historia económica 33 (1980): 193-211.

Israel, Jonathan I., Primacía holandesa en el comercio mundial, 1585-1740. (Oxford: Clarendon Press, 1989).

O & # 8217Brien, Patrick, et al, editores. Logro urbano en la Europa moderna temprana: Edad de oro en Amberes, Amsterdam y Londres. Cambridge: Cambridge University Press, 2001.

Pirenne, Henri. & # 8220El lugar de los Países Bajos en la historia económica de la Europa medieval & # 8221 Revisión de la historia económica 2 (1929): 20-40.

Precio, J.L. Sociedad Holandesa, 1588-1713. Londres: Longman, 2000.

Tracy, James D. & # 8220Herring Wars: Los Habsburgo Holanda y la lucha por el control del Mar del Norte, ca. 1520-1560. & # 8221 Diario del siglo XVI 24 no. 2 (1993): 249-272.

Unger, Richard W. & # 8220Arenque holandés, tecnología y comercio internacional en el siglo XVII. & # 8221 Revista de Historia Económica 40 (1980): 253-280.

Van Tielhof, Mijla. La & # 8216Madre de todos los oficios & # 8217: El comercio de cereales del Báltico en Ámsterdam desde finales del siglo XVI hasta principios del siglo XIX. Leiden: Brill, 2002.

Wilson, Charles. & # 8220 Producción de telas y competencia internacional en el siglo XVII. & # 8221 Revisión de la historia económica 13 (1960): 209-221.


Pensamiento de la Edad de Oro

En Midnight in Paris, el novelista Gil Pender (interpretado por Owen Wilson) se siente como un pez fuera del agua en los tiempos modernos.

En un viaje a París con su prometido y sus futuros suegros, Pender idealiza la idea de escribir en la Ciudad de las Luces durante los desenfrenados años 20.

Si tan solo pudiera volver a ese tiempo, todos sus problemas se resolverían y sería mucho más feliz.

Michael Sheen interpreta a Paul, un sabelotodo que intenta aclarar a Pender su nostalgia por otra época:

La nostalgia es negación & # 8211 negación del doloroso presente & # 8230 el nombre de esta negación es pensamiento de la edad de oro & # 8211 la noción errónea de que un período de tiempo diferente es mejor que el que vive en & # 8211 & # 8211 es un defecto en la imaginación romántica de aquellas personas a las que les resulta difícil afrontar el presente.

Esta escena proporcionó un buen presagio para el resto de la película.

A través de un poco de magia cinematográfica, Pender termina siendo transportado a la década de 1920 en sus paseos nocturnos por París, pasando el rato con personas como Ernest Hemingway, F. Scott Fitzgerald, Gertrude Stein, Picasso, T.S. Eliot y Salvador Dali.

En estas aventuras en el tiempo, se enamora de Adriana de la década de 1920 (interpretada por Marion Cotillard), pero ella no ve su propio tiempo como la edad de oro de París.

Entonces, cuando Gil y Adriana son transportados de regreso al período Belle Epoque de fines del siglo XIX, ella siente que debe ser el momento más maravilloso de la historia para vivir.

Por supuesto, cuando Gil pregunta a algunas personas de esa época cuál creían que era la mejor época, responden al Renacimiento.

Es fácil mirar hacia atrás a las generaciones anteriores o tal vez a su propia infancia y concluir que las cosas deben haber sido mejores.

Una encuesta a estadounidenses, británicos y franceses preguntó a la gente si la vida en su país es mejor o peor hoy que hace 50 años. Casi un tercio de los británicos, el 41% de los estadounidenses y casi la mitad de los franceses dijeron que las cosas están peor ahora.

Johan Norberg escribió recientemente un excelente artículo en el Wall Street Journal explicando por qué sucede esto:

Los psicólogos dicen que este tipo de nostalgia es natural y, a veces, incluso útil: Anclar nuestra identidad en el pasado nos ayuda a tener una sensación de estabilidad y previsibilidad. Para las personas, la nostalgia es especialmente común cuando experimentamos transiciones rápidas como la pubertad, la jubilación o la mudanza a un nuevo país. De manera similar, la nostalgia colectiva — un anhelo por los buenos tiempos en los que la vida era más simple y la gente se comportaba mejor — también puede ser una fuente de fortaleza comunitaria en tiempos difíciles.

Otra razón es que la nostalgia histórica a menudo está teñida de nostalgia personal. ¿Cuándo fueron los buenos viejos tiempos? ¿Fue, por casualidad, el período increíblemente corto de la historia de la humanidad en el que resultó ser joven? Una encuesta de EE. UU. Encontró que las personas nacidas en las décadas de 1930 y 1940 pensaban que la década de 1950 fue la mejor década de Estados Unidos, mientras que los nacidos en las décadas de 1960 y 1970 prefirieron la de 1980. En la década de 1980, el popular programa de televisión "Happy Days" se ambienta en una versión nostálgica de la década de 1950. Hoy en día, la popular serie "Stranger Things" evoca con cariño la moda y la música de la década de 1980.

Para la mayoría de los hogares en Estados Unidos, el período comprendido entre 1900 y 1950 puede haber marcado el comienzo de muchos de los mayores cambios tecnológicos de cualquier generación en la historia.

Las personas conocieron varios lujos que ahora damos por sentados: radios, refrigeradores, lavadoras, planchas, electricidad completa en sus hogares, baños interiores privados, calefacción central, aire acondicionado, automóviles y más.

La tasa de graduación de la escuela secundaria saltó de sólo el 10% en 1900 a más del 50% en 1950. La esperanza de vida promedio fue de 57 a 72.

En casi cualquier medida, el mundo era un lugar mucho mejor en 1950 que en 1900.

Sin embargo, muchas personas en 1950 no lo veían de esa manera.

Frederick Lewis Allen escribió el libro definitivo sobre cómo Estados Unidos se transformó en la primera mitad del siglo XX con El gran cambio: Estados Unidos se transforma, 1900-1950. Describe la difícil situación de la clase media alta en 1950 y cómo anhelaban los días de 1900:

Debido a que los salarios en los oficios de la construcción y los costos de los materiales de construcción eran mucho más bajos que en la actualidad, podían vivir en barrios mucho más grandes. Debido a que los salarios de los sirvientes eran mucho más bajos y los candidatos para trabajos de sirvientes abundaban, podían dotar de personal a estos cuartos más grandes. Además, se ahorraron muchos de los gastos que la mayoría de sus descendientes toman como algo natural: el costo de un automóvil (mucho mayor que el de un caballo y un carruaje) el costo de aparatos adicionales como refrigeradores eléctricos, lavadoras, radios. , televisores o lo que no sea el costo de una educación universitaria para niños de ambos sexos y muy probablemente el costo de una casa extra para uso durante el fin de semana o el verano. (Como hemos visto, menos estadounidenses razonablemente acomodados tenían "lugares de verano" entonces que ahora). De modo que el hombre cuyo salario ahora estaría al mando de un apartamento bastante estrecho podría haber ocupado una casa que hoy parecería grandiosamente grande.

Las personas mayores que hoy recuerdan la infancia vivida en cualquiera de las circunstancias que acabo de describir, a veces las miran con nostalgia. La vida parece haber sido mucho más simple en sus exigencias entonces, y algunas de las comodidades parecen haber sido mucho más accesibles. Era más fácil entonces que ahora, sienten estas personas, mantener un sentido de la identidad de la familia. Las personas que viven en casas amplias están más capacitadas para cuidar de parientes ancianos, inválidos o ineficaces que las familias con menos espacio a su disposición. De hecho, es muy posible que parte del problema de seguridad social de nuestro tiempo (la necesidad ampliamente expresada de pensiones, seguro médico, seguro de desempleo, etc.) surja del hecho de que muchas familias ya no pueden albergar a quienes solían considerar. sus dependientes: la abuela, que solía tener una habitación en el tercer piso, o el excéntrico primo Tom, que estaba escondido en el piso. Incluso cuando uno hace todo lo posible por las muchas cosas buenas de hoy que los prósperos de 1900 (y aquellos que se aproximaron a su forma de vida) tuvieron que prescindir, uno debe admitir que hay una base para la nostalgia.

Estoy seguro de que nadie sintió lástima por las personas acomodadas de la década de 1950 que ya no podían pagar salarios tan bajos por sus sirvientes, pero se puede ver cuán generalizada puede ser la nostalgia incluso para aquellos que han visto mejorar sus vidas. a grandes pasos.

Cuando era estudiante de primer año en la universidad, los estudiantes de último año siempre nos contaban historias sobre lo mejor que era la escena de la fiesta cuando llegaron por primera vez al campus. Me burlé de estas historias hasta que mis amigos y yo dijimos lo mismo cuando éramos mayores.

Con el tiempo, las personas tienden a recordar más los aspectos positivos que los negativos.

Norberg citó la investigación de escolares que regresaban de las vacaciones de verano. Cuando se les pidió que enumeraran tanto lo bueno como lo malo de sus veranos, las listas tenían básicamente la misma longitud. Cuando se repitió el mismo ejercicio unos meses después, el lado bueno del libro mayor tendía a alargarse mientras que el lado malo se acortaba. Al final del año, solo quedaba lo bueno en sus recuerdos.

No hay nada de malo en los sentimientos de nostalgia. De alguna manera, construir una carpeta de sentimientos nostálgicos en su banco de memoria es de lo que se trata la vida.

Pero los buenos viejos tiempos probablemente no sean tan grandiosos como crees.

El columnista del periódico Franklin Pierce Adams, quien él mismo estaba escribiendo durante los locos años 20, una vez comentó, & # 8220 Nada es más responsable de los buenos viejos tiempos que una mala memoria & # 8221.


Esta edad de oro del porno tiene una desventaja deprimente

No finjas que no sabes quién es Jesse Jane. Si no estabas descargando ilegalmente sus escenas en Kazaa o comprando su premiada película porno de 2005, Piratas, entonces no eres ... yo.

Dependiendo de a quién le preguntes, hemos estado viviendo en la edad de oro del porno desde el invención del porno. En 2018, los consumidores de pornografía son tan dorados como siempre lo hemos sido: ultra alta definición, realidad virtual, juguetes sexuales que parecen genitales incorpóreos honestos. Pero para aquellos que hacen porno, la edad de oro terminó con el auge de Internet y el declive de las ventas de DVD.

A los 38 años, la legendaria actriz adulta Jane se sienta en el lado del MILF del espectro del porno. Vive una vida tranquila con su familia en Oklahoma. Pero a pesar de que está oficialmente retirada desde 2007, el mundo no puede olvidar a Jesse Jane y ella no puede olvidar la vida que dejó atrás. Nos sentamos con Jane para recibir una actualización sobre el estado del porno (todavía bastante bueno), las chicas de cámara (menos geniales) y el nuevo juguete sexual realista de Jane (realmente, realmente genial).

GQ: ¿Cuándo entró por primera vez en la industria?

Jesse Jane: Hace quince putos años. Era grande, era glamoroso, era una locura. Recuerdo haber entrado como, ¿En qué diablos me inscribí?

¿Qué hay de diferente entre filmar pornografía ahora y filmar pornografía entonces?

Hay & # x27s tal una maldita diferencia. Me metí en el porno justo en el momento perfecto, cuando las estrellas del porno importaban. Las estrellas del porno en ese entonces eran grandes y glamorosas. Entraste en una habitación, volteaste la cabeza. Todo el mundo sabía quién era usted porque en realidad tenían que comprar su producto o DVD, todo. La pornografía era muy traviesa, pero todo el mundo la veía. Ahora, nadie gana dinero como en ese entonces, incluso con ofertas de juguetes y apariciones. Ahora todas estas chicas de cámara dicen: "Sí, soy una estrella del porno". Pero no lo son.

Se vuelve más sobre el valor del impacto, en lugar de algo sexy.

Hacen cosas como triple anal o gang bangs o se meten pelotas de béisbol en el culo. Es totalmente diferente ahora. Nunca hicimos eso antes. Se vuelve más sobre el valor del impacto, en lugar de algo sexy. Internet acabó con el negocio, y ahora las únicas personas que se notan son las personas que buscan valor de impacto. Entonces, tres pollas en tu trasero o un bate de béisbol.

Quiero decir, en mi cabeza, porque soy una persona muy técnica, me pregunto: "¿Por qué te bajarías con un bate de béisbol?". No lo entiendo. Estoy tratando de ver la sensualidad de eso, no lo entiendo. ¿Sabes?

¿Qué tipo de porno ves?

De hecho, me gustan las cosas de aficionados, como Playboy. Estoy tan loco erótico en mi cabeza, que invento una mierda jodida. Honestamente, no voy a mentir, me excito más de lo que nadie podría.

Es algo genial. Pero la cosa es que no puedo irme con mis amigos. No puedo sentarme ahí y ver a mis amigos grabar algo en la cámara.

Lo entiendo. Ni siquiera me gusta ver a mis amigos sin camisa. ¿Cuál es un consejo para las estrellas porno esperanzadas?

Muchas chicas que intentan entrar buscan dinero extra. Piensan: "Puedo conseguir este dinero y nadie lo sabrá". Si vienes a esta industria con la esperanza de que nadie se entere, no lo hagas. Alguien, amigo, compañero de trabajo o primo o quién sabe, alguien verá la escena que viste y se lo contará a alguien que te conozca a ti oa tu familia. y estás jodido. Oh, también: si estás entrando en la industria y eres una chica y no te gustan las chicas, por favor no hagas una escena de chica-chica.

¿Y qué hay de las chicas que quieren que la gente se entere y quieren hacer chico-chica o chica-chica? .

Haz todas las entrevistas gratuitas, podcasts, lo que sea, porque así es como te marcarás y darás a conocer tu nombre. Especialmente si eres nuevo. No escuches a un agente que te intimida porque quiere un corte más grande, intimidándote a una escena diferente en la que no te sientes cómodo en realidad.

Hablando de marca, hablemos de su nuevo juguete sexual.

Es una locura, ¿verdad? Lo han hecho tan realista. Estuve grabando los videos ayer y se reían de mí porque no podía dejar de follar con los dedos. ¿Qué carajo? Soy una chica. Ni siquiera soy un tipo, así que si estoy impresionado como chica, la gente quedará impresionada.

¿Fue como… divertido de hacer?

Moldear las partes de su cuerpo es un proceso muy interesante, por decir lo menos. Primero te encuentras con un completo extraño y le dices "Hola, encantado de conocerte", y luego te desnudas y abre las piernas para moldear tu vagina. Así que hacen esta solución: es como una masilla pegajosa que luego se endurece a medida que se amolda a las partes de su cuerpo. Primero hicieron mi vagina y luego mi trasero. Te inclinas sobre el perrito y te lo vierten y te sientas allí durante 30 minutos. Lo último es tu boca: abres un poco la boca y no puedes moverte ni respirar a través de ella, tienes que respirar por la nariz.

Entonces, ¿qué sigue para ti? ¿Volverías a hacer porno alguna vez?

La industria para adultos ya no es la misma. No me malinterpretes, todavía me encanta la pornografía, pero Internet está matando lentamente a la industria, haciendo que todo sea un shock. Soy conocido por estar loco en mis escenas, pero no me importa qué objetos puedo meter dentro de mí, o cuántas pollas puedo meter en mi trasero al mismo tiempo. Trabajaría proyecto por proyecto, y si fuera algo sexy o algo con mis amigos, me encantaría. ¡Lo extraño! Siempre me divertí actuando frente a la cámara. Es un gran sexo con gente fantástica y siempre me excita que la gente me mire.


La educación en la edad de oro islámica

A menudo vemos referencias a una Edad de Oro del aprendizaje musulmán que floreció en la histórica región de Khorasan. Este período se extendió bastante: a partir del 750 d.C. con el surgimiento del califato abasí y continuando hasta que los mongoles devastaron las tierras musulmanas y los pueblos de Asia Central en el siglo XIII. Aunque algunas brasas continuaron brillando durante dos siglos más, la destrucción de grandes centros de erudición como Samarcanda, Balkh, Bamiyán, Herat, Rey, Nishapur y Bagdad, y la matanza masiva de sus habitantes efectivamente puso fin a esta era erudita.

Hubo miles de médicos, astrónomos, geógrafos, historiadores, matemáticos, filósofos, teólogos y poetas en esta Edad de Oro islámica. Este tipo de profusa proliferación de ciencias y artes en una sociedad es un proceso evolutivo que no puede ocurrir en un vacío cultural.

De un manuscrito del Shahnameh & # 8211, el visir Bozorgmehr discute un juego
de ajedrez con Khosrow I

Este artículo estudiará el sistema educativo en la antigua región del Gran Khorasan que dio lugar a tal abundancia de estudios. La extensión geográfica de esta región es el área al este del Tigris, que incluye el norte de Irán, el oeste de Afganistán y los estados de Asia central. Gran parte de la información contenida en este documento se deriva del cuarto volumen de un exhaustivo volumen de siete Historia de la civilización de Asia central compilado por la UNESCO, que deriva información de decenas de estudios y registros escritos contemporáneos.

Antes de que el Islam llegara al norte de Irán y Transoxania, la región era una encrucijada de varias religiones y culturas como la persa, griega / helénica, budista, chamanista, animista, maniquea, india, nestoriana y zoroastriana. Después de la conquista musulmana, la supremacía árabe fue desafiada por la población local permitiendo que varias dinastías persas y turcas se convirtieran en gobernantes autónomos. Estas dinastías incluían Turgesh Khagnate (724 d.C.), Tahirids (821 d.C.), Saffarids (867 d.C.), Samanids (874 d.C.), Buwayhids (932 d.C.) y Ghaznavids, seguidos por los selyúcidas. La interacción de estas diversas religiones y personas creó una sociedad propicia para la difusión de las ciencias liberales.

El estudiante de la era sasánida aprendió a competir en lucha libre, backgammon y ajedrez. Era experto en el arte de la cocina y estaba bien familiarizado con las variedades de flores de jardín y los medios para extraer varios perfumes de ellas.

Las semillas de la educación en las tierras persianas provienen del mundo bizantino y de los cristianos nestorianos. Una antigua "escuela persa" de estudios teológicos se estableció en el siglo II en Nisbis en la Mesopotamia superior que se trasladó a Edesa en el siglo IV cuando la primera cayó ante las fuerzas persas. Tras el cisma nestoriano, cuando el emperador Zenón cerró esta escuela en 489 d. C., la escuela se trasladó a Nisbis y sus eruditos se establecieron en los territorios persas. Ambas ciudades están situadas en la actual Turquía, a lo largo de su frontera con Siria.

Warqa bin Naufal, un primo de Hazrat Khadija (RA) que también fue el primero en testificar sobre las revelaciones del Profeta (la paz sea con él), era un erudito nestoriano. La escuela Nisbis jugó un papel importante en la difusión de la educación, primero en Sassanid y luego en la Persia musulmana. Los nestorianos desempeñaron un papel importante en la traducción de manuscritos griegos al latín, que luego se volvieron a traducir al árabe durante la era abasí, lo que encendió la difusión de pensamientos científicos y filosóficos en el mundo musulmán.

Observatorio astronómico donde Nasir-al-Din Tusi estudió los cielos

A principios del siglo III, el emperador romano Valeriano fue derrotado y hecho prisionero por el rey sasánida Shapur I. Los prisioneros de guerra romanos incluían hombres de medicina que fueron empleados por los persas para establecer un bimaristán - escuela de medicina y hospital - en Gundeshapur en la moderna -día provincia de Juzestán. Más tarde, cuando el emperador de la Roma Oriental Justiniano cerró las escuelas paganas y quizás también la antigua Academia de Atenas, su personal emigró a Gundeshapur, lo que la convirtió en un importante centro de prácticas médicas griegas. Los eruditos indios también se unieron a esta famosa escuela e introdujeron métodos de medicina indios. Posteriormente, el hospital de Gundeshapur sirvió de modelo para muchos de esos bimaristas en todo el Califato.

El hospital moderno es un concepto que creció en el califato abasí. El sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. Declara:

El hospital fue uno de los grandes logros de la sociedad islámica medieval. [& # 8230] Los hospitales eran en gran parte instituciones seculares, muchas de ellas abiertas a todos, hombres y mujeres, civiles y militares, adultos y niños, ricos y pobres, musulmanes y no musulmanes ".

Este código de conducta continúa guiando a los hospitales en el mundo moderno.

El patio de la Facultad de Medicina Mustansiriya & # 8211 una institución educativa construida originalmente por Abbasid calpih al-Mustansir

Hay informes de grandes hospitales bien dotados de personal y financiados desde Asia Central hasta Bagdad, Damasco y Andalucía. Existe una bibliografía sobre escritos médicos de esa época en el sitio web citado anteriormente.

Los gobernantes sasánidas de la Persia preislámica habían establecido una amplia red de instituciones educativas en su imperio para capacitar y educar a los dabires, como se conocía a los secretarios de gobierno y escribas. Estas escuelas se llamaron dabiristan y eran lugares de estudios seculares superiores. Una carta fechada en el reinado de Khusrow I (531-579) narra el ciclo de estudios de un joven escriba. Los estudios se iniciaron en las asignaturas temporales de historia, literatura y filosofía y posteriormente pasaron a dominar las habilidades de equitación, tiro con arco, jabalina y chawgan (polo). A esto le siguió la música, donde el alumno aprendió a tocar el laúd, el tambor y el instrumento de cuerda. Además, el alumno aprendió a competir en lucha libre, backgammon y ajedrez.Era experto en el arte de la cocina y estaba bien familiarizado con las variedades de flores de jardín y los medios para extraer varios perfumes de ellas.

Como puede verse en esta lista, la gama de conocimientos liberales distribuidos en los dabiristans era bastante amplia y completa. Su plan de estudios bajo el Islam en los siglos IX y X d.C. probablemente no fue diferente. Ibn Sina propuso enviar a los niños a la escuela a partir de los 6 años. Creía que un maestro debía ser sabio, devoto, sagaz y conocedor de los métodos de escolarización moral e intelectual. Aconsejó que la enseñanza debe ser un proceso gradual y que los niños deben adquirir habilidades manuales, independientemente de su estatus social. Las niñas fueron excluidas de la educación formal con el resultado de que no encontramos mujeres académicas en todo este período.

La madraza azul de la era selyúcida en la actual Sivas fue abierta a los visitantes por las autoridades turcas después de la restauración este año.

Al-Ghazali aconsejó a los secretarios que estudiaran el arte de redactar documentos administrativos y que estudiaran geografía, matemáticas, geometría, astronomía, medicina, plantas medicinales y los sistemas de riego subterráneo. Este programa completo se compara bien con las universidades italianas durante el Renacimiento temprano donde, según Peter Burke en su El Renacimiento italiano, los estudios consistieron en gramática, lógica, retórica, filosofía, aritmética, geometría y medicina.

El término persa Dabiristan para instituciones educativas fue reemplazado por términos árabes maktab y madrassah en 741 d.C. cuando el califa omeya Hisham bin Abdul Malik ordenó el uso del árabe como idioma oficial y prohibió el empleo de no musulmanes en las oficinas. En los siglos IX y X, la educación echó raíces sólidas. Por ejemplo, un día de 997, un profesor de derecho en Nishapur atrajo a una multitud de más de 500 estudiantes. Otro maestro atrajo clases de más de 300.

La cultura educativa islamizada se basó en gran medida en la tradición sasánida preislámica

El modelo transoxano de escuelas proporcionó la base para el “tipo selyúcida” de madraza. Cuando el gran visir selyúcida Nizam al-Mulk fundó la célebre madraza de Nizamiyya en Bagdad en 1065, simplemente copió los modelos de Bujará y Khorasan. Algunas fuentes mencionan hasta 33 madrazas en Khorasan antes de la aparición de la primera madraza en Bagdad. Los selyúcidas establecieron más madrazas en Khorasan y Transoxania. Nizam al-Mulk construyó instituciones educativas en Esfahan, Nishapur, Herat, Merv y otras ciudades donde las madrazas impartían educación superior religiosa y secular y los maktabs impartían educación primaria. Durante la soberanía selyúcida en 1164, Benjamín de Tudela, un viajero judío de España, menciona diez escuelas rabínicas en la colonia judía de Bagdad.

La carrera de Nizami Aruzi Samarqandi típicamente ilustra la cultura educativa y no parroquial de la región en esa época. Nacido en Samarcanda, señala en su Chahar Maqala que era cortesano, astrónomo y médico de los sultanes ghaznavid. Afirmó haber estudiado astronomía con Umar Khayyam en Nishapur, donde pasó cinco años. También pasó un tiempo en Herat, Balkh y Tus. En la última ciudad, visitó la tumba de Firdowsi y recopiló material sobre el poeta. Su libro antes mencionado, que incluye una introducción y un prefacio académicos, es un discurso de cuatro profesionales que Nizami pensó que un gobernante debía tener a su alrededor. Se ha traducido al inglés, francés, italiano, español, japonés y sueco, pero, lamentablemente, no al urdu. Sabemos de Nizami porque uno de los manuscritos de su libro sobrevivió a las vicisitudes de las invasiones mongoles y timúridas. Había cientos de esos eruditos en el rico entorno literario de esa época que contribuyeron a la herencia educativa de la época.

Entre los siglos X y XII d.C., hubo numerosas madrazas que contenían bibliotecas en Bukhara, Khwarazm, Merv, Nishapur, Balkh, Ghazna y Khuttalan. Según Abul-Fadl Bayhaqi, había más de 20 madrasas en la región de Khuttalan, y en gran número en la región de Balkh y Ghazni. Según Muhammad Salih, la ciudad tenía 400 madrazas antes de ser capturada por los mongoles en 1220. En ese momento había unas dos docenas de madrazas en Merv. Las madrazas se concentraron especialmente en Nishapur, la capital de Khorasan y uno de los grandes centros de aprendizaje de Oriente. Muchos de ellos tenían grandes colecciones de libros. Cuando la ciudad fue tomada por los turcos Oghuz en 1153, la mayoría de estas colecciones se quemaron y el resto se vendió por el precio del papel. El Imam al-Haramayn Juwayni y al-Ghazali eran profesores en la madraza Nizamiyya de Nishapur.

La difusión de la educación en la región creó una sociedad tolerante. Tanto es así que el erudito sirio racionalista ciego Abu’l Ala Al-Ma’arri del siglo XI escribió tratados abiertamente críticos de las creencias religiosas, que resuenan incluso hoy en día entre aquellos que se inclinan hacia el ateísmo. Sin embargo, vivió sin ser molestado y murió de muerte natural. Una cita que a menudo se asocia con él es "No había nada más maravilloso que el hombre". Sin embargo, se puede agregar que el espíritu de relativa tolerancia existía en Khorasan y España, mientras que en Bagdad, la facción Hanbali continuó siguiendo opiniones religiosas más duras y se entregó a la violencia contra las ideas heréticas percibidas.

Las técnicas básicas de enseñanza y educación en los maktabs se describen metódicamente en muchas obras contemporáneas. Incluyen a Ibn Sina (980-1037), en un capítulo titulado “El papel del maestro en la formación y educación de los niños ”, Al-Ghazali en el libro titulado La alquimia de la felicidad, Burhan al-Din Zarnuji (siglo XII) en Enseñar al estudiante el método de estudio, Nasir-al-Din al-Tusi (siglo XIII) en Ética Nasireana, Jalal-al-Din Dawani (siglo XV), Ibn Qutayba en Formación del secretario y en los escritos de poetas clásicos de la literatura persa como Rudaki, Firdawsi, Nasir-i Khusraw, Sacdi, Hafiz, Jami y otros. Esta impresionante lista de escritos sobre el tema de la educación subraya la importancia que se le dio a la enseñanza durante la Edad de Oro islámica.

Los mongoles llevaron adelante el espíritu de la educación. Nasir-al-din Tusi construyó un observatorio y una madraza siguiendo las instrucciones de Hulagu Khan. Masud Beg construyó madrazas gemelas en Bukhara, en cada una de las cuales, según al-Juwayni, podrían estudiar 1.000 estudiantes. Sin embargo, durante las guerras civiles de la década de 1270, cuando la ciudad fue devastada durante siete años, las madrazas y sus bibliotecas fueron incendiadas. Más tarde, a finales del siglo XIV y principios del XV, Timur saqueó Irán, India, Turquía y Siria, a pesar de que sus descendientes continuaron patrocinando las artes, las ciencias y la arquitectura en Samarcanda en el siglo XV.

A partir de entonces, los manantiales de la erudición se secaron y la región descendió a un oscurantismo relativo. Intelectualmente, es una triste situación de la que aún no se ha recuperado por completo.

Parvez Mahmood se retiró como capitán de grupo de PAF y ahora es ingeniero de software. Vive en Islamabad y escribe sobre temas históricos y sociales. Puede ser contactado en [email & # 160protected].


Historias relacionadas

Propósito común: realinear las empresas, las economías y la sociedad

Carlota Pérez: Entrevista a la líder de pensamiento

Ejecutivos de una edad incierta

En un principio, Internet se vio como un vehículo para descentralizar la propiedad y el control. En cambio, nos mudamos a la era de Google y Facebook, donde el algoritmo se convierte en el medio de producción. Aquellos que poseen el algoritmo capturan el valor. Por lo tanto, verá que surge una concentración mucho mayor entre un número muy limitado de empresas de plataformas.

La misma tecnología aún podría conducir a una economía abierta, donde los medios de producción estén más distribuidos. Luego veríamos, por ejemplo, descentralización en energía, con microproducción de energía, tal vez micro-transacciones basadas en blockchain para el comercio de energía, financiamiento colectivo, impresión 3D y medios más innovadores de producción local de alimentos.

¿En qué dirección vamos? Me parece que en este momento nos dirigimos hacia economías cada vez más cerradas, hacia la concentración. ¿Estarías de acuerdo?

PEREZ: En la década de 1920, la distribución de la riqueza tenía el mismo aspecto que en la actualidad. El 1 por ciento superior recibió el 25 por ciento de los ingresos totales de la sociedad. En la década de 1950 se redujo al 10 por ciento. Cada período de instalación trae desigualdad hasta que el estado regresa activamente para revertirla y aliviar el malestar social. En la Belle & Eacutepoque del tercer auge, a comienzos del siglo XX, la pobreza abundaba y la mayoría de los países europeos siguieron el ejemplo de Bismarck en la década de 1880 con alguna forma de estado de bienestar. Este fue también el momento de la era progresista en los Estados Unidos.

Impedir la transición

KLEINER: ¿Qué tendría que pasar para doblar la esquina esta vez?
PEREZ: La última vez que terminó un período de crisis, después de la Segunda Guerra Mundial, hubo un esfuerzo concertado de muchos líderes gubernamentales y empresariales para crear una recuperación unificada, próspera y duradera. El Plan Marshall, el Acuerdo de Bretton Woods, la conversión de las industrias en tiempos de guerra a la paz y la reconstrucción de Europa y Japón jugaron un papel importante. Desafortunadamente, los líderes de hoy en día todavía no han asumido el papel que jugaron en este punto en oleadas pasadas. Su paso al frente la última vez fue un catalizador para poner fin a la crisis.

Para llegar allí, quizás necesitemos tener una crisis que realmente se sienta como una crisis. Ese parece ser el mecanismo de autocorrección del capitalismo. Las cosas deben empeorar tanto que la estabilidad se vea seriamente amenazada. Incluso en la peor parte de la crisis financiera de 2008, las amenazas no fueron sentidas con suficiente fuerza por suficientes tomadores de decisiones.

Pero ahora la gente está enojada. Están dispuestos a seguir a los demagogos. Los líderes de todo el mundo deben saber que ignoran los disturbios populares bajo su propio riesgo.

Gran parte de los disturbios se remonta a las políticas de austeridad en Europa y Estados Unidos, que se basaban en la premisa de dejar que el mercado operara por sí solo. A los mercados les va bien por sí solos durante el período de instalación, cuando comienza una revolución tecnológica y hay mucha experimentación. Pero ese período ya terminó en esta oleada. Condujo a dos grandes burbujas: la del Nasdaq a fines de la década de 1990 y la de crédito fácil de mediados de la década de 2000.

Después del colapso de 2008, las instituciones financieras dejaron de financiar negocios porque consideraban que los negocios eran riesgosos y se refugiaron en la pura especulación con bonos, deudas y derivados. Solo están invirtiendo los nuevos gigantes de las TIC, que viven en su propio mundo generoso haciendo lo que les place con abundante dinero en efectivo. A excepción de algo de capital de riesgo para nuevas empresas tecnológicas, los nuevos proyectos e innovaciones potenciales en toda la economía no pueden encontrar crédito. El mercado no funciona y no nos sacará del crecimiento económico débil y sin empleo. Las políticas de austeridad están impidiendo la recuperación del mundo. Si una empresa tuviera una tasa de fracaso tan alta como estas políticas, el director ejecutivo habría sido reemplazado hace mucho tiempo.

Incluso ahora, los que toman las decisiones todavía están esperando. No entienden que, como en todas las revoluciones tecnológicas anteriores, el sector público tiene que liderar el camino de regreso después del colapso de la gran burbuja. Solo con políticas gubernamentales inteligentes que brinden direcciones claras para la rentabilidad, los mercados volverán a funcionar. Y solo con políticas efectivas para restaurar los empleos y los ingresos disminuirá el malestar social.

KLEINER: ¿Las empresas no tienen un papel que desempeñar en esto?
PEREZ:
¡Por supuesto! La empresa necesita modernizarse y funcionar con gobierno, no contra él, para sacarnos de este lío. Pero, como en la década de 1930, los líderes empresariales tienden a oponerse por principio a la intervención del gobierno. La última vez, les tomó la experiencia de la Segunda Guerra Mundial para descubrir las ventajas de trabajar junto con el gobierno. Después de la guerra, incluso los líderes empresariales apoyaron impuestos altos (tan altos como la tasa máxima del 90 por ciento bajo Eisenhower) y un estado de bienestar generoso. Estas políticas estimularon la demanda dinámica. El apoyo a la austeridad y al gobierno mínimo hoy muestra que esas lecciones se han olvidado.

KLEINER: Ha habido algún movimiento hacia el consenso. El Acuerdo de París de 2016 fomentó la colaboración entre líderes gubernamentales y empresariales (en particular, líderes tecnológicos como Bill Gates y Mark Zuckerberg) en torno al cambio climático. Algunas plataformas tecnológicas, como Industria 4.0, están uniendo operaciones dispares. Los populistas están obligando a algunos gobiernos a racionalizar sus burocracias internas y aumentar su productividad. Algunas elecciones recientes & mdash, por ejemplo, las de Francia y los Países Bajos & mdash mostraron un claro apetito por soluciones de consenso. Los comentaristas, incluidos algunos en nuestra propia firma, PwC, están subrayando la urgente necesidad de reformular el sistema actual para que la economía una vez más rinda para la sociedad. (Consulte & ldquoCommon Purpose: Realineing Business, Economies, and Society & rdquo por Colm Kelly y Blair Sheppard.) ¿No ayudan elementos como estos?

PEREZ: Que puede. Pero las cosas también podrían empeorar mucho antes de mejorar. Creo que hay varias catástrofes posibles que finalmente podrían despertar al liderazgo mundial. Una sería la toma del poder en más países por demagogos y populistas, junto con un creciente malestar social y violencia en todas partes. Otro podría ser un tercer colapso financiero, que en mi opinión es plausible, comenzando en Occidente o en China. El rescate no sería más difícil esta vez. Y no debemos descartar una catástrofe climática, como un huracán devastador que azota una ciudad como Nueva York.

A veces, estos tiempos se comparan con los de la década de 1960, pero son muy diferentes. La década de 1960 tuvo lugar en la fase de madurez de la última oleada, cuando grupos innovadores y relativamente prósperos como los hippies pudieron florecer, quejándose del exceso de consumismo: "Detengan el mundo del que queremos bajar". inventando algo nuevo. Están enojados y resentidos por ser víctimas de una desigualdad enorme y súper injusta. Quieren volver a un pasado mejor.

Pasar de nuestro actual mundo fragmentado a algún tipo de edad de oro parece imposible en este momento. Pero en puntos de inflexión similares en oleadas anteriores también parecía imposible. En la Depresión de la década de 1930, era difícil imaginar a esas personas hambrientas y desempleadas, haciendo fila en los comedores de beneficencia, como propietarios de una casa suburbana con un automóvil en la puerta. Y, sin embargo, sucedió en un período asombrosamente corto.

Nuevas formas de productividad

KLEINER: ¿Cómo afectaría el cambio a una edad de oro al empleo y al desempleo?
PEREZ:
Toda revolución tecnológica destruye viejos trabajos. Al resolver los problemas de la oleada anterior, aumenta la productividad, produciendo más bienes y servicios con menos personas. La nueva productividad toma una forma diferente cada vez, pero en última instancia, no tiene por qué significar menos trabajos en general. Significa un cambio en la forma en que se definen los trabajos.

A principios del siglo XX, la producción en masa (el cuarto auge) hizo lo mismo para comprar la producción que la producción electrónica para la producción en masa ahora. Eliminó trabajos y mdash al principio. La producción en masa podría crear muchas unidades idénticas a bajo costo. Por tanto, la política ideal era hacer que la energía y los materiales fueran baratos y la mano de obra más cara, creando así más consumidores del mercado de masas que utilizaban electricidad y combustibles baratos. Después de la Segunda Guerra Mundial, los gobiernos del mundo industrializado hicieron justamente eso, elevando el costo de la mano de obra apoyando a los sindicatos, estableciendo impuestos sobre la nómina y aprobando leyes de salario mínimo. Las materias primas y la energía baratas, en forma de combustibles fósiles, procedían del mundo en desarrollo. A pesar de que las empresas estaban molestas por los altos salarios, se beneficiaron de los aumentos en la productividad y la demanda.

Hoy en día, la energía y los materiales son demasiado caros (o lo serán si el crecimiento se reanuda con fuerza) y es necesario reducirlos para reducir los costos. Las amenazas ambientales refuerzan este incentivo. Por lo tanto, las empresas están rediseñando productos para reducir la huella de carbono, menos materiales y cero residuos. Muchos productos también se están convirtiendo en servicios y música pregrabada mdash en streaming, por ejemplo.

La cantidad de mano de obra necesaria también se está reduciendo, por lo que se producirá una ganancia doble en la productividad. Los robots y la inteligencia artificial ya están reemplazando muchos trabajos y es probable que reemplacen a más.

JOHNSON: Si se mantienen las tendencias actuales, parece que los trabajos regulares podrían ser bombardeados. Los trabajos facturados en la hoja de horas trabajadas en las principales corporaciones están desapareciendo. IPsoft tiene un chatbot llamado Amelia que puede realizar 25.000 conversaciones a la vez. IBM está desarrollando un bot que puede interpretar las regulaciones financieras.

PEREZ: ¿Qué parte de la economía cree que se verá afectada?
JOHNSON:
Hay varias estimaciones. El estudio de Frey y Osborne de la Oxford Martin School estima que el 47 por ciento de los trabajos administrativos actuales en los EE. UU. Y el Reino Unido podrían automatizarse para 2035. Un estudio reciente del Banco Mundial sugiere que el 69 por ciento de todos los trabajos indios son vulnerables a la automatización.

PEREZ: Pero siempre hay un contrapeso, y está ligado a una nueva visión del buen vivir, que se convierte en tema imperante de la edad de oro. En el segundo aumento, fue la vida urbana, como se definió en las ciudades de la Gran Bretaña victoriana desde la década de 1850. En el tercero, la vida cosmopolita de Belle & Eacutepoque. En el cuarto, fue el estilo de vida estadounidense de la década de 1950, que compensó los puestos de trabajo perdidos por la tecnología con un empleo masivo en la construcción, el comercio minorista, los servicios y el gobierno.

Algo similar podría pasar esta vez. Esta próxima edad de oro probablemente involucrará huellas de carbono más pequeñas, una economía colaborativa, atención médica preventiva, creatividad, experiencias, ejercicio, uso eficiente de materiales y ecología industrial.

Significaría un cambio general de los productos a los servicios, de los tangibles a los intangibles y de la producción en masa a la personalización. Mientras que la producción en masa enfatizaba las economías de escala y mdash haciendo productos idénticos más baratos, las nuevas tecnologías digitales prosperan en la diversidad y la adaptabilidad. Cuanto más alto sea el sobreprecio, es probable que los trabajos estén mejor pagados.

También puede haber un cambio adicional de ser propietario a alquilar o compartir productos. Incluso hoy en día, cuando las personas usan una tarjeta de crédito para comprar un electrodoméstico, en realidad lo alquilan hasta que lo pagan. Si se avería, a menudo es más barato comprar otro que arreglarlo, de hecho, y pedir otro.

Podríamos cambiar a una sociedad de mayor empleo simplemente llevando este modelo al siguiente paso lógico: dejar que las tarjetas de crédito se conviertan en portales de alquiler con sitios web similares a Amazon [para, por ejemplo, electrodomésticos].Significaría un empleo masivo en los trabajadores de mantenimiento e instalación (mediante diagnóstico electrónico de averías e impresión 3D de piezas), mientras que los productos cambiarían de manos muchas veces y ayudarían a todos los que acaban de entrar en la escalera de consumo a alquilar electrodomésticos más viejos y mdash pero aún buenos y mdash para pequeñas sumas.

KLEINER: ¿Qué pasaría con los fabricantes?
PEREZ:
El modelo de alquiler también podría ser bueno para ellos. El modelo de producción en masa se basaba en la obsolescencia programada, en la que las empresas producían enormes cantidades de productos de mala calidad. Esto creó una demanda artificial en los mercados saturados al hacer que las personas reemplazaran los productos que se descompusieron o se desgastaron. Pero si los mercados están creciendo en todo el mundo, como en un momento de despliegue global completo, las empresas podrían producir bienes duraderos, lujosos, costosos y de alta tecnología que durarían muchos años y se actualizarían continuamente a medida que la tecnología evolucionara. No habría más inventarios de repuestos, solo software para hacerlos. Y los nuevos millones de personas que ingresan a la clase media podrían equiparse con bienes duraderos sin que los materiales se vuelvan escasos y costosos, sin dañar el planeta y con una eficiencia cada vez mayor.

JOHNSON: Me gusta jugar al defensor del diablo. Una vez que ingresamos completamente a la era del algoritmo, la era de la producción de máquinas con costo marginal cero, nuestras habilidades se vuelven casi redundantes. We & rsquore adornos, complementos a la máquina. Otra opción es dejar de priorizar la IA y el triunfo del capital sobre el trabajo. Podríamos hacer lo contrario: priorizar la inteligencia natural, aprovechando el excedente cognitivo que todavía existe en abundancia. Donde vivo en Kilburn, en el norte de Londres, un anciano italiano que vive a dos puertas de mí tiene unos 200 vecinos involucrados en la elaboración de vino local: recolectado por la multitud, pisoteado por la multitud y embotellado por la multitud. He & rsquos desbloqueando los activos naturales y humanos que están allí. ¿Podría este tipo de readaptación y artesanía comunitaria, aumentada por la tecnología, comenzar a formar parte de una nueva imaginación cultural?

PEREZ: Estoy de acuerdo en que la producción local puede convertirse en una parte importante y complementaria de la nueva economía. Pero las personas necesitan una amplia gama de bienes, incluidos alimentos, refugio y transporte. ¿De verdad crees que podríamos volver a hacer todo lo que consumimos a través de artesanos comunitarios?

Un modelo de crecimiento social

JOHNSON: ¿Y podemos hacer lo contrario? Después de las recientes amenazas de ciberseguridad, me preocupa que se demuestre que la economía hiperconectada es tan hackeable y poco resistente que volvamos a hacer nuestras propias cosas por necesidad.

Y entonces, ¿cuál es el papel de las grandes instituciones que dominan hoy? ¿Son un anacronismo? ¿Continuarían existiendo en una economía y una sociedad organizadas en torno a principios muy diferentes y más orgánicos? ¿Estamos mirando, en otras palabras, a la muerte de & ldquobig & rdquo?

PEREZ: No necesitamos la muerte de los grandes. Solo necesitamos la muerte de la "quomasa". En lugar de hacer obsoletas a las empresas gigantes, el sistema capitalista podría complementarlas abriendo otras oportunidades para la creación de riqueza de otro tipo. Las nuevas empresas de tecnología financiera ya están obligando a los grandes bancos a cambiar la forma en que operan, y algunas nuevas empresas podrían hacerse cargo de muchas de las funciones de los bancos.

John Maynard Keynes tenía razón. Alguien debe crear demanda antes de que surjan innovaciones e inversiones. La última vez fue construyendo casas en terrenos suburbanos. Pero, ¿cómo se crea demanda ahora? ¿Para qué productos y servicios?

That & rsquos donde las economías emergentes son importantes. Los llamados países en desarrollo no fueron incluidos en el auge de la producción en masa del siglo XX, porque el mundo avanzado estaba más interesado en sus recursos naturales que en su mercado de consumo. Pero eso está cambiando ahora. A medida que países como China e India continúan creciendo como locos, brindan la demanda que necesitan los productores comerciales, incluidos los productores de alimentos y materiales en otras economías emergentes. Estos nuevos productores aprovecharán una demanda global mucho mayor para financiar su desarrollo, lo que a su vez debería incrementar la demanda global de bienes de consumo y de capital. Es un nuevo juego de suma positiva esperando a ser configurado.

En última instancia, cuando las cosas se pongan lo suficientemente mal, necesitaremos un equivalente del Plan Marshall para ayudar al desarrollo de todos los países. Habría proyectos de construcción para el mundo tropical: algunos para áreas afectadas por el aumento del nivel del mar, otros para áreas asoladas por la sequía, todos con ingeniería a gran escala, utilizando energía solar y otras nuevas formas de energía, y ayudando a desarrollar esos países. Esto se pagaría como se ha hecho en aumentos pasados, a través de nuevos compromisos que podrían incluir regímenes fiscales que se habrían sentido imposibles de lograr solo unos años antes, pero ahora todos, incluidas las empresas, terminarán reconociendo cómo sus destinos penden. juntos.

KLEINER: ¿En qué se diferenciaría eso de lo que han hecho grupos de desarrollo económico como el Banco Mundial durante todos estos años?
PEREZ:
Sería mucho más ambicioso y estaría más en sintonía con las condiciones y oportunidades de la era de la información y de una economía globalizada. La pregunta crítica es: ¿Se puede establecer un juego de suma positiva entre todas las naciones del mundo y rsquos? La necesidad de un desarrollo global pleno en la actualidad es enorme, aunque solo sea por el crecimiento de la demanda de los consumidores que necesitaba & rsquos. China y la India por sí solas no pueden cumplir ese propósito. Esta es también la única forma de reducir la migración desde lugares como Medio Oriente y América Latina. Incluso si ISIS es derrotado, debe establecer suficientes puestos de trabajo en las economías menos desarrolladas para devolver la esperanza a sus poblaciones.

Es fundamental que toda economía se especialice, de modo que pueda participar de forma competitiva en los mercados globales. Pero cada trozo de territorio tiene que abandonar la carrera hasta el fondo y definir su identidad, conectada con su historia o con las fortalezas que crea. Sus negocios, universidades, prioridades regulatorias y régimen tributario deben favorecer la dirección elegida para el éxito, preferiblemente definida por un proceso de construcción de consenso. Creo que los países industrializados avanzados terminarán especializándose en bienes intensivos en capital, ingeniería de alto nivel y productos de lujo. Los países rezagados tendrán que construir sus propias bases de fabricación. Algunos pueden especializarse en materias primas e industrias basadas en ndash, incluidas las que producen alimentos y productos químicos sofisticados. Algunos tendrán sus propios emprendedores, innovando en productos y servicios que reflejen su cultura e identidad. La diversidad está en la naturaleza de la tecnología de la información tanto como la homogeneidad era natural para la producción en masa.

La nación local con alcance global

KLEINER: Usted ha descrito una especie de mercantilismo local en el que cada país tiene algún centro geográfico de excelencia, como Silicon Valley en Estados Unidos.
PEREZ:
Sí, porque la globalización obligará a las economías locales y nacionales a distinguirse a través de la especialización, si quieren sobrevivir. Algunas de estas economías especializadas podrían ser regionales. Por ejemplo, Europa tiene tradiciones culturales que favorecen la sostenibilidad medioambiental. La región ya está comenzando a construir su economía en torno a un "estilo de vida europeo". Los países escandinavos están mostrando el camino. Alemania declaró una transición energética a las energías renovables. Obviamente, habrá diferencias culturales y climáticas: Dinamarca enfatizaría la energía eólica y Grecia favorecería la energía solar. Algunos países innovarían en salud, otros en nuevos materiales. Cada uno tendría sus especializaciones, pero la identidad de un grupo en la economía global pertenecería a Europa en su conjunto.

JOHNSON: Pero, ¿no es la fuerza de Europa también su diversidad? El hecho de que esté compuesto por unidades con inmensas diferencias étnicas, religiosas, lingüísticas y culturales, que coexistan y formen parte de una agrupación supranacional, ¿no impide pensar que Europa tiene una sola forma de vida?

PEREZ: Por el contrario, la ventaja de las TIC es que prospera en variedad. Cuando hablo de una posible forma de vida europea, imagino múltiples innovaciones que definen diferentes variantes de la aspiracional & ldquobuena vida & rdquo con mucha tecnología y servicios basados ​​en el ser humano, además de salud y creatividad. Eso es incluso más fácil para los europeos que adoptar una forma de vida estadounidense estandarizada (lo que hicieron felizmente). Pero decir & ldquosmart green growth & rdquo debería ser la dirección general, como sugeriría, abre todo el espacio del mundo para la variedad al mismo tiempo que fomenta la convergencia en habilidades, proveedores, capacidades científicas y tecnológicas, servicios para modelos de negocios, etc.

KLEINER: ¿Está diciendo que algunos líderes, en algunos lugares, pueden comenzar a crear las condiciones para una nueva era dorada?
PEREZ:
Si. Así es como siempre pasa. Empiezan algunos pioneros. Otros los imitan. Cuando se propaga más, hay un cambio masivo, que implica un cambio de actitud tanto en las empresas como en el gobierno. Estamos hablando de innovación institucional, nuevos mecanismos de construcción de consensos y una gran remodelación del sistema tributario, de la educación y del estado de bienestar. Todos son obsoletos y no son adecuados para su propósito. ¿Cómo puede funcionar el seguro de desempleo actual en la economía de los conciertos, donde las personas son emprendedores de por vida, por ejemplo, realizando investigaciones a destajo o conduciendo para empresas de viajes compartidos, sin el apoyo o la estabilidad que necesitan?

En última instancia, en mi opinión, la solución más factible, por difícil y compleja que parezca, es probablemente la renta básica universal (propuesta por, entre otros, Milton Friedman). Todos, desde la niñez hasta la vejez, obtienen un ingreso básico mínimo que cubre las necesidades básicas, de modo que puedan vivir de manera segura en la economía del concierto. Eso realmente haría crecer la economía de abajo hacia arriba. Nos libraríamos del abandono y del humillante ejercicio de demostrar que se necesita asistencia pública. El dinero básico estaría allí en un cajero automático para cada persona, depositado todos los meses. Los que ganan lo suficiente (y los millonarios, por supuesto) devolverían rápidamente el dinero en impuestos. Al final, solo aquellos que realmente lo necesitan serán un costo para la sociedad, probablemente no mucho más de lo que se gasta ahora en seguro de desempleo, pagos de manutención infantil, los costos de lidiar con la negligencia y los delitos relacionados con el hambre y los salarios de los burócratas. que hacen la prueba de medios y toman las decisiones. Pueden pasar a trabajos más creativos.

JOHNSON: Una cosa me hace sentir pesimista sobre esto. El estado actual de la política parece moverse en la dirección opuesta, con un debilitamiento del vínculo percibido entre impuestos y representación. Y la tecnología está permitiendo aún más autoritarismo, con algoritmos que determinan nuestras fuentes de noticias, datos de redes sociales que dan forma a las elecciones y sensores que monitorean la disidencia capturando video y sonido.

Pero también puedo pensar en razones para ser optimista. La misma tendencia hacia la descentralización de la tecnología está apareciendo en la política. Las entidades locales ya están asumiendo más responsabilidad y, más recientemente, los esfuerzos colectivos de las ciudades para abordar el cambio climático. Y aunque enfrentamos severos desafíos sociales, económicos y ambientales, creo que ya están surgiendo oportunidades para que la tecnología, potencialmente respaldada por el gobierno, promueva el desarrollo global más completo al que se refiere. En este momento, como ejemplo, los agricultores de subsistencia pueden arrendar la luz solar M-Kopa, equipada con una tarjeta SIM, por 50 centavos por día, y usarla para obtener un micropréstamo de US $ 36 para una bomba manual. Esto reduce los costos de atención médica y triplica los cultivos que pueden cosechar en un estudio, este tipo de tecnología elevó los ingresos anuales de $ 180 a $ 1,800 por persona. Hay 1.200 millones de personas en todo el mundo sin electricidad. Eso es un mercado sin explotar. Si podemos desplegar capital para ampliar estos negocios, debe ser beneficioso para el capitalismo lograrlo.

KLEINER: ¿Cómo comienza todo este cambio?
PEREZ:
Necesitamos mirar la historia. Los líderes tendrían que comprender su papel en este momento crucial, avanzar para abrir un proceso de creación de consenso y estar decididos a tomar medidas audaces. Sus esfuerzos, con el apoyo de las empresas y la sociedad, podrían ser la base de la era dorada mundial de la economía de la información.


¿QUÉ LLEVÓ A LA EDAD DE ORO?

“La Edad de Oro” se basó en varios factores (5). Los musulmanes que siguieron las pautas del Profeta estudiaron y buscaron conocimiento (1, 5, 6). El Corán es claro: "La tinta del erudito es más sagrada que la sangre de los mártires", mientras que el Profeta promovió la investigación médica predicando que "Para cada enfermedad, Allah ha dado una cura". (5) La comunicación se hizo más fácil porque el Imperio Musulmán unió extensas áreas geográficas. Los académicos viajaron para enseñar o compartir ideas. Además, el idioma árabe se convirtió en un factor unificador (4, 5). Las traducciones del griego, el latín y el chino al árabe fueron innumerables, lo que eliminó las barreras del idioma para los académicos. Durante el mismo período, los árabes aprendieron de los chinos cómo producir papel y los libros estuvieron más disponibles (5). Se establecieron bibliotecas en El Cairo, Alepo, Bagdad y centros urbanos en Irán, Asia central y España, mientras que en varias ciudades se abrieron librerías con miles de títulos (4, 5). Finalmente, La Casa de la Sabiduría, una institución académica que sirve como universidad, se estableció en Bagdad en 1004 E.C. (5).


Mercenarios y desarrollo de intercambios monetarios en el mundo celta

42En el siglo IV aC, los pueblos mediterráneos (griegos, & # 8239 [105] romanos, cartagineses, etc.) ya tenían sus propias monedas. Cuando entraron en contacto con ellos, los celtas comenzaron a usar dinero. Comenzaron imitando monedas extranjeras que circulaban en la Galia. & # 8239 [106] Algunos autores & # 8239 [107] ven esto como una consecuencia del saqueo de Delfos por los celtas en 279 a. C., pero este evento es más mitológico que real. Aun así, a lo largo de los siglos IV y III, los celtas se alquilaron por oro a los conquistadores del Mediterráneo. Sirvieron a Felipe II de Macedonia (382-336 aC) y luego a Alejandro Magno & # 8239 [108] (336-323 aC), acompañándolo hasta Babilonia. & # 8239 [109] Estaban en la Batalla del Metauro bajo el cartaginés, Asdrúbal. & # 8239 [110] También sirvieron bajo Dionisio en Tarento y Siracusa. & # 8239 [111]

43 Las tropas mercenarias celtas recibieron sumas considerables de dinero. & # 8239 [112] Sus vínculos con los ejércitos de los grandes conquistadores & # 8239 [113] probablemente explican cómo llegaron las monedas macedonias y púnicas a la Galia.

44Las monedas mediterráneas originales siguen siendo raras. Esto se explica por las monedas & # 8217 valor unitario alto: 8,6 gramos de oro. Estas monedas se pueden fundir y reutilizar rápidamente. Sólo se han encontrado en la Galia unos quince estateres de oro, fabricados en las casas de moneda de Pella, Amphipolis, Abydos y Lampsacus. & # 8239 [114] El fenómeno afectó a todo el mundo celta, como lo demuestra el descubrimiento de 160 imitaciones de Philip & # 8239 [115] en Tacs cerca de Beszterce (en el condado de Besztercze-Naszod, Hungría) o el depósito en Brasso & # 8239 [116] (Kronstadt, condado de Brasso, en la frontera con Rumania), que comprende una combinación de Philip, & # 8239 [117] Imitaciones de Alejandro y Tasos. De hecho, más al este, los celtas generalmente copiaron los tetradracmas de plata de Alejandro el Grande. & # 8239 [118]

En Luxemburgo y el área de Tréveris, la región más septentrional para producir imitaciones, se hicieron copias del estater emitido por la ceca de Lampsacus bajo Felipe III, con la cabeza de Helios y el monograma AP, que identificaba la ceca. Se conocen no menos de seis ejemplares de esta moneda gala. Su distribución en la Galia pasó a formar parte de la distribución de las primeras imitaciones galas. Las primeras acuñaciones galas fueron copias fieles de los estados de Filipo hasta el más mínimo detalle, incluso mostrando las variaciones & # 8239 [119] entre las cecas de Macedonia & # 8217. El mapa de distribución & # 8239 [120] de estas primeras imitaciones muestra que cada número galo es una copia de una moneda propiedad del grabador. Mientras que la estrella de Philip era de oro puro y pesaba 8,6 gramos, las imitaciones eran más ligeras (8,4-8,2) y la aleación menos pura, aunque todavía por encima del 90% de oro puro. El proceso de emisión de imitaciones también tuvo la ventaja de introducir fracciones como la mitad, un cuarto y hasta un veinticuatro de estado, fieles a la iconografía del original. En Manching, se han encontrado unas veinticuatro partes de un estater de oro con óbolos de plata en un pequeño monedero. Diminutas monedas de plata (Kleinsilber), que a veces pesaban mucho menos de un gramo, circulaban entre los Boii en Panonia y Noricum. & # 8239 [121]

46 Las imitaciones de dracmas & # 8239 [122] de Emporiae y Rhoda, puestos comerciales griegos en la costa española, proporcionan evidencia de que este dinero se consideraba favorablemente en el corazón mismo de la Galia, muy probablemente desde mediados del siglo III a. C. (hallazgos en Bridiers, Creuse) antes de la conquista romana de España.

47 El uso de varios prototipos de Tarentum en Gallia Belgica quizás refleje vínculos regulares conectados con el comercio del estaño. En los asentamientos y en los santuarios, estos eran generalmente óbolos de Masalia, & # 8239 [123] que estaban en circulación en la época de los estratos más antiguos (siglo III a. C.) y son probablemente un rastro de intercambio monetizado real. & # 8239 [124 ]

48 La cantidad de metales preciosos en circulación en los siglos IV y V a. C. fue considerable. A diferencia del período anterior, ahora se intercambiaban manos a medida que se libraban guerras, ya fuera como botín o como pago a mercenarios. A modo de ejemplo, está el tesoro que los romanos se apoderaron de los Boii en 193 aC: 1.471 torques de oro, 247 libras de oro, 2.340 libras de plata, 234.000 monedas de un carro de carreras de dos caballos. & # 8239 [125] Dinero sin embargo, siguió siendo un instrumento aparentemente reservado para la élite y un pequeño número de tropas, en comparación con las emisiones de los siglos II y I a.C., que produjeron miles de monedas de oro, plata y bronce. El volumen, al igual que la circulación, de los números del siglo III era todavía limitado. Se restringió el uso de estas monedas y sus denominaciones, con su alto valor de fusión. Como fue el caso en Marsella, donde las dotes se pagaron en & # 8220Philips & # 8221 mientras que la ciudad misma usaba un patrón de plata, los celtas deben haber usado primero monedas en rituales de paso (dotes, herencias, ceremonias de mayoría de edad) para pagar peajes o pagar protección, impuestos, la compra de artículos de lujo y la generosidad de las élites.


Otras lecturas

La biografía estándar de Carlos IV en inglés es Bede Jarrett, El emperador Carlos IV (1935). Otro estudio completo es el de Gerald G. Walsh, El emperador Carlos IV, 1316-1378: un estudio sobre el imperialismo del Sacro Imperio Romano Germánico (1924). Hay una breve cuenta en el Historia medieval de Cambridge, vol. 3 (1932). Los trabajos de fondo que incluyen excelentes estudios de Carlos IV son Denys Hay, Europa en los siglos XIV y XV (1966) y R. R. Betts, Ensayos de historia checa (1969). □


Ver el vídeo: Revista Bohemia: Portadas para la Historia 47 Primer Trimestre de 1957. PATRIA O MUERTE.