El telón de acero desciende sobre Europa - Historia

El telón de acero desciende sobre Europa - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El primer ministro Churchill, en un discurso en Fulton, Missouri, el 5 de marzo de 1946 declaró: "Desde Stettin en el Báltico, hasta Trieste en el Adriático, ha descendido un telón de acero en todo el continente". Por tanto, Churchill propuso el concepto de que Europa se había dividido entre Oriente y Occidente.

El 5 de marzo de 1946, el Primer Ministro Churchill y el Presidente Truman viajaron a Fulton Missouri tp Westmnister College para dar un discurso en la universidad. Su discurso tuvo un profundo impacto en cómo la gente percibía a la Unión Soviética.

El discurso:

Me alegra venir a Westminster College esta tarde y me felicito de que me haya dado un título. El nombre "Westminster" me resulta familiar de alguna manera. Parece que he oído hablar de él antes. De hecho, fue en Westminster donde recibí una gran parte de mi educación en política, dialéctica, retórica y una o dos cosas más. De hecho, ambos hemos sido educados en el mismo o similar o, en todo caso, en establecimientos afines.

También es un honor, quizás casi único, que un visitante privado sea presentado a una audiencia académica por el presidente de los Estados Unidos. En medio de sus pesadas cargas, deberes y responsabilidades, no buscados pero no rechazados, el presidente ha viajado mil millas para dignificar y magnificar nuestra reunión aquí hoy y darme la oportunidad de dirigirme a esta nación afín, así como a mis propios compatriotas al otro lado del océano, y quizás algunos otros países también. El Presidente le ha dicho que es su deseo, y estoy seguro de que es suyo, que yo tenga plena libertad para dar mi verdadero y fiel consejo en estos tiempos de angustia y desconcierto. Ciertamente me beneficiaré de esta libertad, y me sentiré con más derecho a hacerlo porque cualquier ambición privada que pude haber acariciado en mi juventud ha sido satisfecha más allá de mis sueños más locos. Sin embargo, permítanme aclarar que no tengo una misión o estatus oficial de ningún tipo, y que hablo solo por mí mismo. Aquí no hay nada más que lo que ves.

Por lo tanto, puedo permitir que mi mente, con la experiencia de mi vida, juegue con los problemas que nos acosan al día siguiente de nuestra victoria absoluta en armas, y tratar de asegurarme con la fuerza que tengo de lo que se ha ganado con tanta fuerza. Se conservarán muchos sacrificios y sufrimientos para la futura gloria y seguridad de la humanidad.

Estados Unidos se encuentra en este momento en la cima del poder mundial. Es un momento solemne para la democracia estadounidense. Porque con la primacía en el poder también se une una imponente responsabilidad hacia el futuro. Si mira a su alrededor, debe sentir no solo el sentido del deber cumplido, sino que también debe sentir ansiedad para no caer por debajo del nivel de logro. La oportunidad está aquí ahora, clara y brillante para nuestros dos países. Rechazarlo o ignorarlo o malgastarlo nos traerá todos los largos reproches del tiempo posterior. Es necesario que la constancia mental, la perseverancia en el propósito y la gran sencillez de decisión guíen y gobiernen la conducta de los pueblos de habla inglesa en paz como lo hicieron en la guerra. Debemos, y creo que lo haremos, demostrar que estamos a la altura de este severo requisito.

Cuando los militares estadounidenses se acercan a una situación grave, suelen escribir al principio de su directiva las palabras "concepto estratégico general". Hay sabiduría en esto, ya que conduce a la claridad de pensamiento. ¿Cuál es entonces el concepto estratégico global que deberíamos inscribir hoy? Es nada menos que la seguridad y el bienestar, la libertad y el progreso de todos los hogares y familias de todos los hombres y mujeres de todas las tierras. Y aquí hablo particularmente de la miríada de casas de campo o apartamentos donde el asalariado se esfuerza en medio de los accidentes y las dificultades de la vida para proteger a su esposa e hijos de las privaciones y criar a la familia en el temor del Señor, o en conceptos éticos que a menudo juegan su papel más importante.

Para dar seguridad a estos innumerables hogares, deben estar protegidos de los dos merodeadores gigantes, la guerra y la tiranía. Todos conocemos los espantosos disturbios en los que se hunde la familia corriente cuando la maldición de la guerra cae sobre el que gana el pan y aquellos para quienes trabaja y se las ingenia. La terrible ruina de Europa, con todas sus glorias desaparecidas, y de gran parte de Asia nos mira a los ojos. Cuando los designios de los hombres malvados o el impulso agresivo de los Estados poderosos disuelven en grandes áreas el marco de la sociedad civilizada, la gente humilde se enfrenta a dificultades que no puede afrontar. Para ellos todo está distorsionado, todo está roto, incluso molido a pulpa.

Cuando estoy aquí esta tarde tranquila, me estremezco al visualizar lo que realmente les está sucediendo a millones ahora y lo que va a suceder en este período en el que el hambre acecha la tierra. Nadie puede calcular lo que se ha llamado "la suma no estimada del dolor humano". Nuestra tarea y deber supremo es proteger los hogares de la gente común de los horrores y las miserias de otra guerra. Todos estamos de acuerdo en eso.

Nuestros colegas militares estadounidenses, después de haber proclamado su "concepto estratégico general" y haber calculado los recursos disponibles, siempre pasan al siguiente paso, a saber, el método. Aquí nuevamente hay un acuerdo generalizado. Ya se ha erigido una organización mundial con el propósito primordial de prevenir la guerra, la ONU, la sucesora de la Liga de Naciones, con la adición decisiva de los Estados Unidos y todo lo que eso significa, ya está en funcionamiento. Debemos asegurarnos de que su trabajo sea fecundo, que sea una realidad y no una farsa, que sea una fuerza para la acción, y no meramente una espuma de palabras, que sea un verdadero templo de paz en el que los escudos de muchos las naciones pueden algún día colgarse, y no simplemente una cabina en una Torre de Babel. Antes de deshacernos de las sólidas garantías de los armamentos nacionales para la autoconservación, debemos estar seguros de que nuestro templo está construido, no sobre arenas movedizas o lodazal, sino sobre la roca. Cualquiera puede ver con los ojos abiertos que nuestro camino será difícil y también largo, pero si perseveramos juntos como lo hicimos en las dos guerras mundiales, aunque no, por desgracia, en el intervalo entre ellas, no puedo dudar de que lo haremos. lograr nuestro propósito común al final.

Sin embargo, tengo una propuesta concreta y práctica que hacer para la acción. Se pueden establecer tribunales y magistrados, pero no pueden funcionar sin alguaciles y agentes. La Organización de las Naciones Unidas debe comenzar inmediatamente a equiparse con una fuerza armada internacional. En tal asunto solo podemos ir paso a paso, pero debemos comenzar ahora. Propongo que se invite a cada una de las Potencias y Estados a delegar un cierto número de escuadrones aéreos al servicio de la organización mundial. Estos escuadrones serían entrenados y preparados en sus propios países, pero se moverían en rotación de un país a otro. Llevarían el uniforme de sus propios países pero con diferentes insignias. No se les exigiría que actuaran contra su propia nación, pero en otros aspectos serían dirigidos por la organización mundial. Esto podría iniciarse en una escala modesta y crecerá a medida que aumente la confianza. Deseaba que esto se hiciera después de la primera guerra mundial, y confío fervientemente en que se pueda hacer de inmediato.

Sin embargo, sería erróneo e imprudente confiar el conocimiento secreto o la experiencia de la bomba atómica, que ahora comparten Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá, a la organización mundial, cuando aún está en su infancia. Sería una locura criminal dejarlo a la deriva en este mundo todavía agitado y desunido. Nadie en ningún país ha dormido menos bien en su cama porque este conocimiento y el método y las materias primas para aplicarlo, en la actualidad se conservan en gran medida en manos estadounidenses. No creo que todos deberíamos haber dormido tan profundamente si las posiciones se hubieran invertido y si algún Estado comunista o neofascista monopolizara por el momento estas temibles agencias. El miedo a ellos por sí solo podría haberse utilizado fácilmente para imponer sistemas totalitarios en el mundo democrático libre, con consecuencias espantosas para la imaginación humana. Dios ha querido que esto no suceda y tenemos al menos un respiro para poner nuestra casa en orden antes de que tengamos que enfrentar este peligro: e incluso entonces, si no se ahorra ningún esfuerzo, todavía deberíamos poseer una superioridad tan formidable como para imponer disuasiones efectivas sobre su empleo, o amenaza de empleo, por parte de terceros. En última instancia, cuando la hermandad esencial del hombre se encarne y exprese verdaderamente en una organización mundial con todas las salvaguardias prácticas necesarias para que sea eficaz, estos poderes naturalmente se confiarán a esa organización mundial.

Ahora llego al segundo peligro de estos dos merodeadores que amenaza la cabaña, el hogar y la gente común, a saber, la tiranía. No podemos ignorar el hecho de que las libertades de que disfrutan los ciudadanos individuales en todo el Imperio Británico no son válidas en un número considerable de países, algunos de los cuales son muy poderosos. En estos Estados, el control se impone sobre la gente común a través de varios tipos de gobiernos policiales omnipresentes. El poder del Estado se ejerce sin restricciones, ya sea por dictadores o por oligarquías compactas que operan a través de un partido privilegiado y una policía política. No es nuestro deber en este momento, cuando las dificultades son tan numerosas, interferir por la fuerza en los asuntos internos de países que no hemos conquistado en la guerra. Pero no debemos dejar de proclamar en tono intrépido los grandes principios de la libertad y los derechos del hombre que son herencia conjunta del mundo de habla inglesa y que a través de la Carta Magna, la Declaración de Derechos, el Habeas Corpus, el juicio con jurado, y el derecho consuetudinario inglés encuentran su expresión más famosa en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos.

Todo esto significa que la gente de cualquier país tiene el derecho, y debe tener el poder por acción constitucional, por elecciones libres e ilimitadas, con voto secreto, para elegir o cambiar el carácter o forma de gobierno bajo el cual residen; que debe reinar la libertad de expresión y pensamiento; que los tribunales de justicia, independientes del ejecutivo, imparciales por cualquiera de las partes, deben administrar leyes que hayan recibido el amplio asentimiento de grandes mayorías o estén consagradas por el tiempo y la costumbre. Aquí están los títulos de propiedad de la libertad que deberían estar en cada casa de campo. Aquí está el mensaje de los pueblos británico y estadounidense a la humanidad. Prediquemos lo que practicamos, practiquemos, lo que predicamos.

He expuesto ahora los dos grandes peligros que amenazan los hogares de la gente: la guerra y la tiranía. Todavía no he hablado de pobreza y privación que son en muchos casos la angustia imperante. Pero si se eliminan los peligros de la guerra y la tiranía, no hay duda de que la ciencia y la cooperación pueden traer al mundo en los próximos años, ciertamente en las próximas décadas, una nueva enseñanza en la escuela de la guerra, una expansión de bienestar material más allá de cualquier cosa que haya ocurrido hasta ahora en la experiencia humana. Ahora, en este momento triste y sin aliento, estamos sumidos en el hambre y la angustia que son las secuelas de nuestra estupenda lucha; pero esto pasará y puede pasar rápidamente, y no hay ninguna razón, excepto la locura humana o el crimen subhumano, que niegue a todas las naciones la inauguración y el disfrute de una era de abundancia. A menudo he usado palabras que aprendí hace cincuenta años de un gran orador irlandés-estadounidense, un amigo mío, el Sr. Bourke Cockran. "Hay suficiente para todos. La tierra es una madre generosa; proveerá en abundancia y abundancia de alimentos a todos sus hijos si cultivan su tierra en justicia y en paz". Hasta ahora creo que estamos totalmente de acuerdo. Ahora, mientras sigo buscando el método de realizar nuestro concepto estratégico general, llego al meollo de lo que he viajado aquí para decir. Ni la prevención segura de la guerra, ni el ascenso continuo de la organización mundial se lograrán sin lo que he llamado la asociación fraterna de los pueblos de habla inglesa. Esto significa una relación especial entre el Commonwealth e Imperio Británico y los Estados Unidos. No es momento para generalidades y me atreveré a ser preciso. La asociación fraterna requiere no solo la creciente amistad y el entendimiento mutuo entre nuestros dos vastos pero afines sistemas de sociedad, sino la continuación de la relación íntima entre nuestros asesores militares, lo que lleva al estudio común de los peligros potenciales, la similitud de las armas y los manuales de instrucciones. y al intercambio de oficiales y cadetes en los colegios técnicos. Debería llevar consigo la continuación de las actuales instalaciones para la seguridad mutua mediante el uso conjunto de todas las bases navales y de la Fuerza Aérea en posesión de cualquiera de los países en todo el mundo. Esto quizás duplicaría la movilidad de la Armada y la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Ampliaría enormemente la de las Fuerzas del Imperio Británico y bien podría conducir, si el mundo se calma, a importantes ahorros financieros. Ya usamos juntos un gran número de islas; Es muy posible que se confíen más a nuestro cuidado conjunto en un futuro próximo.

Estados Unidos ya tiene un Acuerdo de Defensa Permanente con el Dominio de Canadá, que está tan devotamente unido a la Commonwealth e Imperio Británicos. Este Acuerdo es más eficaz que muchos de los que a menudo se han realizado mediante alianzas formales. Este principio debería extenderse a todas las Commonwealth británicas con plena reciprocidad. Así, pase lo que pase, y sólo así, estaremos seguros nosotros mismos y podremos trabajar juntos por las causas elevadas y simples que nos son queridas y no presagian ningún mal para nadie. Eventualmente puede llegar, creo que eventualmente llegará, el principio de ciudadanía común, pero podemos estar contentos con dejarlo al destino, cuyo brazo extendido muchos de nosotros ya podemos ver claramente.

Sin embargo, hay una pregunta importante que debemos hacernos. ¿Una relación especial entre los Estados Unidos y la Commonwealth británica sería incompatible con nuestras lealtades primordiales a la Organización Mundial? Respondo que, por el contrario, es probablemente el único medio por el cual esa organización alcanzará su plena estatura y fuerza. Ya existen las relaciones especiales de los Estados Unidos con Canadá que acabo de mencionar, y existen las relaciones especiales entre los Estados Unidos y las Repúblicas Sudamericanas. Los británicos tenemos nuestro Tratado de Colaboración y Asistencia Mutua de veinte años con la Rusia Soviética. Estoy de acuerdo con el Sr. Bevin, el Secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, en que bien podría ser un Tratado de cincuenta años en lo que a nosotros respecta. Nuestro objetivo no es más que la asistencia mutua y la colaboración. Los británicos mantienen una alianza ininterrumpida con Portugal desde 1384, y que produjo resultados fructíferos en momentos críticos del final de la guerra. Ninguno de estos choca con el interés general de un acuerdo mundial o de una organización mundial; al contrario, lo ayudan. "En la casa de mi padre hay muchas mansiones". Las asociaciones especiales entre miembros de las Naciones Unidas que no tienen un punto de agresión contra ningún otro país, que no albergan ningún diseño incompatible con la Carta de las Naciones Unidas, lejos de ser nocivas, son beneficiosas y, según creo, indispensables.

Hablé antes del Templo de la Paz. Los obreros de todos los países deben construir ese templo. Si dos de los trabajadores se conocen particularmente bien y son viejos amigos, si sus familias están entremezcladas y si tienen "fe en el propósito del otro, esperanza en el futuro del otro y caridad hacia los defectos del otro" - para citar algunas buenas palabras que leí aquí el otro día: ¿por qué no pueden trabajar juntos en la tarea común como amigos y socios? ¿Por qué no pueden compartir sus herramientas y así aumentar el poder de trabajo de los demás? De hecho, deben hacerlo o, de lo contrario, el templo no se podrá construir o, si se está construyendo, se puede derrumbar, y todos seremos nuevamente incapaces de aprender y tendremos que ir y tratar de aprender de nuevo por tercera vez en una escuela de guerra. incomparablemente más riguroso que aquel del que acabamos de salir. La edad oscura puede regresar, la edad de piedra puede regresar con las alas relucientes de la ciencia, y lo que ahora puede derramar inconmensurables bendiciones materiales sobre la humanidad, puede incluso provocar su destrucción total. Cuidado, digo; el tiempo puede ser corto. No permitas que sigamos el camino de permitir que los acontecimientos se deslicen hasta que sea demasiado tarde. Si va a haber una asociación fraternal como la que he descrito, con toda la fuerza y ​​seguridad adicionales que nuestros dos países pueden derivar de ella, asegurémonos de que ese gran hecho sea conocido en el mundo y de que se cumpla su función. participar en la consolidación y estabilización de los cimientos de la paz. Existe el camino de la sabiduría. Es mejor prevenir que curar.

Una sombra ha caído sobre los escenarios iluminados recientemente por la victoria aliada. Nadie sabe qué pretenden hacer la Rusia soviética y su organización internacional comunista en el futuro inmediato, o cuáles son los límites, si los hay, de sus tendencias expansivas y proselitistas. Tengo una gran admiración y respeto por el valiente pueblo ruso y por mi camarada en tiempos de guerra, el mariscal Stalin. Hay una profunda simpatía y buena voluntad en Gran Bretaña - y no dudo que aquí también - hacia los pueblos de todas las Rusias y una determinación de perseverar a través de muchas diferencias y rechazos para establecer amistades duraderas. Entendemos la necesidad rusa de estar segura en sus fronteras occidentales eliminando toda posibilidad de agresión alemana. Damos la bienvenida a Rusia al lugar que le corresponde entre las principales naciones del mundo. Damos la bienvenida a su bandera en los mares. Sobre todo, acogemos con satisfacción los contactos constantes, frecuentes y crecientes entre el pueblo ruso y nuestro propio pueblo a ambos lados del Atlántico. Sin embargo, es mi deber, porque estoy seguro de que deseará que le exponga los hechos tal como yo los veo, que les presente ciertos hechos sobre la situación actual en Europa.

Desde Stettin en el Báltico hasta Trieste en el Adriático, ha descendido un telón de acero en todo el continente. Detrás de esa línea se encuentran todas las capitales de los antiguos estados de Europa Central y Oriental. Varsovia, Berlín, Praga, Viena, Budapest, Belgrado, Bucarest y Sofía, todas estas ciudades famosas y las poblaciones que las rodean se encuentran en lo que debo llamar la esfera soviética, y todas están sujetas de una forma u otra, no solo a la influencia soviética. pero a un nivel de control muy alto y, en muchos casos, cada vez mayor desde Moscú. Atenas sola, Grecia con sus glorias inmortales, es libre de decidir su futuro en una elección bajo la observación británica, estadounidense y francesa.Se ha alentado al Gobierno polaco, dominado por Rusia, a que haga enormes e injustas incursiones en Alemania, y ahora se están produciendo expulsiones masivas de millones de alemanes en una escala penosa e inimaginable. Los partidos comunistas, que eran muy pequeños en todos estos Estados del este de Europa, se han elevado a una preeminencia y un poder mucho más allá de su número y buscan en todas partes obtener el control totalitario. Los gobiernos policiales prevalecen en casi todos los casos, y hasta ahora, excepto en Checoslovaquia, no existe una verdadera democracia. Turquía y Persia están profundamente alarmados y perturbados por las afirmaciones que se les hacen y por la presión ejercida por el Gobierno de Moscú. Los rusos en Berlín están intentando construir un partido cuasi-comunista en su zona de la Alemania ocupada mostrando favores especiales a grupos de líderes alemanes de izquierda. Al final de la lucha en junio pasado, los ejércitos estadounidense y británico se retiraron hacia el oeste, de acuerdo con un acuerdo anterior, a una profundidad en algunos puntos de 150 millas en un frente de casi cuatrocientas millas, con el fin de permitir que nuestros aliados rusos ocupar esta vasta extensión de territorio que habían conquistado las democracias occidentales.

Si ahora el gobierno soviético intenta, mediante una acción separada, construir una Alemania procomunista en sus áreas, esto causará nuevas dificultades serias en las zonas británica y estadounidense, y dará a los alemanes derrotados el poder de ponerse a subasta. entre los soviéticos y las democracias occidentales. Cualesquiera que sean las conclusiones que se puedan extraer de estos hechos, y los hechos que son, ciertamente, esta no es la Europa Liberada que luchamos por construir. Tampoco es uno que contenga los elementos esenciales de la paz permanente.

La seguridad del mundo requiere una nueva unidad en Europa, de la cual ninguna nación debe ser excluida permanentemente. Es de las disputas de las fuertes razas parentales en Europa que han surgido las guerras mundiales que hemos presenciado, o que ocurrieron en épocas anteriores. Dos veces en nuestra propia vida hemos visto a los Estados Unidos, contra sus deseos y sus tradiciones, contra argumentos, cuya fuerza es imposible no comprender, arrastrados por fuerzas irresistibles, a estas guerras a tiempo para asegurar la victoria de los buenos. causa, pero sólo después de que ocurriera una terrible matanza y devastación. Estados Unidos ha tenido que enviar dos veces a varios millones de sus jóvenes al otro lado del Atlántico para encontrar la guerra; pero ahora la guerra puede encontrar a cualquier nación, dondequiera que viva entre el anochecer y el amanecer. Sin duda, deberíamos trabajar con un propósito consciente por una gran pacificación de Europa, dentro de la estructura de las Naciones Unidas y de acuerdo con su Carta. Creo que es una causa abierta de política de gran importancia.

Frente al telón de acero que atraviesa Europa hay otros motivos de ansiedad. En Italia, el Partido Comunista se ve seriamente obstaculizado por tener que apoyar las reclamaciones del mariscal Tito, entrenado comunista, sobre el antiguo territorio italiano a la cabeza del Adriático. Sin embargo, el futuro de Italia está en juego. Una vez más, no se puede imaginar una Europa regenerada sin una Francia fuerte. Toda mi vida pública he trabajado por una Francia fuerte y nunca perdí la fe en su destino, ni siquiera en las horas más oscuras. No perderé la fe ahora. Sin embargo, en un gran número de países, lejos de las fronteras rusas y en todo el mundo, las quintas columnas comunistas están establecidas y trabajan en completa unidad y absoluta obediencia a las instrucciones que reciben del centro comunista. Excepto en la Commonwealth británica y en los Estados Unidos, donde el comunismo está en su infancia, los partidos comunistas o las quintas columnas constituyen un desafío y un peligro cada vez mayores para la civilización cristiana. Estos son hechos sombríos para que cualquiera tenga que recitar al día siguiente de una victoria obtenida por tan espléndida camaradería en las armas y en la causa de la libertad y la democracia; pero deberíamos ser muy imprudentes al no enfrentarlos directamente mientras queda el tiempo.

El panorama también es inquietante en el Lejano Oriente y especialmente en Manchuria. El Acuerdo que se firmó en Yalta, en el que yo era parte, fue extremadamente favorable a la Rusia soviética, pero se firmó en un momento en el que nadie podía decir que la guerra alemana podría no extenderse durante todo el verano y otoño de 1945 y cuando se esperaba que la guerra japonesa durara otros 18 meses desde el final de la guerra alemana. En este país, todos ustedes están tan bien informados sobre el Lejano Oriente y son tan devotos amigos de China, que no necesito explayarme sobre la situación allí.

Me he sentido obligado a retratar la sombra que, tanto en el oeste como en el este, cae sobre el mundo. Yo era un alto ministro en el momento del Tratado de Versalles y un amigo cercano del Sr. Lloyd-George, quien era el jefe de la delegación británica en Versalles. Yo mismo no estaba de acuerdo con muchas cosas que se hicieron, pero tengo una impresión muy fuerte en mi mente de esa situación, y me resulta doloroso contrastarla con lo que prevalece ahora. En aquellos días había grandes esperanzas y una confianza ilimitada en que las guerras habían terminado y que la Sociedad de Naciones se volvería todopoderosa. No veo ni siento la misma confianza o incluso las mismas esperanzas en el demacrado mundo de la actualidad.

Por otro lado, rechazo la idea de que una nueva guerra sea inevitable; más aún que es inminente. Es porque estoy seguro de que nuestra fortuna todavía está en nuestras propias manos y que tenemos el poder para salvar el futuro, que siento el deber de hablar ahora que tengo la ocasión y la oportunidad de hacerlo. No creo que la Rusia soviética desee la guerra. Lo que desean son los frutos de la guerra y la expansión indefinida de su poder y doctrinas. Pero lo que tenemos que considerar aquí hoy, mientras queda el tiempo, es la prevención permanente de la guerra y el establecimiento de condiciones de libertad y democracia lo más rápidamente posible en todos los países. Nuestras dificultades y peligros no desaparecerán cerrando los ojos ante ellos. No se eliminarán simplemente esperando a ver qué sucede; ni serán eliminados por una política de apaciguamiento. Lo que se necesita es un arreglo, y cuanto más se demore, más difícil será y mayores serán nuestros peligros.

Por lo que he visto de nuestros amigos y aliados rusos durante la guerra, estoy convencido de que no hay nada que admiren tanto como la fuerza, y no hay nada por lo que tengan menos respeto que la debilidad, especialmente la debilidad militar. Por esa razón, la vieja doctrina del equilibrio de poder no es sólida. No podemos permitirnos, si podemos evitarlo, trabajar en márgenes estrechos, ofreciendo tentaciones a una prueba de fuerza. Si las democracias occidentales se mantienen unidas en estricta adhesión a los principios de la Carta de las Naciones Unidas, su influencia para promover esos principios será inmensa y es probable que nadie los moleste. Sin embargo, si se dividen o vacilan en su deber y si se permite que estos años tan importantes se desvanezcan, entonces la catástrofe puede abrumarnos a todos.

La última vez lo vi venir y lloré en voz alta a mis propios compatriotas y al mundo, pero nadie prestó atención. Hasta el año 1933 o incluso 1935, Alemania podría haberse salvado del terrible destino que la ha sobrevenido y todos podríamos habernos librado de las miserias que Hitler soltó sobre la humanidad. Nunca ha habido una guerra en toda la historia más fácil de prevenir mediante una acción oportuna que la que acaba de devastar áreas tan grandes del globo. En mi opinión, podría haberse evitado sin el disparo de un solo tiro, y Alemania podría ser poderosa, próspera y honrada hoy; pero nadie quiso escuchar y uno por uno fuimos absorbidos por el terrible remolino. Seguramente no debemos permitir que eso vuelva a suceder. Esto sólo puede lograrse alcanzando ahora, en 1946, un buen entendimiento en todos los puntos con Rusia bajo la autoridad general de la Organización de las Naciones Unidas y manteniendo ese buen entendimiento durante muchos años de paz, por el instrumento mundial, apoyado por el toda la fuerza del mundo de habla inglesa y todas sus conexiones. Ahí está la solución que les ofrezco respetuosamente en este discurso al que he titulado "Los tendones de la paz".

Que nadie subestime el poder duradero del Imperio Británico y la Commonwealth. Porque ve a los 46 millones en nuestra isla acosados ​​por su suministro de alimentos, de los cuales solo cultivan la mitad, incluso en tiempos de guerra, o porque tenemos dificultades para reiniciar nuestras industrias y el comercio de exportación después de seis años de apasionado esfuerzo de guerra, ¿no? No supongo que no vamos a pasar por estos años oscuros de privaciones como hemos pasado por los años gloriosos de agonía, o que dentro de medio siglo, no verán a 70 u 80 millones de británicos esparcidos por el mundo y unidos en defensa. de nuestras tradiciones, nuestra forma de vida y de las causas del mundo que usted y nosotros abrazamos. Si la población de las Commonwealth de habla inglesa se suma a la de los Estados Unidos con todo lo que dicha cooperación implica en el aire, en el mar, en todo el mundo y en la ciencia y en la industria, y en fuerza moral, hay No habrá equilibrio de poder tembloroso y precario para ofrecer su tentación a la ambición o la aventura. Al contrario, habrá una abrumadora garantía de seguridad. Si nos adherimos fielmente a la Carta de las Naciones Unidas y avanzamos con serena y sobria fuerza en busca de la tierra o el tesoro de nadie, buscando no imponer un control arbitrario sobre los pensamientos de los hombres; Si todas las fuerzas y convicciones morales y materiales británicas se unen a las suyas en asociación fraterna, los caminos del futuro estarán despejados, no solo para nosotros, sino para todos, no solo para nuestro tiempo, sino para el siglo venidero.

Winston Churchill


Los países europeos que se consideraron & # 8220detrás del Telón de Acero & # 8221 incluían: Polonia, Estearn Alemania, Checoslovaquia, Hungría, Yugoslavia, Rumania, Bulgaria, Albania y la Unión Soviética. Desde Corea del Norte hasta Cuba, más países se separaron de Occidente en el mismo sentido.

El Telón de Acero, la barrera política, militar e ideológica erigida por la Unión Soviética después de la Segunda Guerra Mundial para aislarse a sí misma y a sus aliados dependientes de Europa central y oriental del contacto abierto con Occidente y otras áreas no comunistas.


Discurso del telón de acero

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Discurso del telón de acero, discurso pronunciado por el ex primer ministro británico Winston Churchill en Fulton, Missouri, el 5 de marzo de 1946, en el que destacó la necesidad de que Estados Unidos y Gran Bretaña actúen como guardianes de la paz y la estabilidad contra la amenaza del comunismo soviético, que había bajado un "telón de acero" en toda Europa. El término "telón de acero" se había empleado como metáfora desde el siglo XIX, pero Churchill lo usó para referirse específicamente a la barrera política, militar e ideológica creada por la URSS después de la Segunda Guerra Mundial para evitar el contacto abierto entre ella y sus dependientes. los aliados de Europa central y oriental, por un lado, y Occidente y otras regiones no comunistas, por el otro.

Inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, los líderes y estrategas políticos británicos y estadounidenses se mostraron escépticos ante las ambiciones geopolíticas de su reciente aliado, la Unión Soviética. Ya en mayo de 1945, cuando la guerra con Alemania apenas había terminado, Churchill, a quien el electorado británico pronto reemplazaría como primer ministro con Clement Attlee en medio de la Conferencia de Potsdam, había previsto que la mayor parte de Europa del Este sería arrastrada a la esfera soviética de influencia. Como los soviéticos habían ejercido rápidamente un control firme sobre la mayoría de los países de Europa del Este, había dos escuelas de pensamiento predominantes en Occidente con respecto a la mejor manera de comprometerse con la U.R.S.S.en el mundo de la posguerra. Según el primero, el líder soviético Joseph Stalin estaba comprometido con una expansión ilimitada y solo sería alentado por concesiones. Según el segundo, Stalin estaba dispuesto a una estructura de paz, pero no se podía esperar que aflojara su control sobre Europa oriental mientras Estados Unidos lo excluyera, por ejemplo, de Japón. Pres. De EE. UU. Harry S. Truman y el Departamento de Estado se desplazaron entre estos dos polos, en busca de una clave para descubrir los secretos del Kremlin y, por lo tanto, la política estadounidense apropiada.

En opinión de Churchill, las políticas soviéticas ofrecían pocas posibilidades de que se estableciera con éxito la paz en los años venideros. El diplomático estadounidense George Kennan llegó a una conclusión similar y se convirtió en el arquitecto de la política de "contención". Sostuvo que los soviéticos estaban decididos a difundir el comunismo por todo el mundo y se oponían fundamentalmente a la coexistencia con Occidente. Aunque dudaba de la eficacia potencial de intentar conciliar y apaciguar a los soviéticos, Kennan estaba convencido de que entendían la lógica de la fuerza militar y moderarían sus ambiciones cuando se enfrentaran a una decidida contrapresión de Occidente.

En febrero de 1946, por invitación de Truman (y con su aliento confidencial), Churchill, que ya no era el primer ministro, viajó al Westminster College en Fulton, Missouri, donde pronunció un discurso en el que advirtió a los estadounidenses de la expansión soviética, diciendo que un El “telón de acero” había descendido por todo el continente europeo, “desde Stettin en el Báltico hasta Trieste en el Adriático”:

Detrás de esa línea se encuentran todas las capitales de los antiguos estados de Europa Central y Oriental ... Todas estas ciudades famosas y las poblaciones que las rodean se encuentran en ... la esfera soviética, y todas están sujetas, de una forma u otra, no solo a la influencia soviética pero a un nivel de control muy alto y, en algunos casos, cada vez mayor desde Moscú.

Churchill propuso el establecimiento de una relación hiperelazada especial entre los Estados Unidos y la Commonwealth británica como una fuerza contraria a la ambición expansionista soviética en la naciente pero intensificada Guerra Fría:

La asociación fraterna requiere no solo la amistad creciente y el entendimiento mutuo entre nuestros dos vastos pero afines sistemas de sociedad, sino la continuación de las relaciones íntimas entre nuestros asesores militares, lo que lleva al estudio común de los peligros potenciales, a la similitud de armas y manuales de instrucción, y al intercambio de oficiales y cadetes en las escuelas técnicas.

Al mismo tiempo, Churchill enfatizó la importancia primordial de una mayor integración europea, presagiando así la cooperación que eventualmente conduciría al establecimiento de la Unión Europea:

La seguridad del mundo, señoras y señores, requiere una nueva unidad en Europa de la que ninguna nación debería ser excluida permanentemente.

Westminster College conmemoró el discurso histórico trayendo desde Londres y reconstruyendo en su campus la iglesia de Santa María la Virgen, Aldermanbury (diseñada por Sir Christopher Wren en el siglo XVII y dañada por los bombardeos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial).

Los editores de Encyclopaedia Britannica Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Jeff Wallenfeldt, Gerente de Geografía e Historia.


Winston Churchill & # 8217s Iron Curtain: De Rusia con mano de obra

Desde Stettin en el Báltico hasta Trieste en el Adriático, un & # 8220Iron Curtain & # 8221 ha descendido por todo el continente. Detrás de esa línea se encuentran todas las capitales de los antiguos estados de Europa Central y Oriental. Varsovia, Berlín, Praga, Viena, Budapest, Belgrado, Bucarest y Sofía, todas estas ciudades famosas y las poblaciones que las rodean se encuentran en lo que debo llamar la esfera soviética, y todas están sujetas, de una forma u otra, no solo a la influencia soviética. pero a un nivel de control muy alto y en algunos casos cada vez mayor desde Moscú.

Es uno de los discursos de Winston Churchill más celebrados y que marcaron una época.

Ciertamente, el discurso más grande de su carrera posterior a la Segunda Guerra Mundial, Churchill & # 8217s 1946 & # 8216Sinews of Peace & # 8217 en Westminster College en Fulton, EE.UU. 8216 liberados y # 8217 de las potencias del Eje se remodelaron a la imagen de la opresiva Unión Soviética de Stalin.

En sus diversos roles gubernamentales antes de convertirse en primer ministro, Churchill había sido durante mucho tiempo un oponente de la URSS en particular & # 8211 interfiriendo en la Guerra Civil Rusa a favor de los nacionalistas & # 8216Whites & # 8217 en 1918 & # 8211 y de cualquier cosa que llevara incluso la más mínima pizca de socialismo en general & # 8211 enviando infamemente al ejército para hacer frente a los mineros en huelga en 1910 y 1911.

Su odio por la izquierda lo consumía tanto que, si bien capturó el estado de ánimo en una advertencia contra ella en 1946, se equivocó de manera tan absoluta el año anterior cuando hizo el mismo truco, afirmando en el período previo al General de 1945. Elección en la que el posible primer ministro laborista, Clement Attlee, seguramente recurrirá a una especie de policía secreta de la Gestapo para hacer cumplir sus políticas.

La & # 8216Iron Curtain & # 8217 cobra vida en esta memorable caricatura del Daily Mail el 6 de marzo de 1946.

Pero la ironía es que su evocadora metáfora & # 8220Iron Curtain & # 8221 puede haber sido absorbida de muchas fuentes, quizás incluso de sus enemigos políticos en el izquierdista Partido Laborista o de sus enemigos más feroces en la Alemania nazi.

Aunque la frase & # 8220Iron Curtain & # 8221 de una forma u otra se ha utilizado ya en 3-5 EC en el Talmud de Babilonia Para describir una división particularmente insuperable, en la Gran Bretaña victoriana la frase pasó a referirse literalmente al telón de acero que se bajaba en el teatro para proteger al público del fuego en el escenario. Esta conveniente metáfora visual se utilizó en la retórica a principios del siglo XX para describir eventos tan traumáticos y de gran alcance como la división de Europa por la Primera Guerra Mundial en 1915 hasta la controvertida ocupación francesa de Alemania y el valle del Ruhr industrializado # 8217 en 1924.

El legendario autor de ciencia ficción & # 8211 y amigo de Churchill & # 8211 HG Wells lo usó en su libro de 1904 La comida de los dioses y cómo llegó a la Tierra para describir la privacidad impuesta. Wells, que compartía muchas de las opiniones más duras de Churchill sobre la eugenesia y el darwinismo social, incluso puede haber inspirado La tormenta que se avecina, el título del primer volumen de Churchill & # 8217s de memorias de la Segunda Guerra Mundial, ya que la frase aparece dos veces en Wells & # 8217 1897 classic La guerra de los mundos.

& # 8220Te debo una gran deuda & # 8221, Churchill escribió una vez en una carta al pionero de SF. Lo estaba complementando en su novela de 1905 Una utopía moderna, que se hizo eco en un discurso en Glasgow el 9 de octubre de 1906, prometiendo una & # 8220utopía & # 8221 en la que, como en el tomo de Wells & # 8217, las pensiones y el bienestar del gobierno actuarían como una red de seguridad para el trabajador. (Sin embargo, no a expensas de la competencia y el trabajo duro, ¡tenga en cuenta & # 8211 que ese tipo de tommyrot apesta a socialismo!)

HG Wells, autor de La guerra de los mundos

Si bien HG Wells pudo haber deslizado la & # 8220Iron Curtain & # 8221 en su subconsciente a través de Churchill & # 8217s vicio de cuentos, el filósofo ruso Vasily Rozanov (1856-1919) tiene todo el crédito por usar en el contexto que Churchill luego popularizó con su oratoria entusiasta . Rozanov escribió en Apocalipsis de nuestros tiempos en 1918, pocos meses después de la toma del poder de Lenin en la Revolución de Octubre en 1917, que con un estruendo y un rugido, un Telón de Acero desciende sobre la historia de Rusia. & # 8221

El & # 8220Iron Curtain & # 8221 que divide el este comunista del oeste capitalista llegó al idioma inglés solo dos años después en 1920 cuando Ethel Snowden, sufragista, activista y esposa del socialista evangélico y parlamentario laborista Philip Snowden, escribió A través de la Rusia bolchevique, una memoria de viaje frecuentemente estúpida de su viaje como parte de la Delegación Laborista Británica.

En gran parte crítica de lo que vio en el llamado paraíso de los trabajadores # 8217 (aunque llena de elogios para el propio Lenin), describió su llegada al país diciendo que & # 8220 estábamos detrás de la & # 8216 Cortina de Hierro & # 8217 ¡por fin! & # 8221

Es posible que Churchill no se haya preocupado necesariamente por la cuenta de Snowden & # 8217 por sí misma, aunque su tono antibolchevique (& # 8220 Todos los que conocí en Rusia fuera del Partido Comunista están aterrorizados por su libertad o su vida & # 8221) inspiró furor en muchos comentaristas indignados de la izquierda británica que pueden haberlo señalado a su atención.

Después de todo, el hecho de que uno de los laboristas golpeara a Lenin con la bendición de la dictadura del proletariado podría haber sido una púa útil o dos en los Comunes.

Uno de los compañeros de viaje de Snowden (literal y figurativamente) Charles Roden Buxton, mientras tanto, hizo uso de la línea & # 8220Iron Curtain & # 8221 siete años después. Había escrito su propio relato del viaje de 1920 & # 8211 En un pueblo ruso, un relato bucólico de una semana pasada en el campo lejos del resto de la delegación laborista británica, pero no fue hasta el número de octubre de 1927 de la revista política. Nuevo líder, bajo el título & # 8220Behind Russia & # 8217s Curtain & # 8221, que compartió sus pensamientos con más franqueza.

De manera confusa, Buxton atribuyó la frase a uno de los usos anteriores, que no se refería a la barrera entre Oriente y Occidente, sino a las líneas de batalla de la Primera Guerra Mundial. sujetando la tela.

Philip Snowden hablando en Honley Labor Club en 1907

La pareja Snowden fue influyente dentro del movimiento laborista y pronto sería más influyente en la cultura política de Gran Bretaña. Cuando Ramsay McDonald fue nombrado primer ministro laborista de Gran Bretaña sólo cuatro años después de la exposición de Ethel & # 8217, en 1924, Philip Snowden se unió a él como laborista & # 8217 como primer ministro de Hacienda y, a medida que sus acciones subían, la frase & # 8220Iron Curtain & # 8221 se compartió a través del círculo íntimo del partido.

Más tarde ese año, Snowden fue reemplazado como canciller por una de las grandes bestias del Partido Conservador & # 8211 Winston Churchill. Un favor que Snowden devolvería en 1929 cuando McDonald y el Partido Laborista formaron su segundo gobierno minoritario con apoyo liberal y Churchill fue expulsado del Tesoro.

Parece muy poco probable que Churchill no estuviera familiarizado con su predecesor y sucesor, su cosmovisión y los círculos en los que viajaba, dada la naturaleza combativa y adversaria de la política británica y la naturaleza polar de sus cosmovisiones individuales.

De hecho, los dos se reunieron al menos una vez como un traspaso para resolver cualquier asunto pendiente del Tesoro y Churchill escribió más tarde con cansancio sobre su rival de izquierda y el tiempo que pasó en el bolsillo: & # 8220 La mente del Tesoro y la mente de Snowden se abrazaron con el fervor de dos lagartos parecidos largamente separados, y comenzó el reinado de la alegría. & # 8221

Labor & # 8217s 1929 gabinete con Philip Snowden cuarto desde la izquierda

Cuando las campanas de la Segunda Guerra Mundial sonaron nuestro toque de muerte, la frase & # 8220Iron Curtain & # 8221 regresó.

Con la marea en su contra, la propaganda alemana comenzó a ladrar sobre la amenaza que representaba la Unión Soviética, no solo para el pueblo alemán, sino para el mundo entero. Como la tradición del teatro alemán del siglo XIX aparentemente es muy similar a su contraparte británica, el ministro de Propaganda Joseph Goebbels advirtió en las páginas de Das Reich de & # 8220ein eisener Vorhang & # 8221 que fue informado y traducido por Los tiempos el 23 de febrero de 1945 como & # 8220una pantalla de hierro & # 8221 que seguiría las líneas de batalla soviéticas mientras se dirigían hacia el oeste hacia Berlín.

Con la frase que captura claramente el estado de ánimo de paranoia, injusticia y cerco en la condenada dictadura de Hitler, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, el conde Schwerin von Krosig, fue informado en Los tiempos hablando de & # 8220un Telón de Acero, detrás del cual, sin ser visto por los ojos del mundo, continúa la obra de destrucción. & # 8221

El ministro de propaganda alemán Joseph Goebbels en 1933.

Churchill había hecho uso del término en un telegrama al presidente de los Estados Unidos, Henry Truman, el 12 de mayo, con otro telegrama a seguir antes de que & # 8220Iron Curtain & # 8221 hiciera su primera emisión en el Parlamento el 16 de agosto de 1945.

Ahora ya no es solo una palabra de moda política para los laboristas, los poderosos nazis o los exiliados rusos, un artículo del Sunday Empire News el 21 de octubre de 1945 describió & # 8220 una cortina de hierro de silencio & # 8221 que había & # 8220 descendido a través del continente & # 8221.

Mientras tanto, Churchill ya estaba haciendo suyas las palabras y cuando subió al podio de Westminster College en 1946, la historia seguiría con sus ecos.

Cuando se le preguntó en 1951 si había oído hablar de alguno de estos usos anteriores de & # 8220Iron Curtain & # 8221 antes de agregar las palabras a su repertorio, el primer ministro en tiempos de guerra respondió: & # 8220No. No escuché & # 8217t la frase antes & # 8211 aunque todo el mundo ha oído hablar de & # 8216iron cortina & # 8217 que desciende en el teatro & # 8221.

No podemos saber exactamente dónde lo escuchó Churchill, pero dado lo prominente que fue usado en su proximidad & # 8211 por rivales, archienemigos y autores queridos & # 8211, es muy poco probable que su afirmación sea cierta.

Ya sea a través de la ficción, la conversación, las sesiones informativas o los periódicos, la & # 8220Iron Curtain & # 8221 puede haber impregnado su conciencia ya medio siglo antes del electrizante discurso que preparó el escenario para otro medio siglo de conflicto congelado.

Para obtener más información sobre el papel del comunismo en el siglo XX, lea el nuevo número de Todo sobre la historia o suscríbase ahora y ahorre un 25% del precio de portada.

  • El Churchill literario: autor, lector, actor de Jonathan Rose
  • La verdadera historia de la Guerra Fría: una nueva mirada al pasado por Alan Axelrod
  • Churchill & # 8217s & # 8220 Iron Curtain & # 8221 Discurso cincuenta años después editado por James W Muller
  • Movers and Shakers: Una cronología de palabras que dieron forma a nuestra época por John Ayto
  • Churchill and Company: aliados y rivales en guerra y paz por David Dilks
  • Telón de acero: del escenario a la guerra fría por Patrick Wright

All About History es parte de Future plc, un grupo de medios internacional y editor digital líder. Visite nuestro sitio corporativo.

© Future Publishing Limited Quay House, The Ambury, Bath BA1 1UA. Reservados todos los derechos. Número de registro de la empresa de Inglaterra y Gales 2008885.


52a. La Guerra Fría estalla


El primer ministro Churchill, el presidente Roosevelt y el primer ministro Stalin se reúnen en Yalta para discutir la Europa de la posguerra. Fue en las conferencias de Yalta y Dumbarton Oaks donde se diseñó el marco para las Naciones Unidas.

En 1945, una gran guerra terminó y comenzó otra.

La Guerra Fría duró unos 45 años. No hubo campañas militares directas entre los dos principales antagonistas, Estados Unidos y la Unión Soviética. Sin embargo, se perdieron miles de millones de dólares y millones de vidas en la lucha.

Estados Unidos se convirtió en el líder del mundo capitalista de libre mercado. Estados Unidos y sus aliados lucharon para evitar que la Unión Soviética comunista y totalitaria se expandiera a Europa, Asia y África. Teatros tan remotos como Corea y Vietnam, Cuba y Granada, Afganistán y Angola, se convirtieron en campos de batalla entre las dos ideologías. Rápidamente se hizo evidente un patrón de la posguerra. Estados Unidos no retrocederá a su anterior postura aislacionista mientras haya una Guerra Fría que librar.


El discurso de Winston Churchill en 1946 en la Universidad de Westminster en Missouri contenía la primera referencia al comunismo de Europa del Este como un "telón de acero".

Las causas a largo plazo de la Guerra Fría son claras. Las democracias occidentales siempre habían sido hostiles a la idea de un estado comunista. Estados Unidos había negado el reconocimiento a la URSS durante 16 años después de la toma de poder de los bolcheviques. Los temores internos al comunismo estallaron en un susto rojo en Estados Unidos a principios de los años veinte. Los líderes empresariales estadounidenses habían temido durante mucho tiempo las consecuencias de una organización de trabajadores impulsada políticamente. La Segunda Guerra Mundial también proporcionó causas a corto plazo.

También hubo hostilidad en el lado soviético. Veinte millones de ciudadanos rusos perecieron durante la Segunda Guerra Mundial. Stalin estaba enfurecido porque los estadounidenses y los británicos habían esperado tanto para abrir un frente en Francia. Esto habría aliviado la presión sobre la Unión Soviética por parte de los alemanes atacantes. Además, Estados Unidos puso fin a la ayuda de Préstamo y Arrendamiento a la Unión Soviética antes de que se completara la guerra. Finalmente, la Unión Soviética creía en el comunismo.

Stalin hizo promesas durante la guerra sobre la libertad de Europa del Este en las que renegó descaradamente. En la Conferencia de Yalta, la URSS se comprometió a entrar en la guerra contra Japón a más tardar tres meses después de la conclusión de la guerra europea. A cambio, Estados Unidos otorgó a los soviéticos concesiones territoriales de Japón y derechos especiales en la Manchuria china.

Cuando la Unión Soviética entró en la guerra entre los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki, Estados Unidos ya no necesitaba su ayuda, pero Stalin estaba allí para cumplir las promesas occidentales. Todos estos factores contribuyeron a un clima de desconfianza que intensificó las tensiones con el estallido de la Guerra Fría.


Durante la mayor parte de la segunda mitad del siglo XX, la URSS y los Estados Unidos se vieron envueltos en una Guerra Fría de luchas económicas y diplomáticas. El bloque comunista, como apareció en 1950, incluía países al oeste y sureste de la Unión Soviética.

En Potsdam, los aliados acordaron el resultado de la posguerra para la Alemania nazi. Después de los ajustes territoriales, Alemania se dividió en cuatro zonas de ocupación con Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y la Unión Soviética administrando una. Alemania iba a ser democratizada y desnazificada. Una vez que los líderes nazis fueran arrestados y comenzaran los juicios por crímenes de guerra, se acordaría una fecha para la elección de un nuevo gobierno alemán y la retirada de las tropas aliadas.

Este proceso se ejecutó en las zonas controladas por los aliados occidentales. En la zona de ocupación soviética oriental, se eligió un régimen comunista títere. No había ninguna promesa de repatriación con Occidente. Pronto, tales gobiernos, con la ayuda del Ejército Rojo soviético, llegaron al poder en toda Europa del Este. Stalin estaba decidido a crear una zona de amortiguamiento para evitar cualquier invasión futura del corazón de Rusia.

Winston Churchill comentó en 1946 que "un telón de acero había descendido por todo el continente".


El telón de acero desciende

Rara vez un político fuera de la oficina tiene un impacto importante en las políticas públicas, especialmente fuera de su propio país, pero el ex primer ministro británico Winston Churchill no era un político común. Como favor personal al presidente Harry Truman, viajó al estado natal del presidente en marzo de 1946 para pronunciar un discurso en Westminster College. Mientras los dos líderes occidentales viajaban juntos en tren, Truman leyó el texto de Churchill y señaló que "era admirable y no haría nada más que bueno, aunque causaría un gran revuelo". De hecho, lo haría. Churchill estaba a punto de pronunciar uno de los discursos más memorables de la Guerra Fría.

“Desde Stettin en el Báltico hasta Trieste en el Adriático”, comenzó Churchill, “un Telón de Acero ha descendido a través del continente. Detrás de esa línea se encuentran todas las capitales de los antiguos estados de Europa central y oriental ". Todas estas ciudades y las poblaciones que las rodean, dijo, se encuentran en "lo que podría llamar la esfera soviética, y todas están sujetas, de una forma u otra, no sólo a la influencia soviética, sino a un nivel muy alto y en muchos casos cada vez mayor". medida de control de Moscú ".

Para detener el expansionismo soviético, Churchill pidió una "asociación fraternal de los pueblos de habla inglesa", tanto de naturaleza militar como económica. Creía que tal alianza disminuiría el riesgo de guerra que lo contrario. "Por lo que he visto de nuestros amigos y aliados rusos durante la guerra, estoy convencido de que no hay nada que admiren tanto como la fuerza, y no hay nada por lo que respeten menos que la debilidad, especialmente la debilidad militar". Advirtió que la amarga experiencia de Munich se repetirá a menos que se tomen medidas firmes.

Fue un discurso verdaderamente profético para el año siguiente que el presidente Truman inició la política de contención que incluía tanto el Plan Marshall económico como la alianza militar OTAN e impidió que los soviéticos llevaran a cabo sus planes de comunizar toda Europa.

Este blog está extraído de Una breve historia de la Guerra Fría por Lee Edwards y Elizabeth Edwards Spalding (Regnery History, 2016).


Contenido

Varios usos del término "cortina de hierro" (en ruso: Железный занавес, romanizado: Zheleznyj zanaves Alemán: Eiserner Vorhang Georgiano: რკინის ფარდა, romanizado: rk'inis parda Checo y eslovaco: Železná opona Húngaro: Vasfüggöny Rumano: Cortina de fier Polaco: Żelazna kurtyna Italiano: Cortina di ferro Serbio: Гвоздена завеса, romanizado: Gvozdena zavesa Estonio: Raudne eesriie Búlgaro: Желязна завеса, romanizado: Zhelyazna zavesä) son anteriores al uso que hizo Churchill de la frase. El concepto se remonta al Talmud babilónico de los siglos III al V d.C., donde el Tratado Sota 38b se refiere a una "mechitza shel barzel", una barrera de hierro o divisor: "אפילו מחיצה של ברזל אינה מפסקת בין ישראל לאביהם שבשמים" (Incluso una barrera de hierro no puede separar [al pueblo de] Israel de su padre celestial).

Desde entonces, el término "telón de acero" se ha utilizado metafóricamente en dos sentidos bastante diferentes: en primer lugar, para denotar el final de una era y, en segundo lugar, para denotar una frontera geopolítica cerrada. La fuente de estas metáforas puede referirse a la cortina de seguridad desplegada en los teatros (la primera fue instalada por el Theatre Royal, Drury Lane en 1794 [7]) oa las persianas enrollables utilizadas para asegurar los locales comerciales. [8]

El primer uso metafórico de "telón de acero", en el sentido del fin de una era, tal vez debería atribuirse al autor británico Arthur Machen (1863-1947), quien utilizó el término en su novela de 1895. Los tres impostores: ". la puerta se estrelló detrás de mí con el estruendo de un trueno, y sentí que un telón de acero había caído sobre el breve paso de mi vida". [9] La traducción al inglés de un texto ruso que se muestra inmediatamente a continuación repite el uso de "clang" con referencia a un "telón de acero", lo que sugiere que el escritor ruso, que publicó 23 años después de Machen, pudo haber estado familiarizado con el popular autor británico. .

La reina Isabel de Bélgica utilizó el término "Telón de acero" en el contexto de la Primera Guerra Mundial para describir la situación política entre Bélgica y Alemania en 1914. [10]

La primera aplicación registrada del término a la Rusia soviética, nuevamente en el sentido del fin de una era, se encuentra en la polémica The Apocalypse of Our Times de Vasily Rozanov de 1918, y es posible que Churchill lo lea allí después de la publicación del libro en inglés. traducción en 1920. El pasaje dice:

Con estrépito, crujido y chirrido, un telón de acero desciende sobre la historia de Rusia. "La actuación ha terminado". La audiencia se levantó. "Es hora de ponerse los abrigos de piel y volver a casa". Miramos a nuestro alrededor, pero faltaban los abrigos de piel y las casas. [11]

(Por cierto, este mismo pasaje proporciona una definición de nihilismo adoptada por Raoul Vaneigem, [12] Guy Debord y otros situacionistas como la intención de la intervención situacionista).

El primer uso del término en inglés cortina de Hierro aplicada a la frontera de la Rusia soviética en el sentido de "una barrera impenetrable" fue utilizada en 1920 por Ethel Snowden, en su libro A través de la Rusia bolchevique. [13] [14]

G K. Chesterton usó la frase en un ensayo de 1924 en Las noticias ilustradas de Londres. Chesterton, mientras defiende el distributismo, se refiere a "esa cortina de hierro del industrialismo que nos ha separado no solo de la condición de nuestros vecinos, sino incluso de nuestro propio pasado". [15]

El término también aparece en Inglaterra, su Inglaterra, novela satírica de 1933 del escritor escocés A. G. Macdonell, se utilizó allí para describir la forma en que un bombardeo de artillería protegía a la infantería de un asalto enemigo: ". el cielo occidental era un resplandor de llamas amarillas. El telón de acero estaba caído". Sebastian Haffner usó la metáfora en su libro Alemania: Jekyll & amp Hyde, publicado en Londres en 1940, al introducir su discusión sobre el ascenso nazi al poder en Alemania en 1933: "En aquel entonces, en marzo de 1933. ¿Cómo, un momento antes de que se escurriera el telón de acero, apareció el escenario político alemán? " [dieciséis]

Todos los teatros alemanes [ ¿Cuándo? ] tuvo que instalar una cortina de hierro (eiserner Vorhang) como precaución obligatoria para evitar la posibilidad de que el fuego se propague del escenario al resto del teatro. Tales incendios eran bastante comunes porque la decoración a menudo era inflamable. En caso de incendio, una pared metálica separaría el escenario del teatro, secuestrando las llamas para ser extinguidas por los bomberos. Douglas Reed usó esta metáfora en su libro La deshonra abunda: "La amarga lucha [en Yugoslavia entre unionistas serbios y federalistas croatas] sólo había sido disimulada por la cortina de hierro de la dictadura del Rey". [17]

Un artículo de mayo de 1943 en Señal, una publicación periódica ilustrada de propaganda nazi publicada en muchos idiomas, llevaba el título "Detrás del telón de acero".Se habló de "el telón de acero que más que nunca separa al mundo de la Unión Soviética". [6] El ministro de Propaganda alemán Joseph Goebbels escribió en su periódico semanal Das Reich que si los nazis perdían la guerra, surgiría un "telón de acero" formado por los soviéticos. Esto se debió a los acuerdos alcanzados por Stalin, Franklin D. Roosevelt y Winston Churchill en la Conferencia de Yalta: "Un telón de acero caería sobre este enorme territorio controlado por la Unión Soviética, detrás del cual las naciones serían masacradas". [5] [18] La primera mención oral intencional registrada de un Telón de Acero en el contexto soviético ocurrió en una transmisión de Lutz von Krosigk al pueblo alemán el 2 de mayo de 1945: "En el Este, el telón de acero detrás del cual, sin ser visto por el ojos del mundo, la obra de destrucción continúa, avanza constantemente ”. [19]

El primer uso registrado de Churchill del término "telón de acero" se produjo en un telegrama del 12 de mayo de 1945 que envió al presidente de los Estados Unidos, Harry S. Truman, con respecto a su preocupación por las acciones soviéticas, en el que decía "[un] telón de acero se echó sobre su frente. No sé lo que está pasando detrás ”. [20] Estaba más preocupado por "otra inmensa huida de la población alemana hacia el oeste como este enorme avance moscovita hacia el centro de Europa". [20] Churchill concluyó que "entonces el telón volverá a descender en gran medida, si no del todo. Por lo tanto, una amplia tierra de muchos cientos de millas de territorio ocupado por Rusia nos aislará de Polonia". [20] [21]

Churchill repitió las palabras en otro telegrama al presidente Truman el 4 de junio de 1945, en el que protestó contra la retirada de Estados Unidos a lo que anteriormente se designó como zona de ocupación estadounidense y que finalmente se convirtió en la zona de ocupación estadounidense, diciendo que la retirada militar traería "el poder soviético en el corazón de Europa Occidental y el descenso de un telón de acero entre nosotros y todo hacia el este ". [22] En la Conferencia de Potsdam, Churchill se quejó con Stalin sobre una "valla de hierro" que se derrumbaba sobre la Misión Británica en Bucarest.

La primera referencia impresa estadounidense al "Telón de Acero" se produjo cuando C. L. Sulzberger de Los New York Times lo utilizó por primera vez en un despacho publicado el 23 de julio de 1945. Había escuchado el término utilizado por Vladko Maček, un político croata, un líder de la oposición yugoslava que había huido de su tierra natal a París en mayo de 1945. Maček le dijo a Sulzberger: "Durante los cuatro años mientras estaba internado por los alemanes en Croacia, vi cómo los partisanos bajaban un telón de acero sobre Yugoslavia [Yugoslavia] para que nadie pudiera saber qué pasaba detrás ". [23]

El término fue utilizado por primera vez en la Cámara de los Comunes británica por Churchill el 16 de agosto de 1945 cuando afirmó que "no es imposible que una tragedia a una escala prodigiosa se esté desplegando detrás del telón de acero que en este momento divide a Europa en dos". [24]

Allen Dulles usó el término en un discurso el 3 de diciembre de 1945, refiriéndose únicamente a Alemania, tras su conclusión de que "en general, los rusos están actuando poco mejor que los matones", habían "borrado todos los activos líquidos" y se negaron a distribuir alimentos. tarjetas a los alemanes emigrados, dejándolos "a menudo más muertos que vivos". Dulles concluyó que "[un] telón de acero ha caído sobre el destino de estas personas y muy probablemente las condiciones sean realmente terribles. Las promesas en Yalta de lo contrario, probablemente de 8 a 10 millones de personas están siendo esclavizadas". [ cita necesaria ]

Construyendo antagonismo Editar

El antagonismo entre la Unión Soviética y Occidente que llegó a ser descrito como el "telón de acero" tuvo varios orígenes.

Durante el verano de 1939, después de llevar a cabo negociaciones con un grupo británico-francés y con la Alemania nazi sobre posibles acuerdos militares y políticos, [25] la Unión Soviética y la Alemania nazi firmaron el Acuerdo Comercial Germano-Soviético (que preveía el comercio de ciertos equipos militares y civiles alemanes a cambio de materias primas soviéticas) [26] [27] y el Pacto Molotov-Ribbentrop (firmado a finales de agosto de 1939), que lleva el nombre de los secretarios exteriores de los dos países (Vyacheslav Molotov y Joachim von Ribbentrop) , que incluía un acuerdo secreto para dividir Polonia y Europa del Este entre los dos estados. [28] [29]

Posteriormente, los soviéticos ocuparon el este de Polonia (septiembre de 1939), Letonia (junio de 1940), Lituania (1940), el norte de Rumanía (Besarabia y el norte de Bucovina, finales de junio de 1940), Estonia (1940) y el este de Finlandia (marzo de 1940). A partir de agosto de 1939, las relaciones entre Occidente y los soviéticos se deterioraron aún más cuando la Unión Soviética y la Alemania nazi entablaron una extensa relación económica mediante la cual la Unión Soviética envió a Alemania petróleo, caucho, manganeso y otros materiales vitales a Alemania a cambio de armas y maquinaria de fabricación alemanas. y Tecnología. [30] [31] El comercio nazi-soviético terminó en junio de 1941 cuando Alemania rompió el Pacto e invadió la Unión Soviética en la Operación Barbarroja.

En el curso de la Segunda Guerra Mundial, Stalin decidió adquirir un área de amortiguamiento contra Alemania, con estados prosoviéticos en su frontera en un bloque del Este. Los objetivos de Stalin provocaron tensiones en las relaciones en la Conferencia de Yalta (febrero de 1945) y la posterior Conferencia de Potsdam (julio-agosto de 1945). [32] La gente en Occidente expresó su oposición a la dominación soviética sobre los estados tapón, y creció el temor de que los soviéticos estuvieran construyendo un imperio que podría ser una amenaza para ellos y sus intereses.

No obstante, en la Conferencia de Potsdam, los Aliados asignaron partes de Polonia, Finlandia, Rumania, Alemania y los Balcanes al control o influencia soviética. A cambio, Stalin prometió a los aliados occidentales que otorgaría a esos territorios el derecho a la autodeterminación nacional. A pesar de la cooperación soviética durante la guerra, estas concesiones dejaron incómodos a muchos en Occidente. En particular, Churchill temía que Estados Unidos pudiera volver a su aislacionismo de antes de la guerra, dejando a los exhaustos estados europeos incapaces de resistir las demandas soviéticas. (El presidente Franklin D. Roosevelt había anunciado en Yalta que, tras la derrota de Alemania, las fuerzas estadounidenses se retirarían de Europa en dos años). [33]

Discurso del telón de acero editar

El discurso de Winston Churchill sobre "Tensiones de la paz" del 5 de marzo de 1946, en el Westminster College de Fulton, Missouri, utilizó el término "telón de acero" en el contexto de la Europa del Este dominada por los soviéticos:

Desde Stettin en el Báltico hasta Trieste en el Adriático, ha descendido un telón de acero en todo el continente. Detrás de esa línea se encuentran todas las capitales de los antiguos estados de Europa Central y Oriental. Varsovia, Berlín, Praga, Viena, Budapest, Belgrado, Bucarest y Sofía, todas estas ciudades famosas y las poblaciones que las rodean se encuentran en lo que debo llamar la esfera soviética, y todas están sujetas, de una forma u otra, no solo a la influencia soviética. pero a un nivel de control muy alto y en algunos casos cada vez mayor desde Moscú. [34]

Gran parte del público occidental todavía consideraba a la Unión Soviética como un aliado cercano en el contexto de la reciente derrota de la Alemania nazi y del Japón imperial. Aunque no fue bien recibido en ese momento, la frase cortina de Hierro ganó popularidad como una referencia abreviada a la división de Europa a medida que se fortalecía la Guerra Fría. El Telón de Acero sirvió para mantener a la gente dentro y fuera de la información. La gente de todo Occidente finalmente llegó a aceptar y usar la metáfora.

El discurso de Churchill sobre los "tendones de la paz" criticó duramente las políticas exclusivas y secretas de tensión de la Unión Soviética junto con la forma estatal de Europa del Este, el Estado policial (Polizeistaat). Expresó la desconfianza de las Naciones Aliadas hacia la Unión Soviética después de la Segunda Guerra Mundial. En septiembre de 1946, la cooperación entre Estados Unidos y la Unión Soviética se derrumbó debido a que Estados Unidos rechazó la opinión de la Unión Soviética sobre el problema alemán en el Consejo de Stuttgart, y luego siguió al anuncio del presidente estadounidense Harry S. Truman de una política antisoviética y anticomunista de línea dura. . Después de eso, la frase se usó más ampliamente como un término antisoviético en Occidente. [35]

Además, Churchill mencionó en su discurso que las regiones bajo el control de la Unión Soviética estaban expandiendo su influencia y poder sin ninguna restricción. Afirmó que para frenar este fenómeno en curso, era necesaria la fuerza de mando y la fuerte unidad entre el Reino Unido y los Estados Unidos. [36]

Stalin tomó nota del discurso de Churchill y respondió en Pravda poco después. Acusó a Churchill de belicista y defendió la "amistad" soviética con los estados de Europa del Este como una salvaguardia necesaria contra otra invasión. Stalin acusó además a Churchill de esperar instalar gobiernos de derecha en Europa del Este con el objetivo de agitar a esos estados contra la Unión Soviética. [37] Andrei Zhdanov, principal propagandista de Stalin, usó el término contra Occidente en un discurso de agosto de 1946: [38]

Por mucho que los políticos y escritores burgueses se esfuercen por ocultar la verdad de los logros del orden y la cultura soviéticos, por mucho que se esfuercen por erigir un telón de acero para evitar que la verdad sobre la Unión Soviética penetre en el exterior, por mucho que lo hagan. Para menospreciar el verdadero crecimiento y alcance de la cultura soviética, todos sus esfuerzos están destinados al fracaso.

Realidades políticas, económicas y militares Editar

Bloque del Este Editar

Mientras el Telón de Acero permaneció en su lugar, gran parte de Europa del Este y partes de Europa Central (excepto Alemania Occidental, Liechtenstein, Suiza y Austria) se encontraron bajo la hegemonía de la Unión Soviética. La Unión Soviética anexó:

Alemania efectivamente le dio a Moscú mano libre en muchos de estos territorios en el Pacto Molotov-Ribbentrop de 1939, firmado antes de que Alemania invadiera la Unión Soviética en 1941.

Otros territorios anexados por los soviéticos incluyeron:

    (incorporado a las RSS de Ucrania y Bielorrusia), [41]
  • Parte del este de Finlandia (pasó a formar parte de la República Socialista Soviética de Karelo-Finlandia) [42]
  • Rumanía del norte (parte de la cual se convirtió en la República Socialista Soviética de Moldavia). [43] [44], la mitad norte de Prusia Oriental, tomada en 1945.
  • Parte del este de Checoslovaquia (Rutenia de los Cárpatos, incorporada a la República Socialista Soviética de Ucrania).

Entre 1945 y 1949, los soviéticos convirtieron las siguientes áreas en estados satélites:

  • República Democrática Alemana [45]
  • República Popular de Bulgaria
  • República Popular de Polonia
  • República Popular de Hungría [46]
  • República Socialista Checoslovaca [47]
  • República Popular de Rumania
  • La República Popular de Albania [48] (que se volvió a alinear en la década de 1950 y principios de la de 1960 alejándose de la Unión Soviética hacia la República Popular de China y se separó de la República Popular China hacia una cosmovisión fuertemente aislacionista a fines de la década de 1970)

Los gobiernos instalados por los soviéticos gobernaron los países del Bloque del Este, con la excepción de la República Federal Socialista de Yugoslavia, que cambió su orientación de la Unión Soviética a fines de la década de 1940 a una cosmovisión progresivamente independiente.

La mayoría de los estados europeos al este del Telón de Acero desarrollaron sus propias alianzas económicas y militares internacionales, como COMECON y el Pacto de Varsovia.

Al oeste del Telón de Acero Editar

Al oeste del Telón de Acero, los países de Europa Occidental, Europa del Norte y Europa del Sur, junto con Austria, Alemania Occidental, Liechtenstein y Suiza, operaban economías de mercado. Con la excepción de un período de fascismo en España (hasta 1975) y Portugal (hasta 1974) y una dictadura militar en Grecia (1967-1974), los gobiernos democráticos gobernaron estos países.

La mayoría de los estados de Europa al oeste del Telón de Acero, con la excepción de Suiza, Liechtenstein, Austria, Suecia, Finlandia, Malta y la República de Irlanda neutrales, se aliaron con Canadá, el Reino Unido y los Estados Unidos dentro de la OTAN. . Económicamente, la Comunidad Europea (CE) y la Asociación Europea de Libre Comercio representaron a las contrapartes occidentales de COMECON. La mayoría de los estados nominalmente neutrales estaban económicamente más cerca de Estados Unidos que del Pacto de Varsovia. [ cita necesaria ]

Mayor división a finales de la década de 1940 Editar

En enero de 1947, Harry Truman nombró al general George Marshall como Secretario de Estado, eliminó la directiva 1067 del Estado Mayor Conjunto (JCS) (que encarnaba el Plan Morgenthau), y la reemplazó por la JCS 1779, que decretó que una Europa próspera y ordenada requiere la economía contribuciones de una Alemania estable y productiva ". [49] Los funcionarios se reunieron con el ministro de Relaciones Exteriores soviético Vyacheslav Molotov y otros para presionar por una Alemania económicamente autosuficiente, incluida una contabilidad detallada de las plantas industriales, los bienes y la infraestructura ya eliminados por los soviéticos. [50]

Después de 80 años de negociaciones, Molotov rechazó las demandas y se suspendieron las conversaciones. [50] Marshall se sintió particularmente desanimado después de reunirse personalmente con Stalin, quien expresó poco interés en una solución a los problemas económicos alemanes. [50] Los Estados Unidos llegaron a la conclusión de que una solución no podía esperar más. [50] En un discurso del 5 de junio de 1947, [51] Marshall anunció un programa integral de asistencia estadounidense a todos los países europeos que deseaban participar, incluida la Unión Soviética y los de Europa del Este, llamado Plan Marshall. [50]

Stalin se opuso al Plan Marshall. Había construido el cinturón protector del Bloque del Este de naciones controladas por los soviéticos en su frontera occidental, [52] y quería mantener esta zona de amortiguación de estados combinada con una Alemania debilitada bajo control soviético. [53] Temiendo la penetración política, cultural y económica estadounidense, Stalin finalmente prohibió a los países del bloque oriental soviético del recién formado Cominform aceptar la ayuda del Plan Marshall. [50] En Checoslovaquia, eso requirió un golpe de Estado checoslovaco respaldado por los soviéticos en 1948, [54] cuya brutalidad conmocionó a las potencias occidentales más que cualquier evento hasta ahora y puso en marcha un breve susto de que la guerra ocurriría y barrió alejar los últimos vestigios de oposición al Plan Marshall en el Congreso de los Estados Unidos. [55]

Las relaciones se deterioraron aún más cuando, en enero de 1948, el Departamento de Estado de EE. UU. También publicó una colección de documentos titulada Relaciones nazi-soviéticas, 1939-1941: documentos de los archivos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, que contenía documentos recuperados del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Alemania nazi [56] [57] que revelaban las conversaciones soviéticas con Alemania sobre el Pacto Molotov-Ribbentrop, incluido su protocolo secreto que divide Europa del Este, [58] [59] el Comercial Alemán-Soviético de 1939 Acuerdo, [58] [60] y discusiones sobre la posibilidad de que la Unión Soviética se convierta en la cuarta potencia del Eje. [61] En respuesta, un mes después, la Unión Soviética publicó Falsificadores de la historia, un libro editado por Stalin y parcialmente reescrito que ataca a Occidente. [56] [62]

Después del Plan Marshall, la introducción de una nueva moneda en Alemania Occidental para reemplazar el degradado Reichsmark y las pérdidas electorales masivas para los partidos comunistas, en junio de 1948, la Unión Soviética cortó el acceso por carretera a Berlín, iniciando el Bloqueo de Berlín, que cortó todos los alimentos, agua y otros suministros no soviéticos para los ciudadanos de los sectores no soviéticos de Berlín. [63] Debido a que Berlín estaba ubicada dentro de la zona ocupada por los soviéticos de Alemania, los únicos métodos disponibles para abastecer a la ciudad eran tres corredores aéreos limitados. [64] Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y otros países iniciaron una campaña masiva de suministro aéreo, cuyo éxito hizo que los soviéticos levantaran su bloqueo en mayo de 1949.

Restricciones de emigración Editar

Una de las conclusiones de la Conferencia de Yalta fue que los Aliados occidentales devolverían a la Unión Soviética a todos los ciudadanos soviéticos que se encontraran en sus zonas. [65] Esto afectó a los prisioneros de guerra soviéticos liberados (tachados de traidores), trabajadores forzados, colaboradores antisoviéticos con los alemanes y refugiados anticomunistas. [66]

La migración de este a oeste del Telón de Acero, excepto en circunstancias limitadas, se detuvo efectivamente después de 1950. Antes de 1950, más de 15 millones de personas (principalmente alemanes étnicos) emigraron de los países de Europa oriental ocupados por los soviéticos hacia el oeste en los cinco años inmediatamente posteriores. Segunda Guerra Mundial. [67] Sin embargo, las restricciones implementadas durante la Guerra Fría detuvieron la mayor parte de la migración de este a oeste, con sólo 13,3 millones de migraciones hacia el oeste entre 1950 y 1990. [68] Más del 75% de los que emigraron de los países del bloque del Este entre 1950 y 1990 lo hicieron bajo acuerdos bilaterales de "migración étnica". [68]

Aproximadamente el 10% fueron refugiados autorizados a emigrar bajo la Convención de Ginebra de 1951. [68] La mayoría de los soviéticos a los que se les permitió salir durante este período de tiempo fueron los judíos étnicos autorizados a emigrar a Israel después de una serie de embarazosas deserciones en 1970 que causaron que los soviéticos abrieran muy limitadas emigraciones étnicas. [69] La caída del Telón de Acero fue acompañada por un aumento masivo de la migración europea Este-Oeste. [68]

Como entidad física Editar

El Telón de Acero tomó forma física en forma de defensas fronterizas entre los países de Europa occidental y oriental. Había algunas de las áreas más fuertemente militarizadas del mundo, particularmente la llamada "frontera interna alemana", comúnmente conocida como morir Grenze en alemán, entre Alemania Oriental y Occidental. La frontera interior alemana estaba marcada en las zonas rurales por vallas dobles de malla de acero (metal expandido) con bordes afilados, mientras que cerca de las zonas urbanas se construyó una alta barrera de hormigón similar al Muro de Berlín. La instalación del Muro en 1961 puso fin a una década durante la cual la capital dividida de la Alemania dividida fue uno de los lugares más fáciles para moverse hacia el oeste a través del Telón de Acero. [70]

La barrera estaba siempre a poca distancia dentro del territorio de Alemania Oriental para evitar cualquier intrusión en territorio occidental. El límite real estaba marcado por postes y carteles y numerosas torres de vigilancia colocadas detrás de la barrera lo pasaban por alto. La franja de tierra en el lado de la barrera de Alemania Occidental, entre la frontera real y la barrera, era fácilmente accesible pero solo con un riesgo personal considerable, porque estaba patrullada por guardias fronterizos de Alemania Oriental y Occidental.

Varias aldeas, muchas históricas, fueron destruidas por estar demasiado cerca de la frontera, por ejemplo Erlebach. Los incidentes con disparos no fueron infrecuentes, y varios cientos de civiles y 28 guardias fronterizos de Alemania Oriental murieron entre 1948 y 1981 (algunos pueden haber sido víctimas de "fuego amigo" de su propio bando).

En otras partes de la frontera entre el Este y el Oeste, las obras de defensa se parecían a las de la frontera intra-alemana. Durante la Guerra Fría, la zona fronteriza en Hungría comenzó a 15 kilómetros (9,3 millas) de la frontera.Los ciudadanos solo podían ingresar al área si vivían en la zona o tenían un pasaporte válido para viajar. Los puntos de control de tráfico y las patrullas hicieron cumplir este reglamento.

Aquellos que vivían dentro de la zona fronteriza de 15 kilómetros (9,3 millas) necesitaban un permiso especial para ingresar al área dentro de los 5 kilómetros (3,1 millas) de la frontera. Era muy difícil acercarse a la zona y estaba fuertemente fortificada. En las décadas de 1950 y 1960, se instaló una cerca de alambre de púas doble a 50 metros (160 pies) de la frontera. El espacio entre las dos vallas estaba lleno de minas terrestres. Posteriormente, el campo minado fue reemplazado por una cerca de señales eléctricas (aproximadamente a 1 kilómetro (0,62 millas) de la frontera) y una cerca de alambre de púas, junto con torres de vigilancia y una franja de arena para rastrear las violaciones fronterizas.

Las patrullas regulares intentaron evitar los intentos de fuga. Incluían coches y unidades montadas. Los guardias y las unidades de patrulla canina vigilaban la frontera las 24 horas del día, los 7 días de la semana y estaban autorizados a usar sus armas para detener a los fugitivos. La cerca de alambre más cercana a la frontera real se desplazó irregularmente de la frontera real, que estaba marcada solo por piedras. Cualquiera que intente escapar tendría que cruzar hasta 400 metros (1.300 pies) antes de poder cruzar la frontera real. Varios intentos de fuga fracasaron cuando los fugitivos fueron detenidos después de cruzar la valla exterior.

En algunas partes de Checoslovaquia, la franja fronteriza se hizo de cientos de metros de ancho y se definió un área de restricciones crecientes a medida que se acercaba a la frontera. Solo las personas con los permisos gubernamentales apropiados pudieron acercarse a la frontera. [71]

La Unión Soviética construyó una valla a lo largo de toda la frontera entre Noruega y Finlandia. Se encuentra a uno o pocos kilómetros de la frontera, y tiene alarmas automáticas que detectan si alguien se sube a él.

En Grecia, el ejército griego creó un área altamente militarizada llamada "Επιτηρούμενη Ζώνη" ("Área de vigilancia") a lo largo de la frontera greco-búlgara, sujeta a importantes regulaciones y restricciones relacionadas con la seguridad. A los habitantes dentro de esta franja de tierra de 25 kilómetros (16 millas) de ancho se les prohibió conducir automóviles, poseer terrenos de más de 60 metros cuadrados (650 pies cuadrados) y tuvieron que viajar dentro del área con un pasaporte especial emitido por las autoridades militares griegas. Además, el estado griego usó esta área para encapsular y monitorear una minoría étnica no griega, los pomaks, una minoría musulmana y de habla búlgara que fue considerada hostil a los intereses del estado griego durante la Guerra Fría debido a su familiaridad con sus compañeros Pomaks que viven al otro lado del Telón de Acero. [72]

La valla exterior húngara se convirtió en la primera parte del Telón de Acero que se desmanteló. Después de que se desmantelaron las fortificaciones fronterizas, se reconstruyó una sección para una ceremonia formal. El 27 de junio de 1989, los ministros de Relaciones Exteriores de Austria y Hungría, Alois Mock y Gyula Horn, cortaron ceremonialmente las defensas fronterizas que separaban sus países.

La creación de estas tierras de nadie altamente militarizadas condujo a de facto reservas naturales y creó un corredor de vida silvestre en Europa, esto ayudó a la expansión de varias especies a nuevos territorios. Desde la caída del Telón de Acero, varias iniciativas persiguen la creación de un área de reserva natural del Cinturón Verde Europeo a lo largo de la antigua ruta del Telón de Acero. De hecho, existe una ruta ciclista de larga distancia a lo largo de la antigua frontera llamada Iron Curtain Trail (ICT) como un proyecto de la Unión Europea y otras naciones asociadas. El sendero tiene 6.800 km (4.200 millas) de largo y se extiende desde Finlandia hasta Grecia. [73]

El término "Telón de Acero" solo se usó para las fronteras fortificadas en Europa, no se usó para fronteras similares en Asia entre los estados socialistas y capitalistas (estos fueron, por un tiempo, apodados el Telón de Bambú). La frontera entre Corea del Norte y Corea del Sur es muy comparable a la antigua frontera interior alemana, particularmente en su grado de militarización, pero nunca se ha considerado convencionalmente como parte de un Telón de Acero.

Cruce de Helmstedt-Marienborn Editar

los Puesto de control fronterizo Helmstedt – Marienborn (Alemán: Grenzübergang Helmstedt-Marienborn), llamado Grenzübergangsstelle Marienborn (GÜSt) (cruce fronterizo Marienborn) por la República Democrática Alemana (RDA), fue el paso fronterizo más grande e importante en la frontera interior alemana durante la división de Alemania. Debido a su ubicación geográfica, que permite la ruta terrestre más corta entre Alemania Occidental y Berlín Occidental, la mayor parte del tráfico de tránsito hacia y desde Berlín Occidental utiliza el cruce Helmstedt-Marienborn. La mayoría de las rutas de viaje desde Alemania Occidental a Alemania Oriental y Polonia también utilizaron este cruce. El cruce fronterizo existió desde 1945 hasta 1990 y estaba situado cerca de la aldea de Marienborn en Alemania Oriental, en el borde de Lappwald. El cruce interrumpió el Bundesautobahn 2 (A 2) entre los cruces Helmstedt-Ost y Ostingersleben.

Tras un período de estancamiento económico y político bajo Brezhnev y sus sucesores inmediatos, la Unión Soviética disminuyó su intervención en la política del Bloque del Este. Mikhail Gorbachev (Secretario General desde 1985) disminuyó la adherencia a la Doctrina Brezhnev, [74] que sostenía que si el socialismo estaba amenazado en cualquier estado, otros gobiernos socialistas tenían la obligación de intervenir para preservarlo, a favor de la "Doctrina Sinatra". También inició las políticas de glasnost (apertura) y perestroika (reestructuración económica). Una ola de revoluciones se produjo en todo el Bloque del Este en 1989. [75]

Hablando en el Muro de Berlín el 12 de junio de 1987, Reagan desafió a Gorbachov a ir más allá, diciendo: "Secretario General Gorbachov, si busca la paz, si busca la prosperidad para la Unión Soviética y Europa del Este, si busca la liberalización, venga aquí para esto. ¡Señor Gorbachov, abra esta puerta! ¡Señor Gorbachov, derribe este muro! "

En febrero de 1989, el politburó húngaro recomendó al gobierno liderado por Miklós Németh que desmantelara el telón de acero. Nemeth informó por primera vez al canciller austriaco Franz Vranitzky. Luego recibió una autorización informal de Gorbachov (quien dijo "no habrá un nuevo 1956") el 3 de marzo de 1989, el 2 de mayo del mismo año el gobierno húngaro anunció y comenzó en Rajka (en la localidad conocida como la "ciudad de tres fronteras ", en la frontera con Austria y Checoslovaquia) la destrucción del Telón de Acero. Para relaciones públicas, Hungría reconstruyó 200 m del telón de acero para que pudiera ser cortado durante una ceremonia oficial por el ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, Gyula Horn, y el ministro de Relaciones Exteriores de Austria, Alois Mock, el 27 de junio de 1989, que tenía la función de convocar a todos los pueblos europeos aún bajo el yugo de los regímenes nacional-comunistas a la libertad. [76] Sin embargo, el desmantelamiento de las antiguas instalaciones fronterizas húngaras no abrió las fronteras, ni se eliminaron los estrictos controles previos, y el aislamiento por el Telón de Acero seguía intacto en toda su extensión. A pesar de desmantelar la valla ya técnicamente obsoleta, los húngaros querían evitar la formación de una frontera verde aumentando la seguridad de la frontera o resolver técnicamente la seguridad de su frontera occidental de una manera diferente. Después de la demolición de las instalaciones fronterizas, las franjas de los guardias fronterizos húngaros fuertemente armados se endurecieron y todavía existía una orden de disparo. [77] [78]

En abril de 1989, la República Popular de Polonia legalizó la organización Solidaridad, que capturó el 99% de los escaños parlamentarios disponibles en junio. [79] Estas elecciones, en las que los candidatos anticomunistas obtuvieron una sorprendente victoria, inauguraron una serie de revoluciones pacíficas anticomunistas en Europa Central y Oriental [80] [81] [82] que finalmente culminaron con la caída del comunismo. [83] [84]

La apertura de una puerta fronteriza entre Austria y Hungría en el picnic paneuropeo el 19 de agosto de 1989 puso en marcha una reacción en cadena, al final de la cual ya no había RDA y el Bloque del Este se había desintegrado. La idea de abrir la frontera en una ceremonia vino de Otto von Habsburg y se la planteó a Miklós Németh, el entonces primer ministro húngaro, quien promovió la idea. [85] El picnic de Paneuropa se desarrolló a partir de una reunión entre Ferenc Mészáros del Foro Democrático Húngaro (MDF) y el presidente de la Unión Paneuropea Otto von Habsburg en junio de 1989. La organización local en Sopron se hizo cargo del Foro Democrático Húngaro, el otro Se establecieron contactos a través de Habsburgo y el Ministro de Estado húngaro Imre Pozsgay. Se realizó una amplia publicidad para el picnic planificado mediante carteles y volantes entre los turistas de la RDA en Hungría. La rama austriaca de la Unión Paneuropea, que entonces estaba dirigida por Karl von Habsburg, distribuyó miles de folletos invitándolos a un picnic cerca de la frontera en Sopron. [86] [87] Los organizadores locales de Sopron no sabían nada de posibles refugiados de la RDA, pero pensaron en una fiesta local con participación de Austria y Hungría. [88] Más de 600 alemanes orientales que asistían al "Picnic paneuropeo" en la frontera con Hungría traspasaron el Telón de Acero y huyeron a Austria. Los refugiados atravesaron el telón de acero en tres grandes olas durante el picnic bajo la dirección de Walburga Habsburg. Los guardias fronterizos húngaros habían amenazado con disparar a cualquiera que cruzara la frontera, pero cuando llegó el momento, no intervinieron y permitieron que la gente cruzara.

Fue el mayor movimiento de escape de Alemania Oriental desde la construcción del Muro de Berlín en 1961. Los patrocinadores del picnic, Otto Habsburg y el ministro de Estado húngaro Imre Pozsgay, que no estuvieron presentes en el evento, vieron el evento planeado como una oportunidad. para probar la reacción de Mikhail Gorbachev a la apertura de la frontera en el Telón de Acero. [89] En particular, se examinó si Moscú daría a las tropas soviéticas estacionadas en Hungría la orden de intervenir. [90] Después del picnic paneuropeo, Erich Honecker dictó el Espejo diario del 19 de agosto de 1989: “Habsburgo distribuyó folletos a lo largo de Polonia, en los que se invitó a los turistas de Alemania Oriental a un picnic. Cuando vinieron al picnic, les dieron regalos, comida y marcos alemanes, y luego los persuadieron para que fueran a Occidente ”. Pero con el éxodo masivo en el picnic paneuropeo, el posterior comportamiento vacilante del Partido de la Unidad Socialista de Alemania Oriental y la no intervención de la Unión Soviética rompieron las presas. Así se rompió el soporte del Bloque del Este. Ahora, decenas de miles de alemanes orientales informados por los medios se dirigieron a Hungría, que ya no estaba lista para mantener sus fronteras completamente cerradas u obligar a sus tropas fronterizas a usar la fuerza de las armas. El liderazgo de la RDA en Berlín Oriental no se atrevió a bloquear por completo las fronteras de su propio país. [91] [92]

En una sesión histórica del 16 al 20 de octubre, el parlamento húngaro adoptó una legislación que prevé elecciones parlamentarias multipartidistas y elecciones presidenciales directas. [93]

La legislación transformó Hungría de una República Popular a la República, garantizó los derechos humanos y civiles y creó una estructura institucional que aseguró la separación de poderes entre los poderes judicial, legislativo y ejecutivo del gobierno. En noviembre de 1989, tras las protestas masivas en Alemania Oriental y la relajación de las restricciones fronterizas en Checoslovaquia, decenas de miles de habitantes de Berlín Oriental inundaron los puestos de control a lo largo del Muro de Berlín, cruzando hacia Berlín Occidental. [93]

En la República Popular de Bulgaria, el día después de los cruces masivos a través del Muro de Berlín, el líder Todor Zhivkov fue derrocado. [94] En la República Socialista Checoslovaca, tras las protestas de aproximadamente medio millón de checoslovacos, el gobierno permitió viajar al oeste y abolió las disposiciones que garantizaban al partido comunista gobernante su papel principal, antes de la Revolución de Terciopelo. [95]

En la República Socialista de Rumanía, el 22 de diciembre de 1989, el ejército rumano se puso del lado de los manifestantes y se volvió contra el gobernante comunista Nicolae Ceauşescu, que fue ejecutado tras un breve juicio tres días después. [96] En la República Popular Socialista de Albania, el 3 de julio de 1990 entró en vigor un nuevo paquete de reglamentos que da derecho a todos los albaneses mayores de 16 años a poseer un pasaporte para viajar al extranjero. Mientras tanto, cientos de ciudadanos albaneses se reunieron alrededor de embajadas extranjeras para buscar asilo político y huir del país.

El Muro de Berlín permaneció oficialmente custodiado después del 9 de noviembre de 1989, aunque la frontera entre Alemania se había vuelto efectivamente insignificante. El desmantelamiento oficial del Muro por parte del ejército de Alemania Oriental no comenzó hasta junio de 1990. El 1 de julio de 1990, el día en que Alemania Oriental adoptó la moneda de Alemania Occidental, cesaron todos los controles fronterizos y el canciller de Alemania Occidental, Helmut Kohl, convenció a Gorbachov de que abandonara las objeciones soviéticas. a una Alemania reunificada dentro de la OTAN a cambio de una sustancial ayuda económica alemana a la Unión Soviética.


Desciende el "telón de acero" digital

¿Qué es un "telón de acero digital"? Es cuando Big Digital, como el profesor Michael Rectenwald llama a estos Tech Goliath occidentales, se convierten en 'gubernamentalidades', usando una palabra originalmente acuñada por Michel Foucault para referirse a los medios por los cuales los 'gobernados' (es decir, 'nosotros la gente') asimilamos, y reflejar exteriormente, una actitud mental deseada por las élites: “Se podría señalar al enmascaramiento y al distanciamiento social como ejemplos de lo que Foucault quiso decir con su noción de gubernamentalidad”, sugiere Rectenwald.

¿Y cuál es esa "mentalidad" deseada? Es abrazar la transfiguración de la identidad y el estilo de vida estadounidenses y europeos. El presunto presidente electo de los Estados Unidos, las élites europeas y las élites más importantes del 'despertar', además, están públicamente comprometidas con tal "transformación": "Ahora tomamos Georgia, luego cambiamos el mundo" (Chuck Schumer, líder de la minoría del Senado, declaró: celebrando la 'victoria' de Joe Biden) “La derrota de Trump puede ser el principio del fin del triunfo de los populismos de extrema derecha también en Europa”, afirmó Donald Tusk, ex presidente del Consejo Europeo.

En resumen, el "Telón de Acero" desciende cuando las empresas supuestamente privadas (Big Digital) se interpenetran mutuamente con el Estado y luego lo reclaman: ya no se debe persuadir al no creyente que se enfrenta a esta metamorfosis venidera. él puede ser obligado. Los valores regresivos de identidad, raza y género se deslizaron rápidamente en una etiqueta de "herejía". Y como repiten sin cesar los activistas de BLM: “El silencio no es una opción: el silencio es complicidad”.

Con el advenimiento del omnipresente "alcance" de la ideología de Silicon Valley, el diktat puede lograrse armando la "Verdad" vía IA, para lograr un "aprendizaje automático justicia"Que refleja solo los valores de la revolución que se avecina, y a través del" aprendizaje "de la IA montando esa versión de la" verdad "binaria, en contra de una" no-verdad "adversaria (su polo opuesto). La forma en que se produjo esta interpenetración es a través de una combinación de conexiones de financiación iniciales de la CIA y contratos con agencias estatales, particularmente en relación con la defensa y en apoyo de campañas de propaganda al servicio de las narrativas "gubernamentalistas".

Estas plataformas tecnológicas de EE. UU., Durante algún tiempo, se han fusionado de manera efectiva en el 'Estado azul', particularmente en los ámbitos de la inteligencia y la defensa, en la medida en que estos directores ejecutivos ya no se ven a sí mismos como 'socios' o contratistas del estado, sino más bien, como un liderazgo de élite superior, que configura y dirige precisamente el futuro de los Estados Unidos. Sin embargo, su objetivo es avanzar más allá de la "esfera" estadounidense, a la noción de que tal oligarquía de élite eventualmente estaría dirigiendo un futuro "gobierno planetario". Uno, en el que sus herramientas tecnológicas de IA, analítica, robótica y aprendizaje automático, se convertirían en el andamio matemático y digital alrededor de cuya estructura se administra el globo en todas sus dimensiones. No habría política, solo análisis.

El descarado intento de las plataformas de Big Tech y los HSH de escribir la narrativa de las elecciones estadounidenses de 2020 en Facebook y Twitter, junto con su campaña para insistir en que la disidencia es la intrusión de desinformación del enemigo, 'mentiras' provenientes del presidente de los EE. UU. O pura tontería * t - no es más que el primer paso para redefinir a los "disidentes" como riesgos de seguridad y enemigos del bien.

La mención de "herejía y desinformación" también juega el papel de alejar la atención del abismo de desigualdad entre las élites presumidas y las franjas escépticas de la ciudadanía común. Las élites del partido pueden ser notoriamente conocidas por enriquecerse injustamente, pero como valientes caballeros que llevan a los fieles a la batalla, las élites pueden volver a ser objeto de veneración pública y de los medios de comunicación, héroes que pueden llamar a los creyentes '¡una vez más a la brecha!'.

El siguiente paso ya se está preparando, como señala Whitney Webb:

El lunes, la agencia de inteligencia de señales del Reino Unido, GCHQ, lanzó una nueva ofensiva cibernética, que busca apuntar a sitios web que publican contenido considerado como "propaganda", [y que] plantean preocupaciones sobre el desarrollo de la vacuna Covid-19 patrocinada por el estado, y el corporaciones farmacéuticas multinacionales involucradas.

Se están llevando a cabo esfuerzos similares en los EE. UU., Con el ejército financiando recientemente una empresa respaldada por la CIA ... para desarrollar un algoritmo de inteligencia artificial dirigido específicamente a nuevos sitios web que promueven desinformación "sospechosa" relacionada con la crisis de Covid-19, y el Covid-liderado por el ejército de EE. UU. 19 esfuerzo de vacunación conocido como Operation Warp Speed ​​...

El Times informó que el GCHQ "ha comenzado una operación cibernética ofensiva para interrumpir la propaganda contra las vacunas que están difundiendo los estados hostiles" y "está utilizando un conjunto de herramientas desarrollado para abordar la desinformación y el material de reclutamiento vendido por el Estado Islámico" para hacerlo ... La guerra no solo acabará con la "propaganda contra las vacunas", sino que también buscará "interrumpir las operaciones de los ciberactores responsables de la misma, incluido el cifrado de sus datos para que no puedan acceder a ellos y el bloqueo de sus comunicaciones entre ellos".

El Times declaró que "el gobierno considera que abordar la información falsa sobre la inoculación es una prioridad creciente a medida que se acerca la perspectiva de una vacuna confiable contra el coronavirus", lo que sugiere que los esfuerzos continuarán aumentando a medida que una vacuna candidata se acerque a la aprobación.

Este giro más amplio hacia el tratamiento de supuestos "anti-vacunas" como "amenazas a la seguridad nacional" ha estado en curso durante gran parte de este año, encabezado en parte por Imran Ahmed, director ejecutivo de el Centro para la Lucha contra el Odio Digital, con sede en el Reino Unido, miembro del gobierno del Reino Unido Comité Directivo para la Lucha contra el Extremismo Grupo de trabajo piloto, que forma parte de la Comisión para la lucha contra el extremismo del gobierno del Reino Unido.

Ahmed le dijo al periódico británico The Independent en julio que "iría más allá de llamar a los teóricos de la conspiración anti-vacunas para decir que son un grupo extremista que representa un riesgo para la seguridad nacional". Luego afirmó que "una vez que alguien ha estado expuesto a un tipo de conspiración, es fácil llevarlo por un camino en el que abrazar visiones del mundo más radicales que pueden llevar al extremismo violento ... De manera similar, un grupo de expertos vinculado a la inteligencia de EE. UU. Argumentó en un trabajo de investigación publicado unos meses antes el inicio de la crisis de Covid-19 que "el movimiento 'anti-vacunas' de los Estados Unidos representaría una amenaza para la seguridad nacional en caso de una 'pandemia con un organismo nuevo'".

Para ser claros, no es solo la comunidad de inteligencia 'Five Eyes' en el trabajo: YouTube, la plataforma de video dominante propiedad de Google, decidió esta semana eliminar un video del Instituto Ludwig von Mises, con más de 1.5 millones de visitas, por desafiar aspectos de la política estadounidense sobre el coronavirus.

¿Qué diablos está pasando? ¿El Instituto Mises como "extremista" o proveedor de desinformación enemiga? (Por supuesto, hay muchos otros ejemplos).

Bueno, en una palabra, es "China". Tal vez se trate de temores de que China supere a Estados Unidos en términos económicos y tecnológicos en breve. No es ningún secreto que EE. UU., Reino Unido y Europa, en general, han fracasado en su manejo de Covid y pueden estar al borde de la recesión y la crisis financiera.

China, y Asia en general, tienen a Covid bajo un control mucho mejor. De hecho, China puede resultar ser el único estado que probablemente crecerá económicamente durante el próximo año.

Aquí está el problema: la pandemia persiste. Los gobiernos occidentales han evitado en gran medida los bloqueos totales, mientras esperaban alternar entre el distanciamiento social parcial y mantener la economía abierta, oscilando entre subir o bajar los diales en ambos. Pero no están logrando ni lo uno (pandemia bajo control) ni lo otro (salvándose del colapso económico que se avecina). La única salida de este enigma que las élites pueden ver es vacunar a todos lo antes posible, para que puedan ir a toda máquina en la economía, y así evitar que China avance hacia Occidente.

Pero entre el 40% y el 50% de los estadounidenses dicen que rechazarían la vacunación. Están preocupados por la seguridad a largo plazo para los humanos de la nueva técnica de ARNm; preocupaciones, al parecer, que están destinadas a ser rigurosamente des-plataforma para dar paso a la saturación “requerida” de mensajes pro-vacunas en los medios de habla inglesa. paisaje.

Aún no hay evidencia de que la vacuna experimental Moderna o Pfizer haya evitado cualquier hospitalización o muerte. Si los hubo, no se le ha dicho al público. No hay información sobre cuánto tiempo persistiría el beneficio protector de la vacuna. No hay información sobre seguridad. No es de extrañar que exista una precaución pública, que GCHQ y Big Digital pretenden aplastar.

El telón de acero digital no se trata solo de Estados Unidos. Los algoritmos estadounidenses y las redes sociales también saturan Europa. Y Europa tiene sus "populistas" y sus estados "deplorables" (actualmente Hungría y Polonia), sobre los que Bruselas quisiera ver descender la "Cortina" digital de la denigración y el ostracismo político.

Este mes, Hungría y Polonia vetaron el presupuesto de 1,8 billones de euros y el paquete de recuperación del bloque de la UE en represalia por el plan de Bruselas de multarlos efectivamente por violar los principios del "estado de derecho" de la UE. Como el Telégrafo señala: "Muchas empresas europeas dependen del efectivo y, dada la 'segunda ola' de coronavirus que azota el continente, Bruselas teme que los aliados del Grupo Visegrád" puedan mantener a una recuperación como rehén de sus objeciones al estado de derecho de la UE. '' multas ').

¿De qué se trata todo esto? Bueno, el ministro de Justicia de Orbán ha introducido una serie de cambios constitucionales. Cada uno de ellos desencadena disputas sobre el "estado de derecho" con la UE. La enmienda más polémica es una anti-LGBT, que establece explícitamente que la madre es una mujer, el padre es un hombre. Agregará más restricciones para los solteros y las parejas homosexuales que adopten niños, y limitará la transición de género a los adultos.

El veto de Orbán es una prueba más de que un nuevo Telón de Acero desciende por la columna vertebral de, esta vez, Europa. El "Telón" de nuevo es cultural y no tiene nada que ver con la "ley". Bruselas no oculta su disgusto por el hecho de que muchos estados miembros de Europa central y oriental no se adhieran a los valores "progresistas" (es decir, despertados). En su raíz se encuentra la tensión de que "mientras que Europa occidental se está descristianizando, los estados centrales y orientales de Europa están re-cristianizar - la fe había sido antes un punto de reunión contra el comunismo ”, y ahora sirve como manantial para la identidad emergente de estos estados después de la Guerra Fría. (No es tan diferente a algunos distritos conservadores estadounidenses "rojos" que también están volviendo a sus raíces cristianas, frente a la polarización política de Estados Unidos).

Estos eventos combinados apuntan a un punto clave de inflexión que ocurre en la política occidental: una constelación de aparatos estatales y extendidos por el estado ha declarado abiertamente la guerra a la disidencia ('falsedades'), la 'desinformación' extranjera y la opinión no respaldada por sus propios 'hechos'. comprobación'.

Toma una forma concreta a través de la sanción silenciosa y la vigilancia punitiva de las plataformas en línea de Big Digital, bajo el disfraz de abordar el abuso a través de programas de reeducación y capacitación obligatorios a nivel nacional en antirracismo y teoría social crítica en escuelas y lugares de trabajo mediante la incorporación de pasivos obediencia y aquiescencia entre el público al calificar a los anti-vacunas como extremistas, o como riesgos de seguridad y, finalmente, montando una serie de espectáculos públicos y teatro al 'llamar' y avergonzar a los soberanistas y 'regresivos' culturales, que merecen ser 'cancelados' .

A su vez, avanza todo un canon de progresismo arraigado en la teoría social crítica, el antirracismo y los estudios de género. También tiene su propia historia revisionista (narrativas como el Proyecto 1619) y una jurisprudencia progresista para traducir en leyes concretas.

Pero, ¿y si la mitad de Estados Unidos rechaza al próximo presidente? ¿Qué pasa si Bruselas persiste en imponer su cañón progresista separado? Luego, la Cortina de Hierro descenderá con el anillo de metal cayendo sobre la piedra. ¿Por qué? Precisamente porque aquellos que se adhieren a su misión transformadora ven a los transgresores "llamar la atención". como su camino hacia el poder - un estado en el que la disidencia y la herejía cultural se pueden enfrentar con la aplicación (eufemísticamente llamado el "estado de derecho" en Bruselas). Su "intención es mantener permanentemente a los disidentes pasivos y a la defensiva, por temor a ser etiquetados como" extremistas ", y mediante el pánico a los que se sitúan en las vallas, a la aquiescencia.

Es posible que mantener una política occidental unificada ya no sea posible en tales condiciones. Si los perdedores de esta lucha (quienquiera que sea), temen ser abrumados culturalmente por fuerzas que ven su forma de ser como una herejía que debe ser purgada, podemos presenciar un poderoso giro hacia la autodeterminación política.

Cuando las diferencias políticas se vuelven irreconciliables, la única alternativa (no violenta) puede llegar a verse en la ruptura de la unión política.


Europa 1946: desciende el telón de acero

Cuando los aliados se reunieron en Potsdam en septiembre de 1945, estaba claro que Stalin tenía la intención de mantener un control estricto sobre los países de Europa oriental que los ejércitos soviéticos habían ocupado durante la guerra. La desconfianza occidental creció con la insistencia soviética en empujar a Polonia hacia el oeste hacia tierras que contienen millones de alemanes sin mencionar la creciente actividad comunista en Irán, Grecia y en la frontera italo-yugoslava.

Eventos principales

17 de julio-2 de agosto de 1945 Conferencia de Potsdam & # 9650

En julio de 1945, los jefes de gobierno de los Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Soviética se reunieron para determinar cómo se administraría la Alemania de posguerra. Se confirmó el acuerdo de Yalta sobre las zonas de ocupación en Alemania y Austria, así como el enjuiciamiento de los criminales de guerra nazis y el restablecimiento del gobierno polaco. Ante la insistencia de Polonia y la Unión Soviética, la frontera oriental provisional de la Alemania ocupada se trasladó al oeste hasta los ríos Oder y Neisse, y la Unión Soviética anexó el norte de Prusia Oriental y Polonia anexó el sur de Prusia Oriental, Pomerania Oriental, Silesia, Danzig y parte de Brandeburgo mientras cedía gran parte de su territorio oriental a los soviéticos. La nueva frontera fue ratificada por Polonia y Alemania Oriental en 1950. en wikipedia

15 de agosto de 1945 Jewel Voice Broadcast & # 9650

El emperador japonés Hirohito leyó el Rescripto Imperial sobre la Terminación de la Guerra en una transmisión de radio, anunciando al pueblo de Japón que su gobierno había aceptado la Declaración de Potsdam y acordado la rendición incondicional. El discurso fue la primera vez que el Emperador habló con la gente común. en wikipedia

12 de diciembre de 1945 Gobierno del pueblo de Azerbaiyán & # 9650

Con el apoyo de la Unión Soviética, la Asamblea Nacional de Azerbaiyán declaró la creación del Gobierno Popular de Azerbaiyán en Tabriz, en el noroeste del Irán ocupado por los soviéticos. en wikipedia

31 de diciembre de 1945 Retirada de los aliados de Italia & # 9650

A finales de 1945, los aliados se habían retirado de Italia, a excepción de las fuerzas de la Commonwealth británica en Udine y Venezia Giulia, y las fuerzas yugoslavas en el disputado territorio de Istria. Poco después de la retirada, Italia votó en referéndum público para convertirse en República. en wikipedia

17 de abril de 1946 Independencia de Siria & # 9650

Bajo la presión de los nacionalistas sirios, el Reino Unido y los Estados Unidos, Francia completó su retirada militar de Siria el 15 de abril de 1946. Dos días después, el presidente sirio Shukri al-Quwatli declaró la independencia de la República Siria. en wikipedia


El telón de acero desciende sobre Europa - Historia

En febrero de 1945, el primer ministro británico Winston Churchill expresó su creencia de que la paz mundial estaba más cerca del alcance de los estadistas que en cualquier otro momento de la historia. "Sería una gran tragedia", dijo, "si ellos, por inercia o descuido, lo dejaran escapar. La historia nunca los perdonaría si lo hiciera".

La paz se les escapó de las manos. La Segunda Guerra Mundial fue seguida por una Guerra Fría que enfrentó a Estados Unidos y sus Aliados contra la Unión Soviética y sus partidarios. Se la llamó Guerra Fría, pero estallaría en violencia en Corea y Vietnam y en muchos conflictos menores. El período de 1946 a 1991 estuvo marcado por una serie de enfrentamientos Este-Oeste en Alemania, Polonia, Grecia, Checoslovaquia, China, Corea, Vietnam, Cuba y muchos otros puntos conflictivos.

Los orígenes de la Guerra Fría

En marzo de 1946, Winston Churchill anunció que "ha descendido un telón de acero" en Europa. De un lado estaba el bloque comunista, del otro lado estaban las naciones no comunistas.

Una fuente de conflicto entre Estados Unidos y la Unión Soviética fue el destino de Europa del Este. Estados Unidos estaba comprometido con elecciones libres y democráticas en Europa del Este, mientras que la Unión Soviética quería una zona de amortiguamiento de países amigos en Europa del Este para protegerla de futuros ataques de Occidente.

Incluso antes de que terminara la Segunda Guerra Mundial, la Unión Soviética había anexado los estados bálticos de Estonia, Letonia y Lituania, y partes de Checoslovaquia, Finlandia, Polonia y Rumania. Albania estableció un gobierno comunista en 1944 y Yugoslavia lo formó en 1945. En 1946, la Unión Soviética organizó gobiernos comunistas en Bulgaria y Rumania, y en Hungría y Polonia en 1947. Los comunistas tomaron Checoslovaquia en un golpe de estado en 1948.

Otra fuente de tensión Este-Oeste fue el control de las armas nucleares. En 1946, la Unión Soviética rechazó una propuesta estadounidense de crear una agencia internacional para controlar la producción y la investigación de energía nuclear. Los soviéticos estaban convencidos de que Estados Unidos estaba tratando de preservar su monopolio de las armas nucleares.

Una tercera fuente de conflicto fue la asistencia para el desarrollo económico de la posguerra. Estados Unidos rechazó una solicitud soviética de préstamos masivos para la reconstrucción. En respuesta, los soviéticos pidieron reparaciones sustanciales de Alemania.


Discurso de cortina de hierro

El discurso de Winston Churchill & # 8217s & # 8220Sinews of Peace & # 8221 del 5 de marzo de 1946, en Westminster College, utilizó el término & # 8220iron cortina & # 8221 en el contexto de la Europa del Este dominada por los soviéticos:

Churchill mencionó en su discurso que las regiones bajo el control de la Unión Soviética estaban expandiendo su influencia y poder sin ninguna restricción. Afirmó que para frenar este fenómeno, era necesaria la fuerza dominante y la fuerte unidad entre el Reino Unido y los Estados Unidos.

Gran parte del público occidental todavía consideraba a la Unión Soviética como un aliado cercano en el contexto de la reciente derrota de la Alemania nazi y de Japón. Aunque no fue bien recibido en ese momento, la frase cortina de Hierro ganó popularidad como una referencia abreviada a la división de Europa a medida que se fortalecía la Guerra Fría. El Telón de Acero sirvió para mantener a la gente dentro y fuera de la información, y la gente de todo Occidente finalmente llegó a aceptar la metáfora.

Stalin tomó nota del discurso de Churchill & # 8217 y respondió en Pravda (el periódico oficial del Partido Comunista de la Unión Soviética) poco después. Acusó a Churchill de belicista y defendió la "amistad" soviética con los estados de Europa del Este como una salvaguardia necesaria contra otra invasión. Además acusó a Churchill de esperar instalar gobiernos de derecha en Europa del Este para agitar a esos estados contra la Unión Soviética. Andrei Zhdanov, principal propagandista de Stalin, utilizó el término contra Occidente en un discurso de agosto de 1946:

Cortina de Hierro: La Cortina de Hierro representada como una línea negra. Los países del Pacto de Varsovia en un lado del Telón de Acero aparecen sombreados en rojo como miembros de la OTAN en el otro sombreado en azul, países militarmente neutrales sombreados en gris. El punto negro representa Berlín. Yugoslavia, aunque gobernada por los comunistas, se mantuvo en gran parte independiente de los dos bloques principales y está sombreada en verde. La Albania comunista rompió los contactos con la Unión Soviética a principios de la década de 1960, alineándose con la República Popular China después de la división chino-soviética, parece rayada de gris.


Ver el vídeo: Europa, frontera este - DOCUMENTAL COMPLETO


Comentarios:

  1. Halig

    Es muy lástima para mí, que no puedo ayudarte nada. Pero está seguro de que encontrará la decisión correcta. No se desesperen.

  2. Mooguran

    Creo que estás equivocado. Estoy seguro. Propongo discutirlo. Envíeme un correo electrónico a PM, hablaremos.

  3. Menes

    Sí, sí, sí, veamos

  4. Iyioluwa

    Muchas gracias por una explicación, ahora no tolero tales errores.

  5. Colis

    Entre nosotros hablando, yo pasaría otro por.



Escribe un mensaje